Dos o tres cosas que se de ella 64º Festival Internacional de Cine de San Sebastián

capital-europea-2016-festival-donostia-cine-2016-foto-marivi-ibarrola-_1
Por Leandro Martínez
Fotografías: Marivi IBarrola

     Siguiendo el esquema de los últimos años que tan buen resultado les ha dado,  el equipo de José Luis Rebordinos ofreció una inabarcable oferta cinematográfica capaz de contentar y saciar a todo tipo de públicos. Para aquellos que les interesa el cine clásico…

…este año pudieron ver la obra completa de Jacques Becker, autor de la obra maestra LE TROU (1960).

   El Jurado de la Sección Oficial, presidido por el realizador Bille August,  con la productora Esther García entre otros miembros, premió con la Concha de Oro a la película china YO NO SOY MADAME BOVARY, de Xiaogang Feng. En el arranque del film una mujer monta un falso divorcio para obtener un segundo apartamento, pero su marido se vuelva a casar inesperadamente. Intenta denunciarlo, no quiere pasar por una adúltera, de ahí el título español y se ve envuelta en un absurdo periplo judicial.Con sutil humor va criticando hasta las más altas instancias de los políticos chinos. Se ve que también allí lo que predomina son las ocurrencias irracionales. El director encuadra en un circulo la acción en el medio rural para hacer una bella transición a un rectángulo cuando se traslada la acción a la ciudad a la ciudad. La actriz Fan Bingbing, muy popular en su país, al final de film desvela que la motivación inicial era otra: estaba embarazada y quería sortear la prohibición de tener un segundo hijo.  Recibió con todo merecimiento Concha de Plata a la mejor actriz.

     También con todo merecimiento, la Concha de Plata al mejor actor fue para el inmenso Eduard Fernández en EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS. Interpreta a Francisco Paesa el espía (y muchas cosas más) que engañó al corrupto Roldán, pues le birló todo lo que había robado y se pitorreó del gobierno español cuando Belloch era biministro de González. Alberto Rodríguez, en la senda de LA ISLA MINIMA, ha vuelto a dirigir otra gran película: apabullante reconstrucción de nuestro pasado más cercano, con notables interpretaciones de Marta Etura y José Coronado. El premio al mejor guión lo recibieron Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen por QUE DIOS NOS PERDONE, dirigida por este último.Nada que ver con la pequeña STOCKHOLM, es un intenso thriller donde dos policias, el uno violento y el otro tartamudo, tienen que capturar a un violador y asesino de ancianas.  Muy bien interpretados por Roberto Alamo y Antonio de la Torre quienes cargan con graves traumas personales. El epílogo resulta de lo más desconcertante pero el film en su conjunto merece la pena.

     El premio Especial del Jurado fue para dos pequeñas películas. EL GIGANTE, de Johannes Nyholm, es la historia de un “hombre elefante” que juega y gana a la petanca. La parte onírica  nos endosa un edulcorado happy end cuando se va al Paraiso con su madre a lomos del mencionado Gigante. También es algo tramposilla EL INVIERNO, de Emiliano Torres.  La confrontación entre un viejo capataz de un rancho de la Patagonia que es despedido y el joven que le reemplaza. Recibió también el Premio a la mejor fotografía. No me pregunten por qué. 

   El coreano Hong Sang-soo recibió la Concha de Plata al mejor director. Cineasta que competía por primera vez en San Sebastían, con estilo muy personal y premios en Cannes y Locarno. Su film YOURSELF AND YOURS puso a prueba la paciencia de este espectador.

    Quedaron fuera del palmares: NOCTURAMA, de Bertrand Bonello,  pretenciosa película que aborda el terrorismo.¿Está justificando la imbecilidad?

     LADY MACBETH, de William Oldroyd, basada en en LADY MACBETH DE MTSENSK, del ruso Nikolai Leskov, es una magnífica opera prima de composiciones austeras, bellos planos fijos, inquietantes personajes cercanos a CUMBRES BORRASCOSAS y todo en 89 minutos. Un cineasta a seguirle la pista.

    PLAYGROUND, de Bartrosz M. Kowalski, se basa en hechos reales:  el secuestro y asesinato de un niño por dos chavales. Así sin más. Crueldad gratuita, sin molestarse  en presentar ninguna hipótesis. Algo similar a JESUS, de Fernando Guzzoni, jovenes ninis que asesinan a un gay en una noche de borrachera y drogas y en AS YOU ARE, de Miles Joris-Peyrafitte, donde la amistad entre dos chicos que se acaban enrollando  termina en asesinato.

    En LA FILLE DE BREST , de Emmanuelle Bercot, una belicosa doctora (interpretada con exceso por Sidse Babett Knudsen, conocida por protagonizar  la serie BORGEN)  se enfrenta a los fabricantes de un fármaco que ocultan que están matando a los enfermos.

    ORPHELINE, de Arnaud des Pallières,  narración de  cuatro etapas de la vida de una mujer con cuatro actrices diferentes. 

   THE OATH, de Baltasar Kormakur,  es un  thriller de escasa verosimilitud, donde un cirujano se carga al novio dealer de su destalentada hija.

    AMERICAN PASTORAL, dirigida e interpretada por Ewan McGregor, está basada en el novelón de Philip Roth y es un discreta ilustración del impacto de la guerra del Viet-Nam en una idílica familia americana.

    RAGE, de Lee Sang-il, mezcla varias parejas que sospechan si no estarán conviviendo con un criminal.

    Siguiendo en la Sección Oficial pero fuera de concurso: VIVIR Y OTRAS FICCIONES, de Jo Sol, es una conmovedora película de un hombre en silla de ruedas que quiere vivir su sexualidad y de un hombre recién salido del psiquiátrico que quiere disfrutar de la vida.

    SNOWDEN, de Oliver Stone, es una escenificación del proceso de concienciación de Edward Snowden que le llevó a dar a conocer una enorme cantidad de documentos clasificados donde se ponía de manifiesto como el poder, con la excusa de la seguridad, nos vigila abusivamente a todos los ciudadanos.

    UN MONSTRUO VIENE A VERME, de J.A.Bayona, , combina con habilidad y honestidad el mundo onírico de un niño, con brillantes secuencias de cine de animación, con la dura realidad de tener que asumir que su madre va a morir de cancer. 

    COLOSSAL, de Nacho Vigalondo, parte una idea brillantísima con una maravillosa Anne Hathaway para caer, una vez más, en el exceso.

 BIGAS X BIGAS, de Santiago Garrido Rua, es un retrato del cineasta Bigas Luna más en su faceta de hortelano que cineasta, ignorando por completo sus mejores films: BILBAO(1978) y CANICHE (1979). Eso sí, aparece el ubícuo Luis Alegre achuchando a… Penélope Cruz. No podría ser otra manera.

    THE MAGNIFICENT SEVEN, de Antoine Fuqua, es un innecesario remake de LOS SIETE MAGNIFICOS (John Sturges, 1960),  programado para acompañar al premiado a Ethan Hawke.

    La sección “Perlas” reúne films que han sido premiados en otros festivales. Como  NERUDA, de Pablo Larrain,  un estimulante juego dialéctico entre el poeta comunista Pablo Neruda y el policia que tiene encomendado detenerle, a pesar de una plúmbea voz en off.

    Isabelle Hupert protagonizó EL PORVENIR, de Mia Hansen-Love, haciendo creíble el amargo otoño de una mujer despojada de todo y de todos  y ELLE, Paul Verhoven, donde nos encandila con su amoralidad.

    François Ozon presentó FRANTZ, un interesante remake de REMORDIMIENTO (Ernst Lubitsch, 1932).

    Ken Loach sigue en su linea habitual de denuncia de los excesos del poder  en I DANIEL BLAKE. Desgraciadamente también con su habitual esquematismo bienintencionado. Recibió el Premio del público.

    El maestro Hirokaru Koreeda sigue en estado de gracia en la deliciosa DESPUES DE LA TORMENTA. Una delicia.

   La Isla de Lampedusa es en FUEGO EN EL MAR, de Gianfranco Rosi,  el escenario de llegada de inmigrantes y de la vida de un niño con el ojo vago. Una maravilla de documental.

    LA LLEGADA, de Denis Villeneuve, es otra más de alienígenas que quieren comunicarse con nosotros. 

    El premio Zabaltegui-Tabakalera fue para EAT THAT QUESTION: FRANK ZAPPA IN HIS OWN WORDS, de Thorsten Schütte. En esta sección Jim Jarmusch presentó GIMME DANGER, excelente documental sobre Iggy Pop y The Stooges. Un prodigio de montaje con la lengua afilada de Iggy Pop. No se la pierdan cuando se estrene.

    En la sección de Nuevos Directores Jim Jarmusch se encargó de la producción de PORTO, de Gabe Klinger, una bellísima historia de amor con música de la pianista etíope Emahoy Tsegué-Maryam Guèbrou.  Otra magnífica historia de amor, en este caso lésbica fue OUR LOVE STORY  del coreano Lee Hyun-ju.

   PINAMAR, de Federico Godfrid, pequeña película sobre relaciones filiales y busqueda del amor.

   FIN DE SEMANA, de Moroco Colman, fallida en su intento de establecer puentes con el pasado.

    SOMETHING IN BLUE, de Yumbo Li, nos presenta bellas imágenes de China donde unos adolescentes intentan vivir su vida. Nada que ver con ONE HUNDRED AND FIFTY YEARS OF LIFE, de LiuYu,donde un padre nonagenario tiene que cuidar de su hijo discapacitado sesentón ante los ataques de las arpías de sus hijas. Contiene la mejor secuencia todo el Festival. Si la ven ya sabrán a qué me refiero. 

 

Artículos relacionados :