México: Popocatépetl e Iztaccíhuatl

Por Emilio Mendoza

   Estimados lectores, quiero contarles algo acerca de algunas maravillas naturales de nuestro México querido. En esta ocasión les hablaré del Popocatépetl y del Iztaccíhuatl, dos inmensos volcanes situados en los límites territoriales de los estados de México y Puebla. Estas enormes montañas se encuentran a unos 70 km al sureste de la Ciudad de México y a menos de 50 al oeste de la capital poblana. Ambos volcanes están nevados durante todo el año y en un día…

Emilio Mendoza de Gyves

Corresponsal del Pollo Urbano en Mexico
www.emimendoza.com

  … despejado, sus imponentes picos blancos se pueden apreciar desde la Ciudad de México, ofreciendo al espectador una vista impresionante.

Popocatépetl

   El nombre Popocatépetl proviene del vocablo náhuatl que significa “montaña que humea”. Es la segunda montaña más alta de México, alcanzando una altura de 5465 metros sobre el nivel del mar, sólo superado por los 5610 metros del volcán Citlaltépetl, ubicado entre los estados de Puebla y Veracruz. El Popocatépetl tiene una forma cónica simétrica, con glaciares permanentes en la parte superior de la montaña, cerca del cráter.

   Actualmente, la actividad del Popocatépetl es moderada, con constantes emisiones de fumarolas, una mezcla de gases y vapores que surgen por las grietas exteriores del volcán, haciendo honor a su nombre. Su actividad se ha incrementado desde mediados de la década de 1990, con erupciones menores repentinas e imprevistas de ceniza y material volcánico que recientemente han alertado a las comunidades que viven en las laderas del volcán, cubriendo con la ceniza las ciudades cercanas.

Iztaccíhuatl

   El nombre del volcán Iztaccíhuatl, proviene del vocablo náhuatl que significa “mujer blanca”, pero también es conocido como la “mujer dormida”, ya que su perfil nevado, visto desde lejos, asemeja la silueta de una mujer acostada cubierta de un manto blanco. De hecho, la montaña está formada por cuatro picos que coinciden con cabeza, pecho, rodillas y pies provocando el contorno femenino imaginario. El más alto de los picos alcanza los 5286 msnm. Iztaccíhuatl es un volcán extinto y es un destino muy visitado por alpinistas y excursionistas aventureros.

La leyenda de Popocatépetl e Iztaccíhuatl

   El Popo y el Izta, como cariñosamente también se les conocen, comparten una historia que se remonta a la época prehispánica. Según la mitología azteca, los volcanes fueron alguna vez humanos. Esta leyenda cuenta que Popocatépetl era un valiente guerrero profundamente enamorado de Iztaccíhuatl, una bella princesa. El padre de Iztaccíhuatl, un poderoso gobernante, envió a Popocatépetl a la guerra, prometiéndole a su hija como esposa si regresaba victorioso. Un rival de Popocatépetl envió un mensaje falso al gobernante diciendo que el guerrero había sido asesinado cuando, en verdad, Popocatépetl había ganado la batalla y estaba listo para regresar a lado de su Iztaccíhuatl. Al escuchar las noticias falsas, la princesa enfermó y murió de tristeza. Cuando Popocatépetl regresó triunfante a su pueblo se encontró con la muerte de su amada. Abatido por tan grande dolor, Popocatépetl muere junto a su amada. Los dioses convirtieron a esos humanos en montañas para que finalmente pudieran estar juntos. Hasta el día de hoy, el Popocatépetl sigue cuidando a su amada mientras ella duerme. Existen aún más versiones de la misma leyenda, sin embargo, está es una de las más populares.

Artículos relacionados :