México: La Golondrina (Las Golondrinas)


Por Emilio Mendoza

   Estimados lectores, en esta ocasión les propongo escuchar una canción mexicana considerada antiguamente el himno a los exiliados, pero con el pasar del tiempo se convirtió en el tema nacional para la celebración de despedidas y funerales: “La Golondrina”, popularmente conocida en el México moderno en su forma plural, “Las Golondrinas”.


Emilio Mendoza
Corresponsal del Pollo en México
www.emimendoza.com

Ave migratoria

    La Golondrina (o Las Golondrinas) es una canción tradicional mexicana símbolo de las despedidas tristes. La canción utiliza la imagen de una golondrina, ave migratoria que representa el símbolo de un largo viaje con una prolongada ausencia, despertando sentimientos de melancolía, pero también evocando la esperanza de regresar algún día. La Golondrina se convirtió en la canción distintiva de los mexicanos exiliados del siglo XIX. Con el paso de los años, esta triste canción fue adoptada en México para las ceremonias de despedida. Una tradición que ejerce una influencia sobre la conducta de los mexicanos que solemos decir adiós con este tema a alguien que muere, a los compañeros de la escuela cuando nos graduamos, a alguien que se marcha. Inclusive el solo hecho de empezar un año nuevo nos hace recurrir a las melancólicas notas de esta obra maestra. Hasta la fecha, después de más de 150 años de existencia, La Golondrina sigue formando parte de la vida cultural-emocional cotidiana del mexicano.

   Esta extraordinaria composición musical fue escrita en 1862 por el médico mexicano Narciso Serradell Sevilla (1843-1910). Se dice que la escribió poco antes de ser exiliado en Francia al ser capturado por el ejército francés durante la intervención de ese país en México. Por lo que respecta al texto, existe controversia acerca de su autor. Según las referencias de Wikipedia, la letra de La Golondrina se le atribuye a Niceto de Zamacois (1820-1885), historiador, periodista, novelista y poeta español, emigrado a México en 1840. Es probable que Niceto Zamacois, que vivió sus últimos años en México, cuando escribió el poema estuviera pensando en su país natal al que nunca pudo regresar. De ser así, se explica el porqué de tanta melancolía expresada sea en la melodía como en la letra. Ambos autores reflejaron añoranza de sus patrias en este poema musical.

La Golondrina que emigró a todos los continentes

   La música de La Golondrina ha viajado por todos los continentes. Sus impecables notas musicales han complacido a miles de personas de todo el mundo. Sin embargo, esos hermosos acordes han motivado la adaptación de su letra en otros idiomas sin mantener el sentimiento de tristeza por la ausencia o la pérdida de alguien o la ausencia en un lugar querido, que era la intención original de sus autores. De tal manera que la música de Serradell dio vida a canciones de amor y de otra índole en varias partes del globo. Entre las adaptaciones más importantes tenemos la de “She wears my ring” (Ella usa mi anillo) escrita en inglés por los Bryant, en 1960 y cantada, entre los más famosos, por Elvis Presley.

La Golondrina y el cine

   La canción de La Golondrina también hizo historia en el cine. Fue incluida por Sam Peckinpah en la banda sonora de la película “The Wild Bunch” dirigida por Jerry Fielding en 1969. Los habitantes de un pueblo mexicano cantan La Golondrina para despedir a un grupo de rebeldes que enfrentarán al jefe del ejército federal que ha secuestrado injustamente uno de los aldeanos. Los pobladores cantan la canción como signo de agradecimiento y estímulo para ese enfrentamiento que están por realizar contra los federales en pos de salvar al secuestrado.

   La Golondrina también fue incluida en la banda sonora de la película: Invasión (Starship Troopers), (en España: Las brigadas del espacio).

Una publicación de la canción en el siglo XIX

   Gracias a una colección digital de partituras (www.cudl.colorado.edu) se tiene conocimiento de un documento impreso con la canción de La Golondrina traducida en inglés con el título “An exile to a swallow” (Un exilio a una golondrina). Se trata de un folleto publicado en marzo de 1883. La portada del panfleto tiene dibujos coloreados de las banderas de México y de Estados Unidos, menciona la fecha y tiene la siguiente declaración escrita en inglés:

   En México, la golondrina toma con firmeza los corazones de la gente como lo hace el “hogar dulce hogar” sobre los afectos de aquellos que hablan la lengua inglesa. Si es segundo, da lugar solamente al himno nacional, y ni siquiera a eso bajo ciertas condiciones o en su propia esfera.

   Cierra la portada presentando los elogios del Ferrocarril Nacional de México, por la única ruta corta y directa a la ciudad de México, y la única línea que llegaba a Monterrey y Saltillo en aquella época. El folleto que tiene las notas y la letra de la canción traducidas en inglés, indica solo el nombre de la persona que lo revisó, pero el nombre del compositor mexicano no es mencionado en ninguna parte. La contraportada del folleto exhibe el mapa de las rutas de ferrocarriles nacionales y sus conexiones entre México y Texas de aquel entonces.

   Composición acróstica

    Otras fuentes indican como autor de la letra original de La Golondrina al español Francisco Martínez de la Rosa, siendo Serradell quien adaptó el poema para poder ser cantado. Se trata de un poema que oculta una frase formada con las letras iniciales de cada verso, leídas verticalmente dicen: “Al objeto de mi amor”. Obviamente, no todas las versiones, ni mucho menos las adaptaciones respetan ese ingenioso acróstico.

La del estribo

   Miren queridos amigos que coincidencia. Despido este artículo proponiéndoles la música y la letra de Las Golondrinas. He preparado para ustedes algunas versiones de este poema musical que para mí son las más significativas. Sin embargo, no todas siguen todas las estrofas. El segundo texto que les dejo, parece ser el original, el que respeta el acróstico: Al objeto de mi amor.

 

   Un fragmento de la película “The Wild Bunch” donde La Golondrina (The Swallow) es interpretada: https://www.youtube.com/watch?v=0_A6tGZp6lY

  Gracias y prometan no llorar, ya que regresaré muy pronto con otro artículo sobre nuestro México querido.

  Esta es una de tantas versiones:

 

A dónde irá veloz y fatigada

La golondrina que de aquí se va

O si en el viento se hallará extraviada

Buscando abrigo y no lo encontrará.

 

Junto a mi lecho le formaré su nido

En donde pueda la estación pasar

También yo estoy en la región perdido

Oh cielo santo y sin poder volar.

 

Deje también mi patria idolatrada

Esa mansión que me miró nacer

Mi vida es hoy errante y angustiada

Y ya no puedo a mi mansión volver.

 

Ave querida amada peregrina

Mi corazón al tuyo acercaré

Voy recordando tierna golondrina

Recordaré mi patria y lloraré

 

Una versión más cercana a la original con el acróstico: Al objeto de mi amor:

 

¿A dónde irá veloz y fatigada

la golondrina que de aquí se va?

Oh, si en el viento se hallara angustiada

buscando abrigo y no lo encontrara.

 

Junto a mi lecho le pondré su nido

en donde pueda la estación pasar;

también yo estoy en la estación (región) perdido.

¡Oh, cielo santo!, y sin poder volar.

 

Dejé también mi patria idolatrada,

el bello suelo que me vio nacer;

mi vida es hoy errante y angustiada,

inutilmente lograré volver.

 

Ave amada, dulce peregrina,

mi corazón al tuyo estrecharé,

oiré tu canto, tierna golondrina,

recordaré mi patria y lloraré.

Artículos relacionados :