Rumanía: Sibiu, la ciudad medieval/Adrian Iepure


Por Adrian Iepure

Sibiu, la ciudad medieval mas bonita de Rumania

     Sibiu es una ciudad medieval que se encuentra en el sureste de la Transilvania a los pies de los Cárpatos.Sibiu ha siempre sido considerada una ciudad misteriosa,

una Fortaleza muy bien fortificada y muy difícil a conquistar. Ha sido la capital cultural Europea en 2007. El Casco antiguo de Sibiu retiene la grandiosidad de su época cuando el comercio regional era rico y poderoso.

     Si quieren saber más de su historia, la leyenda del valiente caballero Hermann, las historias de los sajones y rumanos, cuentos sobre edificios y gente, la leyenda del hijo de Drácula, por qué no es bien decir una mentira en el Puente de las Mentiras y el impacto del comunismo sobre esa región histórica, entonces os invitamos optar por una visita guiada. Por algunas horas viajarán en tiempo, vivirán su propio relato, su propia fantasía.

     Los primeros documentos de la ciudad datan de 1191, cuando el Papa Celestino III mencionó a los colonos alemanes en Transilvania (los sajones transilvanos) con su sede en Sibiu, entonces llamada Cibinum. Fue construida sobre un asentamiento romano conocido a inicios de la Edad Media como Caedonia, al parecer deshabitado en el momento de la llegada de los sajones.

     En el siglo XIV, el poblado ya era un importante centro comercial en la región. En 1376 los artesanos se agruparon en 19 gremios diferentes. Sibiu se convirtió en la más importante de las siete ciudades con importante presencia alemana, que dieron a Transilvania el nombre deSiebenbürgen en idioma alemán (literalmente “siete ciudades”). Por otro lado, Sibiu se convirtió en la sede de la Universitas Saxorum, la Asamblea de Alemanes en Transilvania. En el siglo XVII, la opinión pública reconocía a Sibiu como la ciudad más oriental de la esfera europea; era también el punto oriental más extremo al que llegaban las rutas postales.

     Durante los siglos XVIII y XIX la ciudad llegó a ser uno de los centros de cultura rumana más importantes de la región. En ella se fundó el banco Albina, el primero de propiedad rumana y, también, la Asociación Cultural ASTRA (Asociación Transilvana para la Literatura y la Cultura rumanas). En 1860, tras el reconocimiento de la Iglesia Ortodoxa Rumana en el Imperio austrohúngaro, Sibiu se convirtió en susede metropolitana. Actualmente se considera a la ciudad como la tercera en cuanto a importancia religiosa ortodoxa en Rumania.

     Entre la Revolución húngara de 1848 y el año 1867 (el año del Ausgleich), Sibiu fue el punto de reunión de la “Dieta de Transilvania”, que había adquirido su forma más representativa tras el acuerdo del Imperio para extender el derecho a voto en la región.

     Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, con la disolución del Imperio austrohúngaro, Sibiu pasó a formar parte de Rumanía. La mayoría de su población era de ascendencia alemana (hasta 1941), pero también había importantes comunidades de rumanos y húngaros. Entre 1950 y 1990, la mayor parte de la población de origen alemán emigró a Alemania. Entre los aproximadamente 2.000 que permanecieron en la ciudad, se encuentra Klaus Johannis, el actual alcalde de Sibiu, elegido en el año 2005.

     Cuidadosamente restaurada, la ciudad alberga el Museo de arte Samuel Bruckenthal, abierto por el ex gobernador de Transilvania en 1817, con obras maestras de la pintura universal (Antonello da Messina, Boticelli, Tiziano, Rubens, Jan Van Dyck, Memling y Breugel).

     Un sitio muy bonito para visitar es el Museo Etnográfico al aire libre mas grande de Europa, el Astra (Asociación Transilvana), cerca de Sibiu en Dumbrava, de 96 hectáreas, que expone 340 edificios correspondientes a los estilos arquitectónicos de todo el país. Conserva numerosas instalaciones todavía funcionales de técnica popular: molinos de viento y de agua, prensas para vino o talleres de forja. Desde los 1860 adelante, Sibiu llegó a ser el asiento del Obispo Metropolitano. La ciudad es considerada todavía como el tercero mayor de los centros importantes de la Iglesia Ortodoxa Rumana.

     También Sibiu conocida como “la ciudad de los ojos” es una de las ciudades rumanas que mejor conservan su trazado medieval. Se caracteriza por sus tejados con ventanas en forma de ojos que te observan todo el tiempo

     El casco antiguo de Sibiu se extiende a lo largo de la ribera derecha del río Cibin, sobre una colina localizada a unos 200 m del mismo. Se compone de dos entidades diferentes: laCiudad Alta y la Ciudad Baja. Tradicionalmente, la Ciudad Alta era la zona más rica y el lugar donde se localizaban los comercios, mientras que la Ciudad Baja era mayoritariamente industrial.

La Ciudad Baja

     La Ciudad Baja (en rumano: Ora?ul de jos) se fundó entre el río y la colina y se desarrolló alrededor de las primeras fortificaciones. Las calles son largas y bastante anchas para los estándares medievales. Allí se encuentran algunas plazas pequeñas. La arquitectura es rústica: predominan las casas de dos plantas, con techos altos y portales que conducen a callejones interiores.

     La mayoría de las fortificaciones exteriores se perdieron con el desarrollo industrial y con el urbanismo de finales del siglo XIX; sólo se conserva una de las dos torres. Un edificio emblemático del urbanismo moderno es el del colegio Independen?a.

     Esta área cuenta con la iglesia local más antigua, la cual data del 1386.

La Ciudad Alta

     La Ciudad Alta en rumano Ora?ul de sus, se ha desarrollado alrededor de tres plazas y de un grupo de calles a lo largo de la colina. Aquí se encuentran más puntos de interés ya que es la parte donde tenían lugar la mayoría de las actividades económicas de la ciudad.

La Plaza Grande

     La Plaza Grande (Rumano: Pia?a Mare, Alemán: Grosser Ring o Grosser Platz) es, como indica su nombre, la plaza mayor de la ciudad. Esta ha sido el punto central de Sibiu a partir del siglo XVI. Con 142m de largo y 93m de ancho, es una de las plazas más grandes de Transilvania.

     El Palacio Brukenthal, uno de los más importantes de los monumentos barrocos de Rumania, se encuentra en la esquina noroeste de esta plaza. Fue construido entre los años 1777 y 1787 y servió como residencia principal del gobernador deTransilvania Samuel von Brukenthal. Aloja la principal parte del Museo Nacional Brukenthal, inaugurado en 1817. Justo al lado se encuentra la Casa Azul, una casa barroca del siglo XVIII que, en su fachada, lleva el viejo escudo de armas de Sibiu.

     En el lado norte se encuentra la Iglesia Jesuita. También en el lado norte, a principios del siglo XX se hizo una construcción en estilo moderno que hoy en día es la sede del Ayuntamiento.

     Cerca de la Iglesia Jesuita, en el lado norte, se encuentra la Torre del Consejo, uno de los símbolos de la ciudad. Esta antigua fortaleza del siglo XIV ha sido reconstruida varias veces a lo largo de los años. El edificio colindante era utilizado para las reuniones del consejo de la ciudad; debajo existe un callejón de doble sentido que une la Plaza Grande con la Plaza Pequeña.

     En los lados este y sur hay casas de dos y tres plantas, con altos áticos y ventanas pequeñas, conocidas como los ojos de la ciudad. La mayoría de estas casas datan de los siglos XVII y XIX, en su mayoría son de estilo barroco.

La Plaza Pequeña

     Como indica el nombre, la Pia?? Mic? es la más pequeña, siendo bastante más larga que ancha. Su lado noroeste tiene una forma curvada, mientras que la Plaza Grande es casi rectangular. Por lo tanto, la Pia?? Mic? desempeña un papel menor en la vida actual de la ciudad.

     La plaza está conectada a otras dos plazas y a otras calles por medio de callejones pequeños y estrechos. El acceso principal a la parte baja de la ciudad es por medio de la calle Ocnei, la cual divide la plaza en dos. La calle pasa bajo el Puente del Mentiroso en aleman (Lügenbrücke), el primer puente de hierro forjado en el actual territorio de Rumania (1859). Fue construido en Laubach, en la tierra de Hessa y montado en Sibiu, reemplamzando un puente de lena.

     Elementos constitutivos del puente: tiene dimensiones alrededor de 5 m longitud y 1,6 m altura, y la apertura del puente es de 10,5 m.

Leyendas

     Una antigua leyenda dice que un chico, al cual le gustaba mentir, se fue en un viaje. Cuando regreso, le conto a su padre que encontro en el camino un perro tan grande como un caballo. Oyendo semejante cosa, el padre le conto a su hijo sobre el puente de los mentirosos, diciendole que tiene que pasar encima del puente, en el dia que mintio. Solo que el puente no es uno al que se acostumbra encontrar: el que mintio, se rompera con certeza una pierna. Inmediatamente, las dimensiones del perro del cuento del nino empezaron a ser mas pequenas…

     A la derecha del puente se encuentra otro símbolo de la ciudad, La Casa de las Artes, un edificio con muchas arcadas y que perteneció antiguamente al gremio de los carniceros. En el lado izquierdo del puente se encuentra la Casa Luxemburgo, un edificio barroco de cuatro niveles, antigua sede del gremio de los orfebres. En la misma plaza se encuentra la antigua sede de los farmacéuticos.

Plaza Huet

     La Plaza Huet es la tercera de las tres plazas principales de Sibiu. Su característica más notable es la Catedral Luterana Evangélica que se levanta en su centro. Es el lugar donde se construyeron las primeras fortificaciones. Las construcciones que rodean la plaza son principalmente góticas. En el lado oeste se encuentra el instituto de educación secundaria Brukenthal, en el lugar de una antigua escuela del siglo XV.

Las fortificaciones

     Sibiu ha sido una de las más importantes ciudades amuralladas del sureste de Europa. Múltiples anillos fueron construidos alrededor de la ciudad, la mayoría con ladrillos de adobe. Las murallas del sureste son las mejor conservadas y las tres líneas paralelas son todavía visibles: la primera es un muro exterior de adobe, la segunda es un muro de ladrillo rojo de 10 metros de altura y la tercera línea está compuesta por torres conectadas entre sí por otro muro de 10 metros de altura. Todas las estructuras están conectadas mediante laberintos de túneles y callejones, concebidos para asegurar la conexión entre la ciudad y las líneas de defensa.

     En el siglo XVI muchos elementos modernos fueron añadidos a las fortificaciones, principalmente bastiones . Uno de ellos, el bastión Haller aún existe y se puede admirar a lo largo de la Avenida Coposu.

Callejón de las Escaleras

     El callejón Passage de las Escaleras nos lleva hacia la Ciudad Baja. Desciende a lo largo de las fortificaciones por debajo de sus arcadas. Es el más pintoresco de los callejones que unen las dos partes de la ciudad. 

El Museo de Historia (Casa Altemberger) 

     ¿Saben que el edificio del museo fue el ayuntamiento de la ciudad por más de 4 siglos? ¿Saben que este edificio representa el monumento gótico más preservado de laTransilvania? ¿Saben que su torre fue utilizada como una cárcel? Pueden aprender muchas cosas interesantes sobre el museo de historia aquí. 

El Museo Historia de la Farmacia

     “Al Oso Nero” fue la primera farmacia abierta en nuestro país (1498). Un edificio gótico maravilloso con influencias renacentistas donde podemos visitar un laboratorio medical con una colección homeopática comprendiendo más de 2.900 piezas.

 El Museo al Aire Libre

      Un concepto diferente de museo que intenta nos hacer comprender mejor la vida de los campesinos de no importa cual parte del país. El museo acoge monumentos originales representativos del sistema de valores de la civilización tradicional rumana. Aquí pueden admirar objetos domésticos y decorativos, talleres artesanales, Iglesias de Madera, posadas, crucifijos y muchas otras.

¡Si teneis tiempo y quereis visitar una ciudad medieval, muy bonita, os recomiendo la ciudad de Sibiu!

Fuentes:

www.google.com, www.wikipedia.ro, www.sibiu.ro, www.laciudadviva.com, www.inforumania.com

Artículos relacionados :