Ribagorza: Con el culo al aire

152pilona eléctricaP
Por Feli Benítez

            Mi gata, hace unas semanas, me trajo un regalo: un pobre pajarito, asustado y al que le faltaba alguna pluma, que rescatamos de ser juguete y al que le prodigamos todos los cuidados. Lo pusimos a salvo, le dimos calor, agua y comida. Dos días más tarde lo encontramos muerto.

 

PBenitezFeli0       

Feli Benitez
Corresponsal del Pollo Urbano en la Ribagorza
www.eltallerdefeli.blogspot.com

           Aunque, en apariencia, el ave no parecía herida, pensé que el daño debía de haber sido mayor del que yo evalué en principio y con el animalito exánime entre las manos me vinieron varias reflexiones en mente. Vivo rodeada de animales. Muchos de ellos, la mayoría, son aves (sin contar a los maravillosos insectos de toda forma y color imaginables). Carboneros, herrerillos, pinzones, garrapinos, petirrojos, bisbitas, trepadores azules, ruiseñores y mitos son algunos de mis vecinos habituales. Nos conocen bien: a alguno de ellos, les ayudamos a pasar el invierno poniendo lana en el alfeizar de la ventana y alpiste en un comedero en la terraza. Otros -oropéndolas, abubillas, carracas, abejarucos, pitos verdes, gavilanes, golondrinas y cucos- vienen de visita de cuando en cuando o, como los turistas, cuando el calor invita.

            La vida animal bulle a mi alrededor. Los pájaros me alegran la vista con sus vuelos, saltos y acrobacias; los oídos con sus parloteos en infinidad de lenguas diferentes, todas ellas llenas de música y el espíritu al saberme compartiendo el aire feraz. Viven junto a mí pero…no sé dónde mueren. Bueno, alguno sí: la semana pasada, retiramos un milano negro de la carretera y en mis paseos por el campo he encontrado rapaces electrocutadas por el tendido eléctrico.­­

            Y aquella reflexión primera acerca de dónde se detiene la vida multiforme y bulliciosa de los animales que me acompañan, adobada con las preocupantes noticias de las últimas semanas que afectan directamente a la Ribagorza, me lleva a otra que quiero compartir con los lectores: ¿Qué futuro tiene la vida en la Ribagorza? Y aquí, cuando digo vida, me refiero a la vida de todos los animales sin exclusión: Invertebrados, aves, peces, reptiles, anfibios y mamíferos. Repito: MAMÍFEROS por si alguien no ha caído en la cuenta de que estoy hablando también de las personas que habitan este territorio amenazado, pues otra cosa no somos que arrogantes mamíferos bípedos.

            Somos animales que no recordamos que somos vulnerables hasta que la adversidad lo evidencia. Nos quedamos quietos cuando nos dicen que estamos enfermos y que van a intervenir para curarnos y por nuestro bien. Nos ponen un camisón abierto por detrás y nos tumban en la camilla con la promesa de velar por nuestra salud. Nos dejan con el culo al aire y resulta que quien dice procurar nuestro bienestar no es un honesto facultativo que tiene siempre presente el juramento hipocrático sino…el mismísimo doctor Mengele.

            Para quien se pregunte a qué obedece esta analogía, decirle que estas tierras han soportado históricamente una ingente carga de infraestructuras al servicio de otros territorios y que aquí han quedado tan sólo sus graves afecciones (pantanos, líneas eléctricas, prospecciones de hidrocarburos). Mirando al futuro, y por lo que se puede comprobar, las políticas energéticas actuales siguen en la misma línea. Las grandes empresas del sector parecen considerar que estos territorios les pertenecen y poco, o nada, les importa el bienestar de quienes en ellos vivimos. Para entender mejor esta afirmación, reproduzco un fragmento de texto publicado en la PLATAFORMA UNITARIA CONTRA LA AUTOPISTA ELÉCTRICA MONZÓN-ISONA

     “…En cuanto a la investigación que se está realizando sobre los fondos solicitados por los estados europeos al Plan Juncker, el compañero encargado del tema nos informó de los resultados obtenidos hasta el momento, en que se han estudiado en particular los fondos solicitados por Francia y España. Se ha comprobado que en ambos casos, en torno a un 50 % de los fondos se piden para infraestructuras energéticas, con la diferencia de que Francia pretende usarlos para proyectos internos, mientras que España los va a usar casi exclusivamente para las interconexiones energéticas (se comprueba también que la solicitud del gobierno español, al contrario que las de otros estados, apenas justifica ni desglosa las peticiones de fondos). Con ello, en fin, se comprueba también lo que veníamos denunciando como plataforma, esto es, que nuestro gobierno desecha en gran medida la opción de solicitar fondos para paliar las graves consecuencias de la crisis económica, destinándolos a unas infraestructuras de costes elevadísimos, que perpetúan un modelo energético caduco y que solo beneficiarán a las grandes corporaciones del sector energético. Únase a esto a la noticia que hace poco recogíamos en nuestro grupo de Facebook, en la que se informa de que “Europa busca fórmulas para que las aseguradoras inviertan en infraestructuras” (véase: http://www.expansion.com/mercados/2015/03/25/551317cbe2704e796d8b4578.html) y se podrá comprobar que nuestro gobierno, lamentablemente, trata de perpetuar el modelo de política energética que tantos males ha traído a nuestra ciudadanía, buscando como sea el apoyo a unas infraestructuras, a nuestro modo de ver innecesarias, con las que se diría que, en estos momentos en que ve peligrar su futuro, quiere “dejar todo atado y bien atado”…”

    Para quienes estéis interesados en leer más, éste es el enlace a dicha plataforma:

Plataforma unitaria contra la autopista eléctrica Monzón-Isona

            Para finalizar: os invito a una mirada amable sobre estas tierras que lleva aparejada una toma de conciencia. El siguiente enlace Plataforma ciudadana Biodiversidad Virtual os llevará a una página singular que hará las delicias de los amantes de los animales y el patrimonio natural­.

            Y digo toma de conciencia porque la Ribagorza tiene un PUNTO BV DE INFORMACION SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA (en la página podréis ver el mapa de España con todos los existentes) que es el que ha aportado el mayor número de fotografías en total, de todos los BV existentes y, en el apartado de aves, el que más elementos ha añadido.  Con este dato se contesta a quienes, veleidosamente, sostienen que estos territorios tienen poco población -poco de todo- y que las afecciones, los “daños colaterales” serían mínimos.

Artículos relacionados :