Editorial


Llega el final

   La legislatura se va agotando y somos muchos los que tenemos la sensación de que no se han cumplido las grandes expectativas que se depositaron en el  actual gobierno de la ciudad. Ni, creemos, las pequeñas.

   La crispación entre las formaciones de izquierda no ha cesado y ha sido imposible hacer un bloque  que diera consistencia política y garantía de estabilidad para llevar a buen puerto tantos y tantos proyectos como se anunciaron.

A última hora vemos desmoronarse estructuras que en otro tiempo se vendieron como las estrellas de la “nueva Zaragoza”, o la Zaragoza del futuro. “Las Esquinas”, “Las Armas”, etc, etc…


Volvemos a la carga

      Como un suspiro se pasó. El verano ya permanece en el recuerdo y entramos en el nuevo curso de la mano de un Pollo con nuevas secciones, nuevas firmas  y un planteamiento más aglutinador. Hemos corregido y mejorado las  bases de datos y nuestros subscriptores van  a tener información puntual rápida y eficaz de cualquier novedad que se produzca en la revista.


Felices vacaciones

 Felices vacaciones  

    Es esta una buena ocasión para desear a todos nuestros amigos, lectores y colaboradores, unas felices vacaciones.


   En la redacción del Pollo en verano, continúan los trabajos pues es el tiempo perfecto para remodelar y poner a tono la revista sin los agobios  de la periodicidad. Tenemos nuevos colaboradores e inauguramos una nueva sección: “Incombustibles”


A los sitios hay que ir aprendidos

   Las últimas trifulcas municipales demuestran que hay concejales que no tienen cintura y, lo que es peor, que desconocen a estas alturas de la partida, cuál es su posición en el sistema planetario consistorial.

  Desde que se inició la democracia, los favores, el cambio de cromos e, incluso, las concesiones a dedo o las “oposiciones”  y designaciones  a dedo índice han sido el pan nuestro de cada día. Eso sí, previamente se pactaba todo para que la gallina no cantara en exceso. Hubo, incluso, un alcalde que cobraba  sus “mordidas” luego de sendas partidas de póquer que -¡cosas de la suerte o el saber!- siempre ganaba.


Hipocresía política

  Ver a los portavoces municipales del Ayuntamiento de Zaragoza llevándose las manos a la cabeza porque los responsables políticos del equipo de gobierno actual  están ahuecando a algunos funcionarios de primera línea para colocar a los suyos, da risa.

   Cierto es que sobre el papel los funcionarios son profesionales que no deberían tener adscripción política alguna a la hora de ejercer sus tareas, pero…¡quiá!.  Cada vez que una nueva  cuadrilla ha llegado a la Plaza del Pilar, no pasan dos años sin que comience el baile. Unas veces discretamente y pactado bajo mano y otras, como en el caso de Cultura, a golpe de azada y convirtiendo la sociedad Zaragoza Cultural  en lo que los mismo trabajadores ya llaman Zaragoza Patatal.


Aburrimiento total

   El aburrimiento se deriva de la falta de cosas interesantes para ver, escuchar o hacer (física o intelectualmente) cuando se está ,sobre todo, viviendo en una ciudad como la nuestra.

   De nada sirven las soflamas fatuas de nuestros próceres incitándonos a participar de sus intereses pacatos. Es muy difícil emborracharse cuando el anfitrión solo bebe agua mineral sin gas, tal cuales nuestro caso.


40 años no es nada…

    Se acaba un año muy importante para nosotros: hemos cumplido cuarenta años en la brega  sin haber hundido el morro ante nadie. Y eso, naturalmente, tiene su precio que, por supuesto no nos importa pagar.

    Como le explicamos a una directora de comunicación recientemente, en el Pollo siempre hemos ido de frente y si no nos  han partido la cara no ha sido por tener el falso escudo de un gran medio sino porque el cazo nos  ha sido ajeno.

   Hemos cumplido cuarenta años aunque todavía no lo hemos podido celebrar. Hemos tenido que esperar hasta final de año para que, gracias a la generosidad del Heraldo de Aragón y  de la  Dirección General de Cultura de la DGA, podamos ver un hermoso facsímil del Pollo Urbano que se publicó en dicho medio desde el  4 de diciembre de 1988 al 12 de Marzo de 1995.

    Fueron 311 números que ahora, encuadernados, serán nuestro regalo para colaboradores y amigos. Y haremos una fiesta, seguro, y de ella tendrán puntual noticia todos nuestros lectores.

    Y aquellos que se llenaron la boca de promesas vanas para congraciarse con el Pollo ya han podido saber ¡después de 40 años! que el uso sectario que hacen de la “gasolina pública” les podrá servir para engordar aduladores pero no para  conseguir ni un solo aplauso pollero que no sea merecido.  Aquí seguimos piando alto y fuerte y  esperando –finalizando ya el año- las respuestas que solicitamos por escrito en el registro a nuestro ejemplar , democrático y excelentísimo ayuntamiento.  


Lamban apuesta por la juventud

    Tras unas primarias que pretendieron fueran  de confrontación pero que estaban cantadas de antemano ya que en ningún momento y para ningún militante socialista la candidata Carmen Dueso  podría significar renovación alguna pues ya lleva muchos años  en el carril institucional habiendo sido el ojo derecho de Carlos Pérez en el Ayuntamiento de Zaragoza aunque luego lo traicionó como viene siendo habitual en el socialismo zaragozano.


   Así las cosas, Javier Lamban ganó  la partida e inmediatamente se dispuso a negociar en siguiente paso  con su enemigo/aliado más importante: Miguel Gracia, hombre de ideas claras y que tiene a una mano a todo el socialismo oscense, lo cual, en los tiempos que corren, es un activo importantísimo.


Más Artículos...