Ribagorza: ¿Qué miras?

155MartinP
Por Feli Benítez.

Con una corta frase interrogativa de dos palabras, los aragoneses, al igual que los chinos -con sólo cambiar la entonación-, dotamos a esta unidad lingüística de diversos significados. A saber:

-¿Qué miras? (el qué suavecico, se alarga la a final que es más aguda cuando acaba la dicción): denota interés por la actividad que está desarrollando el interrogado; puede significar interés por sumarse a los pensamientos del abordado; podría significar deseos de compartir la lectura de aquel a quien se pregunta, en este caso, una fórmula equivalente sería “¿has acabao ya con el periódico, u qué?”…

PBenitezFeli0
Feli Benitez
Corresponsal del Pollo Urbano en la Ribagorza
www.eltallerdefeli.blogspot.com

-¿Qué miras? (acompañado de ligero gesto reprobatorio en forma de ligera sacudida de la cabeza que niega): manifiesta desacuerdo con los objetivos, planes o programas de acción que otro desarrolla o que manifiesta querer llevar a cabo; fórmula irónica para contrarrestar a alguien que se da mucho “aire”; sirve para subrayar la falta de “entendederas” de quien acomete una empresa por encima de sus posibilidades…

-¿Qué miras? (con ligero fruncido de entrecejo a la par que se alza el mentón desafiante. En ocasiones se acompaña con las manos en jarras sobre la cintura): fórmula de aviso para quien cuestione cualquier aspecto personal -vestimenta, aspecto físico, actitudes, modos o pronunciamientos- sobre el que se manifiesta un libre albedrío irrenunciable; fórmula retadora que antecede al enfrentamiento (dialéctico si se pudiera o con uñas si se requiriese) por la defensa de la propia expresión… si la tensión disminuyera o no se deseara prestar más atención al inmiscuido se remataría con un “anda, tira” ; manera en la que se le indica a alguien que se está metiendo donde no le llaman y que lo que sucede no es asunto suyo…

Empiezo, medio en broma, este artículo para hablar de algo muy serio.

La tendencia, de casi todas las sociedades organizadas, de establecer un marco normalizador para que los individuos que la integran se ajusten a unos parámetros definidos, no deja de ser un impulso coercitivo que busca el adocenamiento gregario y que persigue todo lo que no sea convencional o establecido -por el Sistema, el Estado, la élite pensante, los grupos oligárquicos, los poderes públicos, etc.- dándole la peyorativa calificación de anormal.

Hace ya mucho que pasé de mirar con recelo a quien me decía con desprecio “si es que eres más rara que un perro verde” a mirar a esa persona con alegría por su perspicacia, para rubricar con un “ya, es que yo no soy normal”.

La mirada, es, y debe mantenerse, singular. El espíritu crítico (no confundir con la ausencia de criterio) debe ser enseñado, ejercitado y alentado desde edad temprana. Eso, para los que no hemos tenido la suerte de ser criados por quien entendía la importancia de ser diferente, es algo que hemos ido apreciando a medida que nos hacíamos adultos y cultivando con gran esfuerzo en la mayor parte de los casos.

No es el caso de Martín Giménez Laborda. Su mirada ha sido siempre singular y ha tenido la inmensa suerte de que, en lugar de sufrir el intento de ser conducido al rebaño, se le haya permitido expresarse, se le haya dotado de conocimientos y herramientas y se le haya rodeado del cariño constante para que pudiese aportar sus puntos de vista a una sociedad que, sin ninguna duda, se enriquece con su mirada.

Para que podáis conocer a Martín, a su mirada y al cariño -caldo de cultivo de toda la belleza que Martín sabe detectar y plasmar- del que os hablo, os adjunto un par de escritos de presentación y una selección de imágenes que otra cosa no son que la traducción de lo que Martín ve cuando mira. Martín nos cuenta con pinceles, lapiceros y bolígrafos cosas que están ahí y que no todos somos capaces de ver. Ayudar a los demás a mirar con atención aquellos aspectos de la realidad que se escapan, es la función del artista.

    “Martín nació en Zaragoza en 1999. Desde niño le ha gustado mucho dibujar, una actividad que le atrapa y le relaja, una pasión que comparte con la música. Son los lenguajes que prefiere para expresarse y comunicarse.

     A Martín también le gusta viajar, trazar rutas y conocer nuevos lugares. Luego evoca en imágenes los sitios visitados, las personas que le acompañaron y las situaciones vividas en esos recorridos. Con sus dibujos y pinturas, Martín se convierte en un fiel reportero gráfico de sus viajes. También realiza retratos de familiares amigos y compañeros de clase. Con trazo enérgico y colores llamativos, Martín aporta una mirada singular sobre las figuras que pueblan su escena personal. Capta sus rasgos físicos, su carácter y, a la manera de un cómic, va sumando viñetas para mostrarnos además sus gustos y aficiones, colando entre ellas las suyas propias, en especial la música. Así,  junto a sirenas y otros personajes de libros o películas, asoman amigos con los que toca la guitarra o sus grupos y artistas preferidos.

    Martín comenzó dibujando con lápiz y bolígrafo, técnica que ahora comparte con la pintura en diversos formatos”.

 

Nuestra asociación tiene por objetivo promover una visión del autismo que acoja la subjetividad de cada uno.

 

Consideramos importante:

1-  Dar a conocer y hacer un lugar en la ciudad al modo de ser autístico, sin referirlo a una norma comportamental generalizada.

 2- Promover diversos proyectos para informar y trabajar tanto sobre las dificultades que presentan las personas con autismo, como sobre las invenciones que les permiten una solución singular.

 

3-  Inscribir a las personas autistas en el lazo social con pleno respeto a la particularidad de cada uno.

     Pensamos que los niños autistas no se caracterizan, de entrada, por la dimensión del déficit, sino por un modo de ser diferente. Queremos adentrarnos en la aventura de un acompañamiento y tratamiento -en el que necesariamente hay que tomar en cuenta al abordaje de diferentes ámbitos- que pueda permitir una apertura al aprendizaje, a lo social, a lo relacional y que evite el sufrimiento psíquico.

Pensamos que en este recorrido de vida junto a un niño autista, es muy importante que las familias no se sientan solas, que cuenten con un apoyo y unos espacios donde poner en conversación tanto las dificultades cotidianas como las pequeñas “sorpresas” – tan importantes- que van aconteciendo en la relación con sus hijos”

Teadir-Aragón

Asociación de padres y madres, familiares y amigos de personas con Trastornos del Espectro Autista

Artículos relacionados :