Finalización del techado y construcción de componentes en el interior del “casuto” de Costálvaro (V)

155casutoP
Por Marisa Clarisa

Una vez que se cubrió todo el tablizo de madera amachambrada con las bandas de membrana asfáltica y se comprobó su estanqueidad volcando varios cubos de agua sobre ella, Oscar Saura y Sánchez, procedieron a poner unas placas centrales de fibrocemente de nueva generación (las antiguas planchas de uralita).     Estas  fueron rodeadas de tejas árabes viejas y recuperadas  gracias a la generosidad de Andrés  Garcés que las puso a disposición de este proyecto conservacionista.

Después de comprobar su funcionamiento frente a las lluvias y nieves del invierno, se procederá a rematar con mortero las uniones finales y los huecos que presentan los bordes de las tejas con el tablizo del tejado. Para ello aún falta tiempo.

Siendo una de las actividades más importantes que se van a celebrar dentro del “casuto” las reuniones para almorzar los trabajadores del Instituto Superior de Silvicultura Improductiva del Pollo Urbano (ISSIPU), era muy importante colocar  una mesa que  tenía que cumplir una regla fundamental: ser plegable, dadas las escasas dimensiones internas del “casuto”.

Los técnicos del Instituto diseñaron una sencilla  mesa plegable realizada sobre la base de una encimera recuperada de aglomerado que se fijó a la pared y que disponía de una pata  que por gravedad se dobla sobre el interior del tablero. Esta mesa permite que pueden almorzar hasta seis personas aunque su capacidad óptima sea la de tres personas.


Otro adminículo fundamental fue la creación de una campana de hierro para extraer el humo del fuego que haya que hacer en el interior en las temporadas invernales. También se diseñó por los técnicos del Instituto y su sencillo diseño está en vías (una vez realizados los expedientes adecuados), de explotación comercial, lo que supondría una fuente de ingresos para las depauperadas arcas del ISSIPU. Comprobado su perfecto  funcionamiento, se celebró  la primera humareda, con la degustación de un apabullante huevo frito con panceta. ¡Enhorabuena a los constructores!

  Continuará

-Se inicia el techado del “casuto” de Costálvaro (IV)
-Seguimos construyendo el “casuto de “Costálvaro” (III)

-Continúa la construcción de un “casuto” en Costálvaro (II)
-Construccion de un “casuto” en Costálvaro(I)

 Teja árabe

La teja árabe (denominada también alomada o lomuda) es un tipo de teja empleada en la cubrición de cubiertas inclinadas. Son de forma troncocónica, obtenida al dar curvatura a un trapecio isósceles; Suele cubrir un área aproximada de unas 27 piezas/m2 (con un solapamiento del 20% de la longitud de las mismas como mínimo). Las dimensiones más corrientes son 45 cm. de largo, por 21 y 16 de ancho y 8 de alto. Cada unidad posee un peso de 2 kg. Se distinguen de las tejas de cañón en que estás últimas poseen una forma cilíndrica.

Se coloca en cubiertas inclinadas en hiladas siguiendo las líneas de máxima pendiente. Las hiladas son alternativas con su perte cóncava hacia arriba (la canal) y la convexa hacia abajo (la cobija). Van amorteradas y fijas al tejado. Es frecuente verlas en la arquitectura vernácula de la península Ibérica, así como en otros países y regiones del mundo.

Placas de fibrocemento

Naturvex, el fibrocemento de nueva generación fabricado con tecnología sin amianto, que es impermeable, no arde, es inalterable al paso del tiempo, ligero e imputrescible. Puede ser usado para impermeabilización bajo teja, revestimiento de fachada y refuerzo de otros productos. En coloraciones más naturales se puede transformar en placas onduladas, planas, piezas de cubierta o conductos.

La fabricación de este nuevo fibrocemento se realiza con un compuesto de cemento de alta calidad, reforzado con fibras orgánicas naturales que se someten durante el proceso de fabricación a diferentes grados de compactación para lograr la resistencia deseada. En función de los revestimientos, el material comprimido se introduce en un sistema de autoclave, que le confiere unas extraordinarias características físicas, resistencia, estabilidad dimensional y uniformidad.

Otra de sus ventajas a tener en cuenta es que las placas onduladas evitan la reverberación del sonido, pero sin embargo, permiten el paso sin interferencias de las ondas de telefonía y comunicación. Las placas coloreadas en masa para la formación de cubiertas duraderas son más estéticas al tener el color de la teja tradicional. Las placas bajo teja se fabrican en cuatro perfiles diferentes que se adaptan a la geometría de los distintos tipos de tejas existentes en el mercado.

Artículos relacionados :