TEATROLA / Entremeses

Por Francisco de Cunniga y Guzmán. Conde de Bannarés.

EN Zaragoza, en Pedro María Ric, está el RIC 27. Es un bar con tintes centroeuropeos con clientela pija. Falta una mesa corrida para los que queramos comer con más gentes. Todos juntos, a revuelta.

 

 

Nosotros, que somos muy listos, comimos en la mesa baja y sofá instalada entrando a la derecha. Un acierto. El camarero llamó a la idea “el efecto ático”.

Hablé con el maitre y me dijo que el estilo decoración es saivi chic- seguro que no se escribe así-. Hay en las mesas catálogos de arte y arquitectura. Tomamos Vitelo tonato, pasta rellena ricotta y espinacas, de segundos merluza de pincho con verduritas braseadas y taquitos de atún rojo con patatas y verduras.

Es un templo de slow food total. Se recomienda patientia nostra. Comes por 20 pavos. Estaremos expectantes.

Artículos relacionados :