A las chicas nos va el barro


Por Feli Benítez

¡¿Qué?!

…espera, empecemos mejor por el Dónde, el Cuándo, el Quién y el Cómo.

            Arriba en Igeldo, el monte donostiarra, hay un espacio que fue gallinero y ahora es vivero cultural. Durante cuatro días de octubre, once personas nos juntamos para “cocinar” tierra, ceniza y algunas especias como feldespato, moloquita o caolín.

            Hasta aquí nada reseñable: se imparte un curso intensivo (PASTAS CERÁMICAS, ARCILLAS Y OTRAS MATERIAS PRIMAS DE RECURSOS LOCALES)  en el antiguo gallinero ahora llamado Undermount, durante el puente festivo del Pilar, y algunas personas deciden emplear parte de sus recursos económicos en formarse y dedicar unos días de su ocio a adquirir conocimientos.

            Sin embargo hay algo que me llama la atención y me lleva a escribir este artículo. Ese motivo es que en un grupo de once personas, con procedencias tan heterogéneas como Brasil, República Dominicana, Inglaterra y España (y dentro de esta, de cuatro comunidades diferentes: Euskadi, Cataluña, Castilla-La Mancha y Aragón), hay un denominador común: tanto quien imparte el taller, como quien  lo organiza, como quienes asisten a él en calidad de aprendices, somos mujeres.

            Mujeres diversas no solo por la procedencia sino también por la edad, la formación, la actividad profesional, los gustos…y es aquí que cobra sentido el título de este artículo que, en sentido literal, hace referencia al contenido del taller pero también habla de cómo se mueven las mujeres de hoy en día. Nos va el barro, no tenemos miedo de ensuciarnos, de asumir riesgos, de experimentar y transformar. A nuestro entorno, a nosotras mismas.  Nos transformamos a través de la curiosidad, del aprendizaje, del intercambio, de la experiencia compartida…

            Tanto las “cincuentañeras” (nuevo término acuñado para sustituir al peyorativo “cincuentonas” y que habla de un grupo cada vez más numeroso de mujeres, hay un 22% más de mujeres en la cincuentena que hace diez años, que se caracterizan por haber sido las primeras en disfrutar de los avances sociales de forma generalizada: acceso a la formación universitaria y a las profesiones liberales, control de la natalidad, libertad sexual y de movimiento, ocio y práctica del deporte) como las mujeres más jóvenes que asistieron al curso, algunas de ellas con hijos de corta edad, encontramos enseguida un plano común. El entendimiento se produjo desde el principio. El taller, de carácter eminentemente técnico y con una parte empírica en la que había que seguir con rigor los procedimientos, discurrió en un ambiente de cordialidad excelente.

            De esta forma llegamos al Quiénes.

Mirian: Joven arqueóloga originaria de Guadalajara que ha vivido los últimos años en Inglaterra. Tuvo que emigrar en el año 2010 tras terminar sus estudios ya que no encontró ninguna posibilidad de trabajar en nuestro país. Es investigadora especializada en cerámica prehistórica.

Maialen: Ceramista de Guipúzcoa que compagina la creación de piezas de corte más tradicional  con piezas de vanguardia tanto utilitarias como de adorno personal. Para ver su trabajo: Kiribil Zeramica

Rose: Licenciada en Bellas Artes en su Bahía natal, esta brasileña conoció al que es su marido cuando este fue a estudiar a Brasil. Tienen dos hijas pequeñas. Rose vive en Durango y trabaja en el restaurante familiar.

Cathy: Inglesa. Lleva varios años viviendo en España. Desempleada y estudiante.

Roxanna: Artista plástica nacida en República Dominicana. Reside en Aragón.

Estefanía: Enfermera de Barcelona.

Feli: Artesana y cuidadora de un espacio de creación en el pre pirineo aragonés: EltallerdeFeli

Laura: Fotógrafa de Euskadi, anfitriona y organizadora del taller. “Idea Dora” de la “kuadrila” de Undermount

Pat: Psicóloga. Formadora de adultos. Facilitadora. Gestora cultural, anfitriona y organizadora del taller. Proyectista de la “kuadrila” de Undermount

Aitziber: Vasca. Licenciada en Empresariales. Cocinera. Anfitriona y organizadora del taller. Es…¡La Red! dentro de la “kuadrila” de Undermount

Ana Felipe: Nuestra profe. Imparte el taller. Ana es artista plástica titulada en la especialidad de cerámica por la Escuela Superior Diseño y Artes de Valencia.   En la actualidad reside y trabaja en una casa-taller (con espacios para el trabajo de las disciplinas de cerámica, grabado y fotografía) en Villanueva de Huerva (Zaragoza).

 

           Ha participado en numerosas exposiciones colectivas e individuales tanto a nivel nacional como internacional (Francia, Alemania, Marruecos, Colombia, Estados Unidos, Japón). Alterna el trabajo personal y creativo en su taller con actividades docentes y de investigación: www.anafeliperoyo.com

            y, tras ver quiénes éramos las integrantes de ese grupo que, durante cuatro intensos días, compartimos espacio, actividad, conversaciones, comidas, descansos y risas, llegamos al Cómo.

            Trabajamos codo con codo, siguiendo las enseñanzas de Ana, intercambiando dudas, comentarios y conocimientos las unas con las otras. Las sesiones de trabajo, acompañadas de material gráfico y apuntes teóricos claros y ordenados, culminaron con una hornada colectiva. Todo lo anterior con un grado de cordialidad sorprendente.

¿Cómo es posible? la respuesta creo que está en el hecho de que, a pesar de las diferencias entre nosotras, todas teníamos en común el saber escuchar.

            Queda reconocer el mérito indiscutible de que hubiese un ambiente propicio para ello, gracias al talante de las tres mujeres, Pat, Laura e Aitziber, que cuidan con mimo un espacio singular como es Undermount y que nos acogieron con una calidez y generosidad que va más allá de lo exigible y de Ana, que imparte con una mezcla de pasión y alegría lo que sabe y que contagia con su entusiasmo.

            Creo que hay imágenes que hablan mejor que muchas palabras. Os invito a una selección de ellas. Al final veréis una especie de ritual improvisado en el que Ana nos nombró damas “eutécticas” (broma surgida sobre un término que hace referencia a un punto de fusión) pintándonos con barbotina la cara.

            Amor y humor, los dos ingredientes mejores para cualquier pasta. El barro dúctil y maleable, humilde y oculto se convierte en piedra resistente y perdurable con las condiciones adecuadas. Las chicas somos barro y nos va el barro. “Sólo el amor alumbra lo que perdura. Sólo el amor convierte en milagro el barro. Debes amar el tiempo de los intentos. Debes amar la hora que nunca brilla” cantaba Silvio Rodríguez. Las mujeres sabemos mucho de todo ello.

            Quiero terminar con unas palabras que el fotógrafo Alejandro Castellote dedica a Undermount y que suscribo:

            Hay un espacio para la reflexión sobre la cultura en Cali, Colombia, que se llama “Lugar a dudas”. Me gusta mucho ese nombre, esa afirmación de la incertidumbre, que es uno de los territorios donde habitan el arte y, sobre todo, los artistas. Desde mi corta experiencia, el escenario de Undermount en Igeldo propone una filosofía similar: es un espacio desjerarquizado para intercambiar opiniones sin estrados, para compartir dudas y conocimiento entre pares. Tal vez ese espíritu de horizontalidad provenga de que su gestión está en manos de mujeres, que parecen haberse caído de pequeñas en una marmita de energía contagiosa. No veo el momento de volver a pasar por ahí.

Artículos relacionados :