Polleros viajeros: “Hong Kong, Macao ¡Inviertan, hagan juego!”

154MacaoP
Por Guillermo di Paolo Casanova

     El dinamismo que desprende Hong Kong es difícil de olvidar. Desde el ventajoso emplazamiento del pico Victoria, se divisa el puerto más bullicioso del mundo y una ciudad no sólo destinada a hacer dinero…

…sino también una ciudad que disfruta haciéndolo.

   Por la noche, es como asomarse a un volcán. A pesar de su pasado colonial, Hong Kong ha estado siempre apegada a sus raíces y la cultura que se esconde bajo tanta ostentación es puramente china. Los visitantes requieren unos cuantos días en Hong Kong para acostumbrarse a su ritmo de vida vertiginoso

    Esta ciudad futurista plagada  de tiendas de las más afamadas marcas de lujo (Ferrari, Lexus, Armani, Vuitton…) está ideada para que los turistas y los “zombies de las compras” vayan de centro comercial en centro comercial mediante un sistema de pasarelas puedes cruzar la ciudad de edificio en edificio sin pisar la calle.

    Poniendo los pies en  el suelo podemos caminar por el Paseo de las Estrellas donde además de la estatua con la figura de Bruce Lee nos encontramos con las huellas de los actores más prestigiosos del cine asiático. Desde allí  o sobre un barco (a elección) podemos disfrutar del espectáculo de luz y sonido que todas las noches puntualmente se realiza con la iluminación de los rascacielos. 

    Desde el ajetreo de Hong Kong nos podemos trasladar en metro a la isla de Lantau para visitar el Ngong Ping y el Monasterio Po Lin con su Buda gigante. Desde la estación de tren podemos subir el monte mediante el teleférico desde el que obtendremos unas magnificas vistas, nosotros elegimos el habitáculo con  el suelo de cristal.

    Visita imprescindible una vez en Hong Kong es Macao, la antigua colonia portuguesa. Podemos desplazarnos allí en helicóptero o aerodeslizador dependiendo del tiempo y del presupuesto que tengamos (la diferencia entre ellos es de 45 minutos menos de viaje y 600 Euros frente a los 30 de la empresa marítima turbojet).

     Macao es una maravillosa fusión de Oriente y Occidente, no sólo en lo que se refiere a las diversas religiones y tradiciones culturales cuyas huellas aún pueden encontrarse en esta región sino en cuanto al estilo de vida, los logros arquitectónicos y la rica gastronomía del lugar. Los nuevos casinos y hoteles son tan modernos como los de Las Vegas, en Estados Unidos(y mucho más rentables, hay que tener en cuenta que 3000 millones de personas viven a menos de 5 horas de vuelo de allí frente a los 400 millones de Las Vegas), por lo que no es difícil dejarse asombrar por la fascinante mezcla de arquitectura antigua de origen asiático y europeo y el lujo más sofisticado y complejo de los nuevos edificios. En Macao la influencia portuguesa se halla en todas partes, con pequeñas calles empedradas, iglesias de estilo luso, fortalezas y jardines, todos ellos mezclados en un tono de color pastel característico del lugar. En 2005, algunas de las maravillas de Macao fueron designadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

    Macao tiene dos edificios simbólicos:

-Uno histórico. La portada de la antigua Catedral de San Pablo.

-El icónico y moderno Casino Grand Lisboa. Aunque solo mide poco más de 300 metros destaca su forma de flor de loto dorada.

    Merece la pena visitar el ayuntamiento de Macao (con su toque portugués),entrar en los casinos y ver sus colecciones de arte (Cuadros, joyas, esculturas en oro macizo,…) También el ir a alguno de sus innumerables espectáculos como por ejemplo en The City of Dreams (ciudad de los sueños) que tiene como atractivo principal el espectáculo “The House of Dancing Waters” (La casa de las aguas danzarinas) del que os dejo el enlace al video promocional:    https://www.youtube.com/watch?v=S8wp6SF9ShU

Artículos relacionados :