Liberados ocho milanos reales


Por Adelina Garsón

    Este programa, “pionero en el mundo”  tiene como “principal objetivo criar la especie en cautividad y liberar ejemplares en zonas donde ésta ha desaparecido o se encuentra en serio declive. Casi todos han sido puestos en libertad en el entorno de la Reserva Natural de los Sotos y Galachos del Ebro, donde no se detectaba la cría de la especie desde los años 80.

   Gracias a este programa de cría y sus liberaciones, el Milano Real (Milvus milvus)  ha vuelto a criar en esta Reserva. Este año han sido dos parejas las que se han detectado criando un total de cinco pollos en la Reserva Natural de La Alfranca, ambas formadas por ejemplares liberados por el programa de cría en años anteriores. Los dos nidos fueron vigilados por Agentes de Protección de la Naturaleza y personal del Centro de Recuperación, estos cinco pollos fueron equipados con anillas y bandas alares que permiten su seguimiento posterior, a estos ejemplares nacidos en el medio natural, se suman ahora los ocho jóvenes criados en cautividad que han sido liberados.

    Los milanos reales liberados nacieron en cautividad el pasado mes de mayo, en la mayoría de los casos la incubación y crianza ha sido realizada íntegramente por los padres biológicos o por milanos reales nodrizas y otros han sido criados artificialmente, mediante una marioneta que imita a un milano real adulto. La directora ha resaltado el “encomiable trabajo realizado por los técnicos y veterinarios del Centro de Recuperación” a través de  jaulas específicas de cría, equipadas con un circuito de cámaras que permite la vigilancia de los ejemplares durante los emparejamientos, incubación y crianza. Además cuenta con incubadoras, nacedoras y una sala equipada para realizar la crianza artificial sin riesgo de impronta con el ser humano.

    Los pollos, una vez alcanzaron el desarrollo adecuado, fueron trasladados a un parque de vuelo donde han pasado los últimos meses entrenándose en el vuelo y la caza. Ahora, ya están listos para la vida en libertad con las mejores garantías de supervivencia. Todos los ejemplares han sido equipados con bandas alares y anillas de lectura a distancia que permiten identificar a los individuos en el campo, con ayuda de unos prismáticos. El seguimiento permite conocer cómo es su adaptación al medio natural, así como obtener otros datos de gran utilidad sobre factores de riesgo como la colisión con tendidos eléctricos o la caza ilegal.

    Otro de los éxitos del programa al que se ha referido la directora es que “uno de los machos nacidos en La Alfranca será cedido a la organización extremeña AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) que ha comenzado recientemente su colaboración con el Gobierno de Aragón a través de un convenio dirigido precisamente a la conservación de milano real creando un programa de cría en cautividad similar al existente en Aragón”. No es la primera vez que el Gobierno de Aragón colabora con otros programas de recuperación de la especie, en años anteriores se ha realizado la cesión de ejemplares a Mallorca e Italia con el fin de colaborar en la recuperación de la especie en otros territorios.   Una especie en peligro debido fundamentalmente a electrocuciones e intoxicaciones El milano real es una de las especies de aves más amenazadas a nivel nacional y se encuentra catalogada como “en peligro de extinción”. En España puede dar la sensación de relativa abundancia, cuando la población migradora de milano real de otros países (Francia, Alemania, Suiza…) llega a la península en los meses de invierno. Sin embargo la población estable (reproductora) de nuestro país ha sufrido un serio declive, con una reducción de más del 50% de sus efectivos desde mediados de los años noventa, lo que motivó su inclusión en la máxima categoría del Catálogo Nacional y Aragonés de Especies Amenazadas. Las causas de este declive son variadas, las más frecuentes y que provocan su  ingreso en el centro de recuperación son, por este orden: las electrocuciones con tendidos eléctricos, intoxicaciones, colisiones, atropellos y disparos.

    El programa de cría en cautividad y con ello sus resultados, se fundamentan en la importancia de preservar una especie que en Aragón cuenta con alrededor de 200 parejas reproductoras. Durante las últimas décadas la especie ha sufrido una constante reducción en el número de parejas y en su área de distribución, especialmente en zonas del Valle del Ebro. El milano real es una especie filopátrica, es decir, que tiene tendencia a criar en la zona donde ha nacido, es por ello que la desaparición de parejas reproductoras en un territorio conlleva una dificultad extra para que la especie vuelva a colonizar ese territorio por sí misma.

    La reintroducción de esta especie en áreas donde ha desaparecido es uno de los objetivos de este programa de cría en cautividad y ha demostrado ser una herramienta exitosa para la recuperación de esta especie. ¡Enhorabuena a todos los que hacen posible el programa!