“La perversión de Eros” de Zoe Sorolla


Por Eugenio Mateo

    Editado por Uriol Cuadernos de Poesía, se presenta en las librerías de Zaragoza, bajo un título que deja vislumbrar la intencionalidad de los poemas que aguardan agazapados en sus páginas, LA PERVERSIÓN DE EROS, poemario de Zoe Sorolla.

 

    Veinte poemas de sexo desgarrado y de íntimo aislamiento nos hacen percibir la vereda de los deseos inconfesables que sin embargo son frutos de la insatisfacción que intenta anidar en cada secreto no asumido.

    Pero, ¿quién es Zoe Sorolla? ¿Quizá la protagonista de los versos? Tras el seudónimo se esconde principalmente una mujer tímida, posiblemente un poco insegura. Es una buena amiga, delicada poeta, la que irrumpe, con la osadía que concede la imaginación, en el mundo infinito del sexo para provocarnos la sensación de ciego desenfreno que atiza en sus personajes invisibles con la tea del dolor ante un goce más allá de los sentidos.

   El libro tiene un motivo más para leerse. Unas magníficas ilustraciones, obra de la pintora zaragozana, Pilar Aguarón, refuerzan la atmósfera lasciva y arriesgada que la poeta teje.

Dice así el VI poema:

Dioses o demonios
me lleváis del placer
al dolor y del dolor al pecado.
Me vestís de cuero,
me tapáis los ojos,
me atáis las manos y yo os sigo
como un esclavo fiel.
Quiero que me dominéis
que me sometáis,
que me humilléis,
que me azoten una y otra vez
para gozar en el Paraíso
perdido del deseo

Artículos relacionados :