Inauguración de “Dolor. Nacer y morir para ser memoria” de Cayo en el NAZCA

150CayoP
Por Eugenio Mateo

    Teníamos ganar de traer a nuestro Espacio a un artista callejero que vive para su arte. Combina el grafiti con  el body painting, el tatoo y la pintura y cuando lo conoces, comprendes porqué las almas puras son sinceras sin esfuerzo.

    Padre de familia, vegano activo, activista de la naturaleza, filósofo de la vida, joven, rabiosamente joven pero todo un erudito. Vive en Tarazona, donde abrió un gabinete de tatuaje, y pronto veremos a los turiasonenses portando tatuajes, todos, incluido el poderoso alcalde. Y si no, al tiempo.

    El Espacio de Arte Nazca fue lugar de encuentro de gente dispar, por un lado los amigos habituales, escritores, fotógrafos, artistas, amantes del arte. Por otro, los amigos de Cayo y su familia, con su orgulloso padre, el fotógrafo Miguel Sanz y su madre, Trini, bullente madraza y abuela de unos nietos inquietos y vivaraces que atendían sobre todo con mucha atención. Los amigos de Cayo también son artistas callejeros, su estética los delata, y son tan buena gente como sus buenas costumbres. Un amigo, muy conocido también en el circuito grafitero, quiso sumarse al acto.

   Gejo, un sorprendente artista que se ganó la atención de los zaragozanos en su no lejana exposición en la Galería Cristina Marín, compartió nuestros muros con Cayo y mientras se fue desarrollando la vernissage, a dos manos dejaron una prueba en vivo de cómo se crea un mural grafiti.  Dos estilos distintos pero solapados. Mezclaron sus escritos, mensajes y dibujos en una mezcolanza festiva y creativa. Al final, no quedó un hueco sin los tags de cada uno.

     Una celebración sin barreras. Una propuesta diferente, pensada por Cayo, que cuidó la puesta en escena de su exposición con un mimo especial. No faltó de nada: el altar de la santa muerte de las festividades mexicanas, sus totems, sus mensajes de que no somos nada, humanx basura, dice Cayo.

   Gustará a todos, estamos seguros. Domina el dibujo y lo hace suyo, reconocible, como esas señales que en cada esquina hacen suyo el territorio. 

     Se pudo  ver hasta el 30 de enero en el Espacio de Arte Nazca, Calle Francisco de Vitoria 6. de 9.30 hasta 20.30, de lunes a viernes.

 DOLOR. NACER Y MORIR PARA SER MEMORIA

BAJO ESTE TITULO, CAYO NOS ENVÍA UN MENSAJE DE REPOSICIONAMIENTO. RECUERDA QUE ESTAMOS DE PASO Y QUE AL FINAL, NUESTRO TRÁNSITO QUEDARA EN MEMORIA Y EN ABONO. ES NUESTRA CONDICIÓN HUMANA. INCONTESTABLE E IRRENUNCIABLE.

CAYO TOMA LA MUERTE COMO UNA BROMA MACABRA.

DE LA ICONOGRAFÍA DE LA SANTA MUERTE MEJICANA EXTRAE METÁFORAS EN LAS QUE SE BURLA DE LA IMPORTANCIA QUE LE DAMOS. EL HOMBRE NACE PARA TRABAJAR Y ACABA DEVORADO POR UN SISTEMA BANALIZADO .

PIERDE EL RESPETO POR SÍ MISMO, POR LOS DEMÁS Y POR LA NATURALEZA.

EL ARTISTA CLAMA POR UNA SOCIEDAD MAS JUSTA DESDE UNA VISIÓN PRIMITIVA DEL SER O NO SER. EXIGE RESPETO A LA IDENTIDAD Y A LO CIRCUNSTANCIAL DE NUESTRO RECORRIDO. DENUNCIA A LA RELIGIÓN COMO UN SISTEMA OPRESOR EN LUGAR DE SER UN LUGAR DE REFLEXIÓN ENTRE HOMBRE Y ESPÍRITU.

EN DEFINITIVA, CAYO SE BURLA A SU MANERA DE LO CEREMONIOSO, DE LO FALSO, DE LO CONSABIDO. ES LA HERRAMIENTA QUE TIENEN LOS ARTISTAS PARA SER NUESTRAS ALARMAS.

INAUGURAMOS NUESTRA PROGRAMACIÓN DEL AÑO CON UNA PROPUESTA RADICAL PUES HAY MOMENTOS QUE SE DEBE SER RADICAL EN LA DEFENSA DE NUESTRA SOCIEDAD, PARA CAMBIAR LO INJUSTO, LO IMPUESTO.

SIEMPRE HE MANIFESTADO MI ATRACCIÓN POR EL GRAFITI. HE ESCRITO ALGO SOBRE EL TEMA Y REALIZADO MUCHAS FOTOGRAFÍAS. ESTE TEXTO FUE PUBLICADO EN SU DÍA EN VARIOS MEDIOS:

    Si caminas encorvado por el frío no verás los muros con estos tags, throw-up, pieces y slogans que los escritores van dejando en tu camino, como la tabla de salvación del que se siente perdido en la ciudad con aceras llenas de mierdas de perros y bancos astillados. No me apetece atender los claxons que quieren sorprenderme al cruzar la calle ni respirar el humo de los autobuses. Llevo una máscara imaginaria, soy el ciudadano sin censo, una línea en la lista de los más buscados. Soy el hombre peligroso que nunca rompe un vaso. Adalid de la lucha sin vencidos. El virus de la gripe sin código en el vademecum. Soy nadie, pero veo lo que miro, sólo lo que miro. Midiendo las tapias me perdí para convertirme en grafito. Ya no me encontrarás en un paso de cebra porque cambié por aerosoles mi paseo inexistente.Ahora soy un artista callejero, perro callejero, mierda callejera, escupitajo callejero. Ahora soy un cara sol donde se apoyan los viejos, en el que aparco mi coche imaginario. Pónme una multa, esbirro uniformado o bórrame con tinta china, porque mañana escribiré tu epitafio aunque no lo esperes. Quedan muchas tapias para escribir mensajes que nadie va a leer aunque sólo tu rechazo me da más bríos para clamar a los cuatro vientos que soy el mirón que acecha tu descuido. No te fíes, pero hazlo si quieres, me importas tan poco que escribiré tu cara aun cuando no me la enseñes.

    Gracias a Cayo por su entusiasmo y gracias también a su buen amigo Gejo por la colaboración. Vimos su exposición en Cristina Marin y nos parece un valor en alza.

 Más info: http://eugeniomateo.blogspot.com.es/2015/01/arte-callejero-en-el-edan-dolor-nacer-y.html

Artículos relacionados :