Exposición “Ignacio Fortún. Cinco capítulos»


Por Adelina Garsón

  La muestra, que se centra en la producción plástica de los últimos años del pintor, es un reflejo del tiempo cambiante y la sociedad actual, donde a través de paisajes urbanos y naturales, Fortún explora la relación entre el individuo y la comunidad. La inauguración tuvo lugar lugar el 29/02/04 con la presencia del rector de la Universidad de Zaragoza, la vicerrectora de Cultura y Proyección Social, y el artistaIgnacio Fortún

     La exposición muestra varios capítulos. De ahí su título. Hay capítulos que tienen como origen escenarios que no son ajenos a su autor. Tras La visita, donde encontramos la obra más grande del conjunto, le siguen los dos bloques siguientes, Los viajes de Pilar y En el país de las sombrillas. En ambos, el viaje está presente. Las fronteras más allá de lo cotidiano. El tiempo, en el viaje, sufre una transformación. La movilidad nos da otras capacidades, aunque sigamos siendo lo que somos, el que lee para buscar los resquicios o el que come un pizza para conocer algunos gozos que no debemos esconder. Hay un camino antiguo es un remanso en esta exposición. El sendero entre la naturaleza, desiertos, paisajes límite, el jardín del obrero… El agua que nos lleva es el quinto y último capítulo de la exposición, y esta vez, de nuevo, vuelve al agua como el que regresa a un territorio conocido y donde recorremos algo del nuevo urbanismo de Zaragoza.

     La muestra está dividida en dos espacios por los que discurre su actividad pictórica. Es conocido que Fortún abandonó la pintura sobre lienzo, pasó fugazmente por la tabla de madera y abrazó la extraña idea de pintar sobre superficies metálicas. En especial, sobre planchas de zinc previamente tratadas con ácido y lijadura. Se podría afirmar que el elemento que cautivó al pintor hace treinta años y le aconsejó abandonar la ductilidad del lienzo blanco por la superficie dura y agreste del zinc es la capacidad que descubrió en el metal para dialogar con la luz. El artista moldea, por medio del bruñido de las superficies metálicas del aluminio, zinc o latón y la condensación de la pincelada de los esmaltes, unos efectos luminosos cambiantes según la disposición de la mirada del espectador en el espacio pictórico.

    Acompaña a la muestra la edición de una publicación con textos del propio autor, así como de José Ángel Cilleruelo, Desirée Orús y Fernando Sanmartín, que otorgan una dimensión añadida y enriquecedora a la pintura de Fortún, así como a las cuestiones que el autor plantea a lo largo de los distintos capítulos.

    La rueda de prensa estará disponible en el canal de YouTube de la Universidad de Zaragoza

   Las imágenes se pueden descargar en este enlace: https://fototeca.unizar.es/galeria/6714

 

Sobre el artista

Por Lourdes Fajó

  «Hablar de Ignacio Fortún son palabras mayores que yo no tengo. ¡Qué másquisiera yo! Lo que sí tengo son cuadros, cuadros de él en casa.

   A veces paso horas mirándolos, horas, quizás es un poco exagerado pero si sumo ratos, sin exagerar serán horas.

    Tampoco exagero si digo que la exposición que tenemos en estos momentos en la  ciudad de Zaragoza, en el Paraninfo de la Universidad, es magnífica, es mayúscula.

    He ido a verla más de una vez y más de tres, no me cansa aunque sería ideal que hubiese unos sillones ligeros para poder ponerlos frente al cuadro o cuadros que deseas mirar.

   Poder mover, los sillones, con la misma libertad con la que él nos muestra este mundo que habitamos.

    El día de la inauguración flipé, me dejó anonadada. Me sentía orgullosa de él, creo que más que su hermana Mercedes, aunque esto es mucho decir. ¿Pero cómo ha podido trabajar tanto y tan bien, desde su exposición en La Lonja, Mirada y relato?  Sorprendente la verdad.

   Mi hijo Guillermo otro admirador de Nacho me dijo un día, mamá cuando veas lo que está pintando Nacho, te va a encantar. Yo no sabía que tanto, como tampoco sé cómo llevar sus cuadros a Nueva York o a cualquier parte del mundo donde puedan admirarlos e incluso a la Luna, que hay noches que su luz entra en mi casa para abordarlos lo mismo que hace la luz del sol durante el día animándome a mirarlos.

     Cinco capítulos, es bueno hasta el nombre de la exposición. Hay que verla, en las salas Goya y Saura. Nos queda junio para entrar y dejar que nos sorprendan. Además es gratis«.

Exposición: Ignacio Fortún. Cinco capítulos
Fechas: Del 1 de marzo al 29 de junio de 2024
Lugar: Salas Goya y Saura de Paraninfo
Horario: Lunes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 21 horas

Artículos relacionados :