Cambios de peso y su efecto en el cuerpo


Por Jesús Sainz

   Tanto las ganancias como las pérdidas de peso provocan grandes cambios en la microbiota (conjunto de microorganismos) intestinal y en biomarcadores que están relacionados con la inflamación y con las enfermedades del corazón. Estas son las conclusiones a las que ha llegado….

Jesús Saínz Maza
Científico y Coordinador de la Sección

   … un equipo de investigadores de EE.UU. y Suecia y que han sido publicadas el 16 de enero de 2018 en la revista “Cell systems” https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29361466.

   Los autores analizaron lo que llaman “perfiles ómicos personales”. Es decir, los datos genómicos, transcriptómicos (la expresión de sus genes), proteómicos (sus niveles de proteínas), metabolómicos (su metabolismos) y microbiológicos (los micro-organismos en su cuerpo)  de personas que comieron un promedio de 880 calorías más de las necesarias por día durante un mes.

    En el estudio, los investigadores recopilaron datos de los perfiles ómicos de los sujetos estudiados al agregar bocadillos y bebidas adicionales a sus dietas habituales. Consiguieron la colaboración de 23 personas que comieron 1,000 calorías adicionales en el caso de los hombres y 750 en el caso de las mujeres durante 30 días.

   El equipo de investigadores recogió muestras de sangre y de heces antes y después de los 30 días de ingerir calorías adicionales. También recogieron el mismo tipo de muestras aproximadamente 60 días después de que volvieran a su dieta habitual y hubieran recuperado su peso inicial, y de nuevo tomaron muestras tres meses después de que hubieran recuperado su peso habitual. De los 23 participantes, 13 eran resistentes a la insulina (su organismo no reacciona a la acción de la insulina, la hormona que mantiene controlados los niveles de azúcar en la sangre) y 10 eran sensibles a la insulina al comienzo del estudio. Las comparaciones de los perfiles omicos iniciales mostraron diferencias en el metabolismo, los niveles de transcripción y proteína, y la microbiota tanto de las personas resistentes a la insulina como en las personas sensibles a la insulina.

    Aunque los sujetos solo ganaron un promedio de alrededor de tres kilogramos de peso, los investigadores detectaron cambios considerables en moléculas relacionadas con el metabolismo de las grasas, la inflamación y la miocardiopatía dilatada, una afección en la que el corazón bombea menos sangre y puede provocar insuficiencia cardíaca. El equipo de investigadores también encontró diferencias en la microbiota intestinal después del aumento de peso. Muchos de los cambios observados por los científicos fueron menos pronunciados en los individuos resistentes a la insulina. Por ejemplo, una especie bacteriana, Akkermansia muciniphila (la cual se cree que ayuda a proteger contra el desarrollo de resistencia a la insulina después del aumento de peso) solo apareció en los participantes sensibles a la insulina.

   La mayoría de los cambios volvieron a los niveles iniciales después de la pérdida de peso, pero algunos, como el aumento de moléculas asociadas con el metabolismo del folato (o vitamina B9), se mantuvieron. Este dato es interesante ya que hay un  estudio que sugiere que el folato (en forma de ácido fólico) en combinación con vitamina B12 pueden incrementar el riesgo cardiovascular.

Este es un estudio preliminar para entender cuáles son los cambios que se producen en el cuerpo cuando el peso varía. Uno de los aspectos interesante de los resultados del estudio es que parece ser que los micro-organismos están relacionados con dichos cambios, aunque todavía no se sabe si la relación es causal o es una consecuencia del cambio de peso.

Artículos relacionados :