Entrega de los Premios Buho

153BuhoP
Por Titina Putina

   Dias pasados, en el edificio Caixaforun se celebró la entrega de los premios Buho que anualmente otorga la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro.

    Este año los galardonados han sido:

Francisco Uriz. Poeta y traductor. Distinguido en dos ocasiones con el Premio Nacional de Traducción por sus versiones poéticas de la poesía nórdica. PREMIO BÚHO en reconocimiento a sus méritos humanos eintelectuales al servicio de la literatura.

D.Ramón Abad Hiraldo. Director de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza y ex-director de las del Instiuto Cervantes de Nueva York y Londres. PREMIO BÚHO en reconocimiento a una intensa carrera de preservación del libro y el Conocimiento.

Dª Carmen Bandrés. Escritora y periodista, autora entre otros títulos de la biografía novelada de Rosa Mª de Parada. PREMIO BÚHO en reconocimiento a su trayectoria literaria.

D. David Vela. Filólogo e ilustrador. Poseedor de  galardones internacionales. Especializado en la figura de Ramón Gomez de la Serna. PREMIO BÚHO en reconocimiento a su obra, que une arte y pensamiento.

Suplemento “ARTES Y LETRAS” de Heraldo de Aragón. Desde 2002 está coordinada por Antón Castro, siguiendo la labor de Juan Dominguez Dominguez durante muchos años. PREMIO BÚHO en reconocimiento a una publicación que atiende la actualidad cultural con una visión crítica, informativa y creativa.

Fernando Guía. Crítico, escritor y conferenciante. PREMIO BÚHO en reconocimiento a su dilatada labor  como presidente de la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro. Nuestro agradecimiento.

     Transcribimo el discurso del presidente de la Asociación, don Eugenio Mateo:

“Señoras y   señores, buenas tardes.

     Sean bienvenidos  al acto de entrega de la vigésima segunda edición de los Premios Búho. Agradecemos la asistencia del Sr.  Director Gral de Cultura del Gobierno de Aragón, D. Humberto Vadillo; del Sr Vicerrector de política científica de la universidad D. Luis Miguel Garcia Vinuesa; del  gerente del Grupo Heraldo D. José  Andres Nalda;  del director de Heraldo de Aragón, D. Mikel Iturbe; del  presidente de la Asociación Aragonesa de Escritores, D. José  Luis Corral; del presidente de Erial Ediciones y director de la revista Crisis, D. Fernando Morlanes, así como la de  otras distinguidas asociaciones y colectivos y  de todos ustedes en general. También aprovecho para manifestar nuestro agradecimiento a CaixaForum por cedernos tan generosamente este magnífico escenario de su auditorio.

    La cultura no sería posible sin las personas  que la enriquecen con su labor. Reconocer sus méritos, aún desde  ámbitos modestos  como el  de la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro, es una obligación moral  porque esta sociedad  no habría podido  llegar  hasta aquí  de no ser por el avance  del conocimiento.

    En estos veintidos años, los 130 premios entregados a   protagonistas de la cultura del libro han venido a dejar constancia del rico patrimonio literario  que posee Aragón: autores, ilustradores, editores, distribuidores, libreros, bibliotecarios, críticos. Todos juntos en un barco  que sufre las tormentas  pero  aguanta   y ese esfuerzo es el que, edición tras edición, nuestra asociacion quiere recompensar con el afecto hermanador del libro.

    En los libros se encuentra nuestra memoria, nuestra identidad y  nuestro futuro.

     Leer permite vivir otras vidas,  soñar con otros mundos  o aprender a reconocerse en este.

     La lectura es una puerta a lo desconocido. El libro es  la piedra dovela  de la búsqueda y todos aquellos que lo hacen posible son nuestros mejores aliados contra la renuncia  a seguir buscando.

   Por ello, pretendemos en el futuro seguir con esta labor que nuestra posición de lectores nos permite. No sería honesto si dijera que caminamos sobre un lecho de flores, nada más lejos de la realidad. Las asociaciones culturales  como la nuestra sufren en común de estrecheces, de falta de recursos, de  escasez de adhesiones,  pero nadie duda que son  tejido vivo de la sociedad, generadoras de emoción, imprescindibles notarios que dan fe de que no se escribe en balde.

    En nombre de la junta directiva, y antes que el Sr. Secretario lea el acta oficial de los premios, permítanme  decirle a los premiados que nos sentimos muy honrados de que hayan aceptado  esta humilde distinción.

   Muchas gracias a todos”

Artículos relacionados :