Intervención de Arrudi en el Castillo de Sádaba

164ArrudiP
Por Luis Gareta
    Con esta exposición de Arrudi se retoma  la obra cultural del Centro de Arte Castillo de Sádaba en la esperanza de que el público disfrute y de que se aporte a la vida de la Villa otro aliciente artístico y cultural que fije el foco en que algo está pasando.  Dada la configuración del edificio, con un patio de armas de ochocientos metros cuadrados abierto al cielo y expuesto a la dura climatología de nuestra tierra, hemos optado por dedicarlo para mostrar el trabajo de escultores capaces de aceptar el reto de hacer dialogar su obra con este Castillo medieval. 

  

   El Castillo/Fortaleza, de planta cuadrada, con altos muros y siete torres de planta cuadrada a su vez, es una obra arquitectónica magnífica.

   Funciona en el paisaje como una gran escultura

    La idea de dedicarlo a Centro de Arte surgió del convencimiento de que este conjunto Arquitectónico e Histórico  de esta calidad tiene y   debe estar vivo, no solo debe de ser un monumento visitable en temporada, ha de tener otras  utilidades.

    Por supuesto, actividades NO invasivas y  que mantengan  una  relación acorde  y con  respeto a la historia que  rodea a este magnífico conjunto, Arquitectónico e Histórico.

    El artista invitado este año es Miguel Ángel Arrudi  Ruz  que opta por una intervención efímera.

    Consistente  en la  construcción de varias estructuras tubulares tridimensionales de una potente abstracción geométrica que, respetando de forma reverencial las proporciones y ritmos de este imponente  conjunto Arquitectónico.

    El artista trasmite con su intervención  su propio  lenguaje, mediante la utilización de formas y  colores “eléctricos” (en claro guiño al origen de la propia identidad  histórica que emana  del Castillo  fortaleza.

    ARRUDI en  su particular concepción del espacio en este entorno pétreo y visualmente duro.

   Coge el guante que le lanzamos y con su propio código expresa lo que el Castillo le inspira. Que cada espectador se deje llevar, contemple la obra y saque conclusiones de esta “otra mirada”.

Ricardo Ostalé Romano

 

INVASIÓN FORMAL
Por  Manuel Pérez-Lizano Forns

    La trayectoria vital, íntima, y artística de Miguel ángel Arrudi se define con la palabra versatilidad, cual positivo laberinto que emerge desde siempre en clara armonía con su carácter, de ahí que expresionismo y racionalidad perfil geométrico se fusionen o transcurran separados en clara dependencia con sus diáfanos períodos creativos como pintor y escultor. No olvidemos, al respecto, que en 1966, con 16 años, tiene su primera exposición y que sus primeras esculturas datan de 1969. Desde entonces, como orientación, hará vídeo instalaciones, murales, piscinas pintadas cual bocetos de esculturas o intervenciones de fachadas, como la del restaurante Casa Emilio en Zaragoza. Lo que ahora interesa, en claro vínculo con la presente exposición, es la idea de pintar aerogeneradores exhibidos, el año 1999, en el Instituto Pablo Serrano de Zaragoza o la exquisita e imaginativa idea de un tratamiento escultórico del muro en el río Ebro, a su paso por Zaragoza, mediante módulos cubiertos de vegetación.

    Pero ahora estamos con su intervención escultórica en el  espectacular Castillo de Sádaba construido en la época de Sancho VII de Navarra hacia 1223, de modo que fusiona el pasado histórico con el presente artístico como fértil unidad sin fisuras, pues no olvidemos que Castillo y esculturas tienen como gran punto en común la fascinante geometría dominando por doquier. Esculturas tubulares de PVC, por tanto con mínimo peso, que posa y cuelga en lugares estratégicos de las fachadas exteriores e interiores, sin olvidar los llamativos colores que contrastan con la potente piedra sillar monocolor.

      En realidad, sirva la expresión, une dos vanguardias, la del Castillo en su época y las esculturas caminando hacia el futuro. Esculturas que permanecen estáticas o ser movidas por el viento sin pérdida de su anclaje, hasta el punto que el ámbito formal cambia para generar otros impredecibles sentimientos aliados con la dispar sensibilidad del público. Ante la fértil invasión del Castillo, pues se altera y mezcla la realidad, conviene detenerse en las esculturas.

    De momento, cabe recordar, son tubulares como única forma geométrica dominante para crear el definitivo volumen escultórico cual incesante batalla sistematizada. Sugeríamos forma geométrica. Asistimos, pues, a la proliferación de cuadrados, rectángulos y triángulos que palpitan incesantes en una especie de cambiante movimiento singular según la posición con que se mire.

     Estamos ante la intersección de los planos invisibles pero configurados por la geometría a través de la línea recta. Es, sin duda, la gran presencia de la geometría detectable, por ejemplo, en la vegetación, el cuerpo humano y la infinitud que en filosofía pura es el universo con su explosiva presencia.

   Alguna vez hemos citado a Thomas Jewell Craven y su libro Art and Relativity publicado en 1921. Sobre Albert Einstein, entre otras consideraciones, afirma: <<…nos ha dado un cuerpo de referencia móvil, independiente del naturalismo de cualquier especie y mediante el cual las formas integrales se mantienen unidas por secuencias fluyentes de líneas y color>>. Sin discusión banal: las esculturas de Miguel Ángel Arrudi.

 

 

La intervención: “Constancia histórica. Aporte del presente.  Inicio de un futuro”
Por Miguel Ángel Arrudi.

    Desde el momento en que  Ricardo Ostalé, como curator de esta exposición me propuso ya hace algún tiempo,  realizar una exposición  en este castillo de Sádaba la verdad es que nunca pensé en realizar una exposición al uso.

    Siempre pensé en una  intervención, sin una idea concreta o definida, fue a partir unos primeros ensayos mediante la utilización de pequeñas maquetas, realizadas mediante la manipulación de elementos tan simples como las pajitas de plástico que utilizamos comúnmente para absorber refrescos

    Estos fueron los inicios del desarrollo escultórico y estético de la propuesta para realizar esta intervención.

    Que junto a otros ensayos teóricos y técnicos muchos años antes y por supuesto utilizando otros materiales como el metal, revestido de vinilos o policromados, dan como resultado esta singular y arriesgada intervención de arte contemporáneo en un marco incomparable de espectacular belleza como es el castillo-fortaleza de estilo Gótico Francés del s.XIII

 

Intervención escultórica efímera

    Mediante la utilización de estructuras tubulares de PVC en diversas medidas y colores.

    Creando formas y conjuntos escultóricos espaciales realizo una lectura entre el pasado y el futuro

   Esculturas unitarias  que instaladas en diversos puntos estratégicos del interior y exterior del conjunto  monumental del castillo / fortaleza, conformaran una lectura espacial

   Dichas esculturas tienen como fin el crear una reflexión entre la historia y futuro.

   Las  obras escultóricas diseminadas estratégicamente por los diversos rincones de las ruinas del castillo-fortaleza

   Pretendo crear un encuentro de culturas, es decir  que mediante esta acción escultórica o intervención en un monumento histórico, pieza clave para comprender la Historia del  Reino de Aragón.

    Fusiono en una reflexión estética  la historia con el  arte contemporáneo

   Quiero  que  este título y las intervenciones escultóricas en este marco magnifico y único en la historia de ARAGON

    Sirva para reflexionar a las generaciones venideras de que nada es siempre gratis.

    Con el paso de los siglos los castillos ya solo son una referencia histórica, en la memoria humana en este punto del presente en donde yo planteo el futuro.

    Un futuro que si lo  queremos y lo deseamos .como propio siempre, lo  tendremos que retomar balbuceando en nuestro pasado histórico como punto de referencia  en nuestro presente hacia nuestro futuro.

    Mediante estas  esculturas volátiles e intervenciones puntuales en diversas zonas  estratégicas del conjunto monumental  del castillo y apoyándome en el incomparable conjunto histórico realizo una serie de esculturas móviles y estáticas, con el fin de trasmitir la sensación  de evolución en los esquemas históricos y  sociales.

Artículos relacionados :