Inauguración de la Glorieta de las Trece Rosas.

165trecep
Por Eugenio Mateo

  En un día amenazador de lluvia, domingo, 25 de septiembre, al Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza (el parque grande para sus ciudadanos) le brotaron trece nuevas rosas, y no es un eufemismo, ni siquiera una licencia poética.

    Trece rosas de hierro que no darán olor a la Glorieta, apenas a unos metros de los jardines de la Rosaleda, pero que recordarán, ojalá para siempre, a unas jóvenes mujeres, demasiado jóvenes para morir y victimas de la insania vencedora. Fusiladas recién terminada una guerra atroz su historia no debe quedar en el olvido.

   Habrá quien confunda homenaje con revancha y se les podría decir que la dignidad no tiene color, y que es justo recordar la barbarie, para que nunca vuelva, viniera de dónde viniera. Estamos demasiado encerrados en los estereotipos, tanto que olvidamos que  la razón es lo que nos sigue permitiendo caminar erguidos. Actos como éste, por encima de su justificación política, resumen los anhelos de la sociedad por un mundo sin bandos. La justicia ha de ser para todos, como posible la utopía de evitar la derrota como Especie. 

    La artista visual y reconocida activista cultural Pilar Catalán, ha desarrollado una intensa labor para este homenaje a la memoria de las 13 Rosas y en el que la Revista Crisis, de la que Pilar es miembro del Consejo, se apuntó desde un principio. Sendos actos en el Centro de Historias y en el Joaquín Roncal fueron la antesala de este resultado: inaugurar el Memorial en la Glorieta de las 13 Rosas que el Ayuntamiento de Zaragoza ha situado en el Parque, lugar que si algo inspira sobre todas las cosas es libertad.

   Con la presencia del alcalde, Pedro Santisteve, y del concejal de Cultura, Fernando Rivarés, y otros miembros del equipo de gobierno y de la  oposición. Tras las palabras de Pilar Catalán, del Alcalde Pedro Santisteve y del Concejal de Cultura Fernando Rivarés, la actriz Maria José Moreno leyó la carta de la historiadora Gabriela Sierra dedicada a su memoria.  Tras esto se procedió a la lectura de una selección de telegramas y cartas enviadas por numerosos miembros del ámbito cultural de la ciudad y que fueron leídos por sus autores. Todos los telegramas dedicados a este homenaje fueron publicados en el último número de Crisis. El cineasta Emilio Martinez-Lázaro, director de la película “Las 13 Rosas” al cerrar su intervención dijo que ojalá no haya que venir jamás a defender el monumento. El colofón fue la actuación del grupo “Vinos Chueca” con una preciosa canción dedicada a estas jóvenes. A mediodía, en el restaurante del Teatro Principal, participantes e invitados se reunieron en una comida de confraternidad pagada a escote.

Fuente: http://eugeniomateo.blogspot.com.es/2016/09/inauguracion-glorieta-de-las-13-rosas.html

Artículos relacionados :