Octubre:”Unas 400 personas participarán en los ensayos de una vacuna contra el Alzheimer en 2013″

Por Jorge Moreno

Un ensayo clínico se va a llevar a cabo en el primer trimestre de 2013 con 400 personas a las que se aplicará una vacuna contra el Alzheimer, que ya ha superado la fase de experimentación animal y que está pendiente de ser aprobada por la Agencia Española del Medicamento.

Manuel Sarasa, catedrático de Anatomía de la Universidad de Zaragoza y director científico de Araclon Biotech, compañía que realizará el estudio, así lo ha explicado hoy en rueda de prensa en Barcelona, junto con los doctores Javier Jorba y Antonio Páez, de la empresa Grifols.

La vacuna, ha indicado Sarasa, permitirá combatir la enfermedad en sus estadios más iniciales, cuando aún el cerebro de las personas afectadas no se ha atrofiado por la muerte de las neuronas.

 

La puesta en marcha de la vacuna contra el Alzheimer se basa en la inmunización del paciente contra las proteínas beta-amiloides 40 y 42

Paralelamente al inicio de los ensayos en humanos de la vacuna, la empresa catalana ha desarrollado desde 2006 otros dos ensayos clínicos y ha iniciado un tercero, en el que participan unos 350 pacientes de España y Estados Unidos, basado en la utilización de proteínas plasmáticas (todas las proteínas presentes en el plasma de la sangre), también para combatir el Alzheimer.

Se trata de dos estrategias diferenciadas y complementarias en las que se trabaja desde Grifols y Araclon Biotech, de la que Grifols compró el 51 % hace unos meses, en una estrategia de investigación que Jorba no ha querido hoy valorar económicamente y que ha asegurado que se invertirá “lo que sea necesario” para que lleguen a buen puerto.

La puesta en marcha de la vacuna contra el Alzheimer se basa en la inmunización del paciente contra las proteínas beta-amiloides 40 y 42, con el objetivo de retrasar el deterioro neuronal de esta patología, que afecta a unas 500.000 personas en España.

Además de en la vacuna, Sarasa trabaja en la validación de un kit de diagnóstico temprano de la enfermedad, denominado ABtest, basado en la detección de los péptidos beta-amiloides 17, 40 y 42, tres de las proteínas con mayor presencia en sangre, que se podrían considerar como potenciales biomarcadores para el diagnóstico preclínico del Alzheimer.

Se trataría, ha explicado el científico de Ayerbe (Huesca), de diagnosticar en los estadios más tempranos de la enfermedad y de evitar la neurodegeneración de las personas afectadas, que al final de su vida pierden todas sus capacidades de valerse por sí mismas.

Estudio AMBAR

La otra estrategia investigadora de Grífols se denomina estudio AMBAR (Alzheimer Management by Amyloid Removal), que ensaya la terapia combinada de Hemopheresis con albúmina e inmunoglobulina intravenosa en diferentes dosis.

El doctor Antonio Páez, hematólogo y responsable del área científica de Grifols, ha indicado que el tratamiento mediante Hemopheresis supone un enfoque novedoso del Alzheimer y consiste en la extracción de una cantidad limitada de plasma del paciente (un máximo de 800 mililitros) que se reponen con albúmina o inmunoglobulina intravenosa, dos de las principales proteínas del plasma.

Este tratamiento permitiría producir una movilización del beta-amiloide del cerebro, que es el componente proteico de los depósitos o placas seniles asociadas a la enfermedad, para su posterior eliminación.

Todo este proceso se realizaría con un aparato clínico, similar al de que se utiliza en los tratamientos de hemodiálisis, que ha desarrollado Grifols.

En este ensayo participarán en los próximos dos años 350 enfermos, de los que 200 serán españoles y se tratarán principalmente en hospitales públicos, y, el resto, de EEUU.

El proyecto AMBAR está dirigido por la doctora Mercè Boada, de la Fundación ACE y que también desarrolla su especialidad en el Hospital del Vall d’Hebron, de Barcelona.

Grifols ha dado a conocer sus proyectos de investigación en Alzheimer

Artículos relacionados :