Intervención de Susana Vacas en el  “SeAlquila Local” de Madrid

167cristalesp
Por Perico Liso
Fotografías: Inma Parra

    Nuestra artista participo activamente en el pasado mes de noviembre  en el Festival de intervenciones de Madrid ‘Se alquila Local’  en la Casa de Campo con su instalación “Cristales Urbanos”   Corren nuevos tiempos de márgenes, de límites, de fronteras. En la nueva era TrumpLand, el del flequillo blanco nos va a expulsar a todos de la tierra, del planeta.

   Para contrarrestar, las princesas Disney admiten estas navidades de El Corte Inglés a la primera princesa latina, Elena de Avalor.

    Antes de que las  expulsen, el certamen  de intervencionismo efímero SeAlquila local centra esta nueva edición en el margen.

 A su paso, una figura se yergue, otra salta, danza, se ilumina… quizá desaparece, se oculta… se multiplica o se disipa.

   Una silueta  etérea, inmatérica, sutil al extremo; la imagen que queda en la retina, por milésimas de segundo, después de ver pasar a alguien fugazmente: “lo fugaz que permanece en las ventanillas”.

   La artista zaragozana Susana Vacas juega al visto y no visto en los lugares de tránsito, de paso, al límite, al margen. Su superficie es el cristal y su trabajo el reflejo, la sombra.

   En lugares insospechados, muy comunes o muy abandonados, apartados de nuestra visión o precisamente por cotidianos nunca mirados con detenimiento.

   En sus cristales Susana Vacas interviene dejando constancia de la cantidad de personas que se han reflejado, asomado, atravesado o cruzado en la distancia. Todo captado en sus siluetas pintadas a mano, en blanco nacarado (múltiples reflejos) y con pintura al agua, es decir efímera (si se opta se puede eliminar o perdurar sine die).

   Susana Vacas se pinta a sí misma, pinta lo que ve en ese momento, capta a las personas que pasan, a las que no pasan, a las que imagina… Capta el mundo de ciudades por las que pasa, ciudades como Huesca, ciudades como Zaragoza y este noviembre, ciudades capitales como Madrid.

   Trabajando con los márgenes, los extremos, los cristales separadores de mundos, el interior y el exterior, consigue que no haya barreras entre nosotros y el arte. El arte que nuestros propios cuerpos y nuestra mirada “fabrica” cada día, en un proceso, como todos, vital.

   El proyecto SeAlquila local en esta edición se centraba en el margen y Susana Vacas tomó parte en los márgenes del recinto intervenido, el Teatro-Auditorio de la Casa de Campo madrileña. El margen también se mostró en los modelos elegidos, sus habituales figuras en una estilización suprema, naturales y desnudas pero prudentes y pudorosas: ¿hasta dónde puedo enseñar? ¿hasta dónde quiero mostrar?

   Susana Vacas continuará interviniendo. Cristales de nuestras ciudades, atentos, que !allá va!

Artículos relacionados :