Chile: Exposición sobre el consumo de energía y calentamiento global 12-2019


Por Klaus Dillemberger

Queridos amigos: Bienvenidos. Hoy os invito a acompañarme por esta pequeña exposición sobre el estado actual de nuestros hábitos de consumo  de energía.

   Hace poco terminó la conferencia  del clima en Madrid y la opinión publicada se queja de que los resultados son escasos. A la chiquilla sueca,…

   

Klaus Dillemberger
Corresponsal del Pollo Urbano en Chile

…Greta Thurnberg,  le han otorgado hace poco el premio Nobel alternativo por levantar, por fin, a la juventud del sofá a protestar y exigir un futuro digno de ser vivido  y todos están por la labor. Eh, vaya, más o menos.  Un buen momento para resumir la situación climática-energética con cifras contrastadas. Por favor, síganme.  Esta primera sala la dedicamos a las energías renovables, ya que son la clave para que nuestros nietos se puedan morir de una forma normal, de viejos, vamos. Las energías renovables avanzan a pasos agigantados, desde que en Alemania en el año 2000 se puso en marcha la primera ley para la inyección a red de  energías “alternativas” como se decía entonces, es decir solar y eólica. A día de hoy, más de 110 países han adoptado leyes similares.  Vean el gráfico principal en esta pared sobre la evolución de estas tecnologías en los últimos 20 años:

       Esta evolución de las renovables sólo es comparable a la repentina presencia de los smartphones en la mano de todo ser humano. En menos de19 años las renovables han duplicado en potencia instalada a la energía nuclear. !Es francamente espectacular! Sin contaminar y más barato. Actualmente hay 436 centrales nucleares en funcionamiento a nivel mundial para la generación de electricidad, con una suma de potencia de unos 450 GW.  A principios  de 2019, la energía solar, la fotovoltaica, hace constar 510 GW instalados y conectados a red. La eólica, otros 540 GW. En el grafico se aprecia que se superó el baremo mágico de un TW (terawatio) instalado en Junio del 2018. Permítanme que lo explico de forma entendible:  lo que consta en nuestra factura de electricidad son los kWh consumidos en cada hogar, kilowatios hora, multiplicado por 1000, hace Megawatios hora, MWh, la medida del mercado mayorista. Ese, multiplicado otra vez por mil, hace Gigawatios hora, GWh. Que es como se contabiliza la electricidad generada. Otra vez multiplicado por 1000, se llama Terawatio  para la potencia  instalada y Terawatio hora para la energía generada, medida que aparece en las estadísticas de generación y consumo a nivel nacional y mundial .  Eólica y fotovoltaica han llegado a la dimensión de 1 Terawatio instalado en 18 años desde cero y todos los expertos coinciden que no tardarán más que 5 años en duplicar esa cifra. O sea, que vamos por buen camino. Parece que sí.

    Pero pasemos a la segunda sala, adelante, por favor. La hemos llamado “el reto”

    Pues este grafico aquí  lo hemos puesto casi en el tamaño como la Guernica en el Reina Sofía de Madrid, por su importancia y para que se vea lo que  aportan las renovables a día de hoy  a la eliminación de las emisiones del CO2, causante del calentamiento global:

    “Ahemm, sí, ahí tenemos una escalera, por si alguien quiere subir y ver de cerca la aportación de las renovables en el  menú de energía primaria consumida a fecha de 2017, adelante…”

 Ya veis que porcentajes abarcan el carbón, el fuel y el gas natural en el total del consumo de energía  primaria a nivel mundial. Son ellos los principales causantes del calentamiento global.

     Se aprecia claramente que queda trabajo por hacer. Y mucho. Cuando estaba yo en Rio de Janeiro en el 1992, con la primera Conferencia del Clima, se emitían a nivel mundial 22.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año. 2018, 26 años y 25 conferencias más tarde, las emisiones rondan los 45.000 mio t al año, el doble que 1992. Pues avanzar, lo que es avanzar en la solución del problema, es que no hemos avanzado mucho, para decirlo de alguna manera.  La AIE (Agencia Internacional de Energía) advierte en su último informe de 2019, que las emisiones de CO2 seguirán en aumento hasta el año 2040…

    “!Pero si leí hace poco leí que las renovables llegan a aportar hasta el 40 % del consumo eléctrico en España!” me dice una de las visitantes. “Si, y es verdad” contesto yo, “en un domingo con sol y aire suele pasar eso y son datos que animan a creer que hay solución todavía”.  De hecho, en días de fiesta, las renovables en Alemania llegan a cubrir casi el 100 % de la demanda eléctrica. Pero como se puede ver en el cuadro de esta pared, la electricidad constituye apenas el 20 % de nuestro consumo energético total:

    Estos son datos de Alemania del 2017. No hemos podido encontrar un gráfico que refleje la demanda en estos términos a nivel mundial. De país en país pueden bailar los porcentajes, pero con un  5 % mas o un 5 % menos en estas áreas de consumo van por ahí en la mayoría de países. Calor y frio se refieren tanto al sector industrial como al residencial.  Como se ve, calor y frio son el plato fuerte del consumo de energía, seguido por el transporte. Ya da una idea por donde actuar.  En el centro de la sala, observen  una reproducción de la primera máquina de vapor de James Watt y al  lado, el primer motor de combustión de Nikolaus August Otto. Con ellos empezó todo. !Que ilusión despertaron entonces estos inventos! !Toda la revolución industrial se basaba en ellos! Porvenir y bienestar.  !Y apenas han pasado 150 años! Ahora nos toca trabajar para intentar  enderezar las consecuencias, aunque Trump y cuatro tontos más no se lo crean.

     Un plato fuerte a resolver son sin duda alguna las centrales eléctricas de carbón. Según endcoal.org hay a fecha de julio 2019 6.704 centrales de carbón funcionando a nivel mundial, más otros 1.358 en construcción o en planificación aprobada.  Como consta en el informe “World energy outlook 2019” de la Agencia Internacional de Energía , suman una potencia de 2080 GW de potencia.  

     Tampoco se pierdan una ilustración del Swiss Institute for Peace and Energy Research que nos ubica en el time line de la era del  consumo de petróleo:

   Este gráfico ilustra lo que dura la era del petróleo en una línea de tiempo a más largo plazo. Nosotros ahora vivimos en la punta del pico. Cosa de dimensiones. Da lo mismo que Estados Unidos alarguen el plazo unos 30 o 50 años con la tecnología del fracking para extraer petróleo con un impacto ambiental temeroso, en una escala de mil años, eso son apenas minutos.

     En los otros paños verán gráficos e informaciones variadas como por ejemplo este listado de los principales exportadores de carbón:

Below are the 15 countries that exported the highest dollar value worth of coal during 2018.

  1. Australia: US$47 billion (37.8% of total coal exports)
  2. Indonesia: $20.6 billion (16.6%)
  3. Russia: $17 billion (13.7%)
  4. United States: $12.2 billion (9.8%)
  5. Colombia: $6.6 billion (5.3%)
  6. South Africa: $6.2 billion (5%)
  7. Canada: $5.8 billion (4.7%)
  8. Mongolia: $2.8 billion (2.2%)
  9. China: $786.8 million (0.6%)
  10. Mozambique: $761.6 million (0.6%)
  11. Poland: $722.6 million (0.6%)
  12. Netherlands: $696.7 million (0.6%)
  13. Kazakhstan: $428.2 million (0.3%)
  14. Vietnam: $372.4 million (0.3%)
  15. Czech Republic: $294.2 million (0.2%)

By value, the listed 15 countries shipped 98.3% of global coal exports in 2018.
(billion en inglés = mil millones en español)

 Bueno, pasemos ahora a la sala “pata negra”.

     El nombre es una ocurrencia de nuestro diseñador. No se refiere a nuestro jamón, el más exquisito a nivel mundial, no, me decía que  se le ocurrió pensando en el gráfico principal expuesto. “Pata” en referencia a por donde metemos la pata y “negra” por las perspectivas…  Pero vamos, creo que estaba con una resaca de mayúsculas…

    Pero vean Ustedes mismo:

     Este gráfico es la clave, la quintaesencia del estado actual de nuestra situación. Permitan que lo explique:

    La línea amarilla ilustra el consumo de combustibles fósiles según los compromisos actuales asumidos por los países en el acuerdo de Paris en 2015.  Implica un aumento de temperatura de 3,2 a 3,5 grados de temperatura media hasta el año 2100

     La línea roja refleja las emisiones de los países en el status quo actual y coincide con las previsiones de la AIE (Agencia internacional de Energía) sobre la producción de petróleo, gas y carbón hasta el año 2040.  !Ojo!  Queda patente que estamos hablando de un aumento de emisiones hasta el 2040, de reducción, nada. En este escenario tenemos que enfrentarnos a un aumento de temperatura media de unos 5  grados hasta el 2100.  

     La línea verde marca hasta donde se tiene que reducir  el consumo de energías fósiles para mantener el calentamiento global en el umbral de dos grados, el máximo para evitar  una situación apocalíptica en muchos lugares de la tierra. Aún así implica un aumento del nivel del mar de 40 a 60 cm según un estudio de la ONU publicado en septiembre.

    La línea azul marca el reto de limitar el calentamiento global a 1,5 grados, aumento que permitiría a nuestros hijos vivir y morir en un entorno similar al que conocemos.

    !Es todo un reto de cojones conseguir eso!  !Pero se puede! Y no es tan difícil como pueda  parecer. Las tecnologías para cambiar el rumbo están maduras y disponibles y capital para invertir sobra.

Pasamos a la sala siguiente y veremos .  La hemos llamado “Cash”, sin más

15 000 000 000 000 $.   15 Billones de dólares

    Según un estudio de IRENA, la Agencia Internacional para las Energías Renovables, es eso lo que cuesta cambiar nuestro suministro energético de origen fósil a suministro renovable hasta el año 2050. Suena estrambótico, imposible, estratosférico.

     Pero son “apenas” 480 mil millones de Dólares al año, a nivel mundial.

    Para poner unas referencias:

En los años de la crisis, el gobierno de Rajoy no tuvo reparos de poner unas 50.000 millones de Euros para salvar a la banca española, tan solo Bankia, lo que era Caja Madrid, consumió 22.000 millones para quedarse en pie. El Banco de España da por perdido 42.000 millones, lo pagamos entre todos los contribuyentes y tenemos para rato.

    Otro dato que pasó casi desapercibido: ARAMCO, la petrolera saudí, tuvo que publicar sus balances de cuenta hace poco para poder salir a bolsa, en ello se hizo público sus beneficio anual del 2018: 111.000 millones de dólares, el doble de Apple, hasta entonces la empresa más valorada del planeta. O sea, la empresa que más beneficio da en el mundo, se dedica a fabricar un producto, el petróleo, que se convierte en CO2 al quemar.

    Otro dato: todavía, a pesar de las exigencias del FMI o de la AIE de reducirlos, las energías fósiles reciben suculentas subvenciones de las arcas públicas, o sea, pagadas con nuestros impuestos. La Heinrich Böll Stiftung los cifra en 444 mil millones al año para 2016 sólo en los estados del G 20.

    Pero lo más impactante son los datos publicados por el FMI en 2017. En ese estudio se incluían por primera vez  los costes externos de la contaminación generado por el uso de combustibles fósiles y se contabilizaban como subsidios, ya que los gastos vinculados las tiene que  asumir la mano pública (se llama post-tax subsidies). Entonces el panorama cambia de forma espectacular. Vean el siguiente cuadro:

     La línea de los rombos azules marca los subsidios directos, los llamados pre-tax subsidies en inglés. Estos, efectivamente han bajado algo gracias a los acuerdos de las conferencias del clima, de 500 a unos 390 mil millones de dólares, pero en el 2017 ya volvían a subir. Pero las barras grises marcan los costes hasta ahora invisibles e ignorados. Se refieren a mitigar la devastación generada, los enfermos y muertos por polución, desmantelamiento de centrales eléctricas etc.  Y cabe resaltar que no es un estudio de Greenpeace u otra ONG ambientalista. Es del FMI.  Ya veremos lo que tarda Trump en retirar los fondos al FMI por un estudio de semejante realismo.

    O sea, el FMI estima las subvenciones mundiales a los fósiles (incluyendo efectos externos) en su informe 2017 en 5,3 Billones de $, nada menos que un 6,5% del PIB mundial. Todo lo que es invertir en Renovables, es reducir gastos en esta cuenta. Dinero  para semejante tarea hay, entre gobiernos, los fondos de pensiones de medio mundo, inversionistas de todo tipo. Cada vez hay más voces que exigen sustituir el actual mercado de certificados de CO2, que en la realidad es un mercadillo de chanchullos y estafas, por un impuesto directo a las emisiones de CO2. Ahora se trapichea con certificados entorno de 20 $ por tonelada de CO2.  Según el estudio del FMI, un impuesto al CO2 del calibre de 70 $ por tonelada aportaría entre 630 mil millones y  1,5 billones de $ al año a nivel mundial.

      ¿Como impactaría semejante medida en la vida del ciudadano? Pues tampoco tanto: Un kilo de ternera congelada costaría unos 80 o 90 céntimos más, una camiseta unos 70 ct, la gasolina unos 30. Y bueno, los chollos de volar de Madrid a Londres por 20 € parece que ya no va ser tan fácil. Siempre según unos cálculos del semanario alemán “der Spiegel”. ?Os parece excesivo?  No lo creo. A cambio, vuestros hijos y nietos pueden vivir con alegría y los flujos de refugiados se quedan en unos volúmenes tolerables.

        Si, los resultados de la Conferencia de Madrid no han sido los deseados. De los grandes, cada uno barre para su casa. Pero ahí nace el mensaje importante: Si cuestan los grandes acuerdos, cada entidad pequeña tiene que hacer lo que puede, ciudades, provincias, instituciones. EE.UU. da el ejemplo: En el espacio “US climate action” comunican que 30 estados, más de 200 ciudades y cientos de empresas sí que se atienen a los acuerdos de Paris. Amazon recién anunció que acaba de encargar 100.000 furgonetas eléctricos de reparto.  Que haga Trump lo que le parezca. Al volver a Zaragoza después de la cumbre en la estación de Delicias cojo el autobús para casa y el vehículo arranca silenciosamente de la parada, sin el típico rugido de motor. “?Esto qué es?” pienso yo. Al bajar me fijo: “autobús híbrido” lleva escrito encima de las ventanas. Impensable hace apenas 10 años. Sí, algo está cambiando. Me reconforta utilizar un bus de estos.

    De toda forma, si alguien de Vds. tiene un chalet en primera línea de playa, yo que Vd. lo vendería a precio de oro a un votante de Vox y cómprese otro en segunda línea. !Y no se preocupe! Cuando su hij@ llega a la edad de Vd. , lo tendrá otra vez en primera línea.

      Bueno, hasta aquí llega nuestra exposición, espero que haya sido interesante para todos. A la izquierda está la cafetería, si quieren tomarse algo. Que pasen un buen dia.

Más información para los que se manejen en inglés:
» OECD-IEA Update on Recent Progress in Reform of Inefficient Fossil Fuel Subsidies that Encourage Wasteful Consumption   (2019)

Artículos relacionados :