Excelente cosecha de garbanzo pedrosillano

165pedrosillanopp
Por Marisa Sarmiento

   La sección de legumbres del Instituto Superior de Silvicultura Improductiva del Pollo Urbano (ISSIPU) ha obtenido un nuevo éxito en el experimento de siembra realizado en el paraje conocido como Costálvaro en el suave somontano de Hinojosa del Campo (Soria).

  Ni más ni menos que ha obtenido una producción de 10 kilos por cada uno  sembrado.

  Este garbanzo es  una planta resistente a la sequía. Aunque la semilla del garbanzo crece con la humedad acumulada en el suelo de la lluvia caía previamente.  En Hinojosa, a partir de 10ºC este  garbanzo es capaz de germinar, aunque la temperatura óptima de germinación oscila entre 25-35ºC. Si las temperaturas son más bajas se incrementa el tiempo de la germinación.

   Los suelos donde se han sembrado  son tierras silíceo-arcillosas o limo-arcillosas que no contienen yeso. La tierra de la zona es roja, pedregosa y muy pobre en substratos alimenticios para cualquier tipo de cultivo excepto para esta variedad de garbanzos. Hay que tener cuidado  porque cuando hay un exceso de arcilla suele producir una bastez en la piel de la semilla que lo descalifica como “pedrosillano”.

   Hay que tener mucho cuidado para que no haya materia orgánica sin descomponer en la tierra ya  también le perjudicará.

  Los años buenos para el garbanzo suelen coincidir cuando ha sido un año poco lluvioso, sobre todo en primavera.

   Prefieren los suelos labrados en profundidad, pues su sistema radicular está muy bien desarrollado y es muy resistente a la sequía.

   Finalmente y como conclusión de esta experiencia, conviene no repetir su cultivo sobre el terreno por lo menos hasta que pasen cuatro años. El pedrosillano  prefiere terrenos orientados al mediodía o poniente y se deben evitar los lugares donde se acumula la humedad.

   Este  garbanzo es muy sensible a la salinidad, tanto del suelo como del agua de riego. Los suelos cuanto más aireados mejor. El  pH ideal está entre 6 y 9, aunque parece ser que cuanto más ácido sea el suelo mayores problemas de Fusarium pueden aparecer.

¡Enhorabuena al ISSIPU por la excelente cosecha experimental y que aprovechen esos magníficos garbanzos!

Valores nutricionales de los garbanzos

100 gramos de garbanzos aportan:

  • Kilocalorías: 305
  • Hidratos de carbono: 48,6
  • Proteínas: 20
  • Grasas totales: 3,4
  • Fibra: 9,5
  • Colesterol (mg): 0
  • Vitaminas: (A, retinol: 30 / B1, tiamina: 0,50 / B2, riboflavina: 0,15 / B3, niacina: 1,5 / B6, piridoxina: 0,54 / C: 4).
  • Minerales: (Sodio: 27 / Potasio: 580 / Calcio: 110 / Fósforo: 428 / Magnesio: 108 / Hierro: 6,5).

 GARBANZO PEDROSILLANO: Descripción, historia y distribución espacial

DESCRIPCION 

Tal y como se recoge en la ficha correspondiente a este producto en el Inventario Español de Productos Tradicionales del MAPA (p.430 y ss.). “se trata de una variedad Próxima al castellano pero es un garbanzo de pequeño tamaño: 371 semillas por cada 100 gramos, frente a la inferior media de otras variedades. La forma del grano es casi esférica, más redonda que la del castellano, con tegumento liso y línea de separación de los cotiledones bien marcada. El pico es pequeño y agudo. El color característico conferido por el medio es el naranja-amarillento”. Las principales particularidades de este garbanzo son -junto al menor tamaño- “el sabor que posee (lo que da un gusto especial por este garbanzo) la finura de su piel y albumen”. 

HISTORIA Y DISTRIBUCION ESPACIAL 

El Diccionario Geográfico Estadístico de Pascual Madoz, no hace referencia alguna a la presencia de este cultivo en Pedrosillo el Ralo; sin embargo, aunque de forma genérica, hace Constar su cultivo en El Pedroso de la Armuña. Este hecho introduce cierta confusión a la hora de valorar a que municipio hace referencia el ecotipo que da nombre del producto. En el inventario del MAPA, se señala lo siguiente ” Las referencias históricas encontradas hasta la fecha se limitan a las aportaciones de las personas mayores a través de los recuerdos de su infancia y antepasados sobre el cultivo de este garbanzo. Según estas referencias parece ser que el nombre de “pedrosillano” ha sido utilizado por otras regiones para nombrar el garbanzo de pequeño tamaño, y proviene del municipio armuñés del mismo nombre: Pedrosillo el Ralo, núcleo principal de su producción. También los mayores dicen que cualquier garbanzo de otro tipo que se siembre en esta zona, se convierte en pedrosillano en cuanto a su disminución de tamaño y cualidades gustativas, cosa que no sucede en Castilla La Mancha y Andalucía. Esto corrobora junto a lo anterior el origen del peculiar garbanzo pedrosillano”. Dado que su autor. Nicolás Armenteros, es un buen conocedor de esta leguminosa cabe dar por válida esta procedencia. De cualquier forma, y como ocurre para el caso de la lenteja los garbanzos tienen un buen desarrollo en La Armuña desde el S.XVIII, cuando se incorporan a la gama de cultivos (en rotación con el cereal) con el objeto de poner en explotación la hoja de barbecho. En definitiva, su desarrollo tradicional se explica porque, a falta de abonos minerales, permite acortar el ciclo de rotación (medio barbecho). También es indiscutible su papel en la dieta, pues eran el componente esencial de las comidas del mediodía y de la noche, “sobre todo para los segadores y en las grandes fincas de muchos serviciales”. En su difusión los arrieros de La Armuña jugaron un papel clave, ya que eran ellos quienes traían las semillas y enseñaban las labores. En la actualidad, se extiende por la mayor parte de los municipios de La Armuña, destacando las localidades de La Vellés y Pedrosillo el Ralo.

Fuente: http://www.patrimonio-gastronomico.com/legumbres_c.shtml?idboletin=125&idseccion=365&idarticulo=2727

Artículos relacionados :