Italia: Los cuadernos del caveau

164Gramsci-BeemeP
Por José Joaquín Beeme
      Ninguna paradoja nos es ajena. Que una biblia anticapitalista, sufrida letra a letra en la lobreguez de una prisión, haya terminado arropada, bendecida, paseada por un banco de negocios no puede significar sino destino burlón, fagocitación galopante, desvergonzado remix.


Por José Joaquín Beeme
Corresponsal del Pollo Urbano en Italia
http://latorredegliarabeschi.googlepages.com

   Ha sucedido: Intesa Sanpaolo presenta la obra de Gramsci, 33 cuadernos escritos en cárceles fascistas, en vitrina cuasialtar acompañada de pantalla interactiva para recorrer sus páginas, unas 3.000 en facsímil digital, y dos enormes cuadros de Guttuso, que fueran propiedad del PCI, enmarcando la escena entre Togliatti (sus funerales) y Garibaldi (su carga contra los borbones en Palermo). Desembarcan los manuscritos en las Gallerie d’Italia después de estrenarse en el Salón Internacional del Libro de Turín, la feria del sector más importante del país, y figuran al lado de las piezas restauradas este año con dineros de la banca, especie de “joyas de un patrimonio” / versión extendida, y no deja de producir escalofríos el hecho de bajar a la antigua cámara acorazada en busca de los auriculares o el guardarropa y circular, arriba, entre pinturas y esculturas asomadas a ventanillas doradas donde el burgués escalígero hacía caja. Al final, nada disuena en la tierra que ha dado empresarios bizarros como Feltrinelli u Olivetti. Un banquero anómalo, Raffaele Mattioli, bibliógrafo y mecenas de Gadda, sostuvo al diputado sardo en su cautiverio e hizo posible, a través del cenáculo antifascista camuflado en la Banca Comercial Italiana, que dirigía, la salida clandestina de aquellos cuadernos que, por vía del amigo y también economista Sraffa (colaborador de Keynes y Wittgenstein), acabaron en manos de Togliatti, su primer editor para Einaudi (que más tarde publicará, gracias a la fundación-instituto Gramsci, la edición crítica). Y el círculo se cierra en 2001: la Comit es absorbida por Intesa, conglomerado lombardo-católico que algunos años después se fusiona con San Paolo, desplazando el eje financiero de Milán a Turín. Anotación gramsciana: sufrimos “extrañación” cuando algo, previamente alienado, hurtado a nuestro poder, se nos opone como fuerza extraña, hostil, no controlable, lo que sucede cada vez que el producto de una actividad humana, material o espiritual, no sólo se yergue de hecho en dominador de quien lo ha creado sino que asume tal aspecto en sus representaciones y creencias subjetivas.

Artículos relacionados :