Acampados en la Plaza del Pilar

 


Por Lucho Gasca
Fotografías: Rafael Esteban y José Juan Esteban Loring

   Cientos de ciudadanos acuden diariamente a la Plaza del Pilar para solidarizarse con los acampados que pretenden  seguir en su actividad hasta el día 15 de Junio.



   “La Red de Colectivos de Aragón se identifica con el espíritu de las miles y miles de personas que están acampadas en todo el estado. Las reivindicaciones que está lanzando el pueblo en asamblea ciudadana son un ejemplo de ejercicio de libertades y derechos, desde el convencimiento de que el poder reside en el pueblo de forma originaria.



  Los pantanos, transgénicos, violencia machista, cementeras en parques naturales, racismo, mercantilización de la cultura, privatizaciones, paro, autopistas eléctricas, contaminación,…. son consecuencias de un sistema injusto. Pero el fin de la historia no ha llegado y muchas buenas personas estamos autoorganizándonos en colectivos, plataformas, redes, manifestaciones, acampadas, asambleas,… porque ¡¡Podemos tejer alternativas y crear juntas el cambio que queremos!!



   Hacemos un llamamiento a participar activamente en las asambleas y acampadas, y a darles apoyo logístico, a todas aquellas personas que consideren que la dignidad y la libertad del ser humano están por encima de la dictadura del capital y de los mercados financieros y su tutela sobre gobiernos y estados. 



   La acampada y asamblea de la Plaza del Pilar cada vez está consiguiendo involucrar a más gentes indignadas, concienciadas y que ven necesario que todas y cada una de nosotras tomemos un papel activo en los debates y decisiones públicas. En pocas horas, habrá también nuevas asambleas ciudadanas y en la calle en localidades como Huesca, Teruel o Jaca.



     Animamos a que la ciudadanía aragonesa participe lo más activamente posible en ellas.



    La movilización a la que asistimos debería significar un punto de inflexión, a partir del cual conceptos como democracia, participación ciudadana, derechos sociales o solidaridad entre los pueblos cobren un sentido real y auténtico, y no figurado como en la actualidad. Para ello será imprescindible que se mantenga hasta conseguirlo la movilización social de la que estamos participando”.



 

 

Artículos relacionados :