En el Entalto: ‘Por el camino del Zen’

167zenp
Por María Sarmiento

    En el bar Entalto (C/ Mayor nº 50) de Zaragoza se inaugura el próximo día 3 de Diciembre una exposición de pintura orienta a la tinta (sumi-e) realizada por  Rosario Suero y que se llama: “Por el camino del Zen”. La exposición permanecerá en su sala de Exposiciones hasta el finales de Diciembre.

 

   El arte de influencia Zen (como es el caso de la pintura sumi-e), es un arte que más que mostrar, sugiere,  y esto es debido precisamente a sus características de imperfección, simplicidad, naturalidad, profundidad y asimetría. Provoca en el espectador el interés por participar  para completar la obra con su imaginación, en un ejercicio de comprensión de lo que ésta intenta transmitir o sugerir,  resultando así una obra sin límites que pretende conseguir la unión del ser humano con la naturaleza.

   Resalta “otro tipo de belleza” cuya percepción radica en tres conceptos fundamentales en la estética japonesa encerrados en estos términos: sabi, wabi y shibumi.

   Sabi se refiere a la idea de soledad, desnudez, a la belleza y elegancia refinada que adquieren los objetos con la pátina del tiempo pero que inspira una profunda y serena aceptación de la caducidad de la vida. Expresa la belleza de los paisajes desoladores e invernales. Wabi es un aspecto del mismo concepto, significa pobreza en el sentido de simplicidad, de austeridad, despojando la belleza  de lo que no es real, que trasciende de lo visible para llegar a su autenticidad. Shibui es un valor que abarca en cierto modo los dos anteriores,  alude a lo inacabado, imperfecto, irregular, con una belleza natural que emana de su cotidianeidad incluso ruda y tosca.

   Todos estos conceptos desarrollan una profunda belleza interior que va más allá de la de la superficialidad exterior coexistiendo con ellos, otros muy relacionados entre sí, como el valor de los espacios vacíos, el de la sugerencia de sentimientos, el de la belleza etérea, o el más importante de todos que combina la elegancia con la profundidad misteriosa y provoca cierta nostalgia por el carácter perecedero de las cosas, y todos juntos ayudan a descubrir, en las ausencias y en las imperfecciones, la belleza universal y eterna.

Artículos relacionados :