Clásicos Luna presenta ‘La manzana de la discordia’ en el teatro romano de Zaragoza

157LunaP
Por José Ángel Alegre Mateus
Fotografías: Diego Rivera

  Se ha iniciado el curso escolar, y Clásicos Luna, la compañía teatral del IES Pedro de Luna de Zaragoza, se ha puesto en marcha. 

    Es una compañía atípica porque, en estos tiempos de dificultad para el teatro y la cultura, está formada por 200 alumnos y antiguos alumnos que, a pesar de su juventud, afrontarán con valentía la representación de obras complejas como la ‘Medea” de Eurípides y el ´’Miles gloriosus’ de Plauto, que mostrarán al público zaragozano en febrero de 2016 en el teatro Principal, y una adaptación de la ‘Ilíada’ que presentarán en la primavera en el teatro de las Esquinas.

  Homero llevó las naves griegas frente a Troya, para convertir a los jóvenes griegos y troyanos en héroes, protagonistas individuales con nombre propio, y nuestros directores teatrales, Juan Luis Pérez y Mª Ángeles Parroqué, conducirán a nuestros jóvenes alumnos para convertirlos en un grupo coral en la aventura de hacer un buen teatro colectivo.

   Nuestros barcos ya se han hecho a la mar. Clásicos Luna ha salido del puerto este 15 de octubre, presentando el espectáculo teatral y musical ‘La manzana de la discordia’ en el museo del teatro Romano de Zaragoza.

      Con esta manzana de oro, que la diosa de la discordia Eris dejó envenenada con su inscripción “para la más bella”, e inspirándose en los relatos mitológicos que nos cuentan la encendida disputa entre las diosas Hera, Atenea y Afrodita para dilucidar cuál de ellas era la más bella, esta compañía juvenil ha puesto en escena un espectáculo interactivo, alegre y dinámico.

  Los espectadores han sido profesores y jóvenes estudiantes suecos del instituto Katedralskolan de la ciudad de Linköping, que han pasado unos días de intercambio escolar en nuestra ciudad. Para estos chicos y chicas del norte de Europa, la actividad teatral ha sido la vía de acceso a este magnífico espacio arquitectónico y urbanístico del Casco Histórico de Zaragoza.

  El museo y el teatro Romano de Caesaraugusta no requieren escenarios, pues todos sus rincones constituyen, por sí mismos, una escenografía teatral de primer orden, a la que solo hay que dotar, para que el espectador disfrute, de historias atractivas, como lo son las de estas peleas y riñas entre las diosas, en su afán de ser las más guapas para el atractivo y bello troyano París que emitirá el veredicto final. Historias que son divertidas cuando nos presentan unas diosas ridículas y engreídas que se pavonean y discuten al modo de los reality show televisivos. Historias que son a la vez trágicas, cuando conocemos que la funesta guerra de Troya es una consecuencia, no prevista pero directa, de la elección de la seductora Afrodita como la más bella de las bellas, a cambio de prometer al troyano  Paris, juez de esta contienda, el favor y el amor de la hermosa griega Helena. Historias que tienen todos los ingredientes para que estos espectadores jóvenes, y también los actores, se sumerjan en el mundo de la cultura y el teatro.

  La cultura y el teatro, el cuidado de las capacidades expresivas, comunicativas y representativas, son un magnífico camino para que los chicos jóvenes entren con alegría en el mundo de la cultura, vivida de forma natural, sencilla e incardinada en su propia vida. El teatro juvenil, y también el adulto, es una actividad, un arte lleno de múltiples registros y herramientas que lo convierten en un instrumento muy valioso desde el punto de vista educativo. Este teatro ofrece los suficientes recursos, para seducir y atrapar por inmersión a los espectadores y actores, adolescentes y jóvenes, sumergiéndolos  en un mundo de representaciones teatrales, sencillas y corales, que les dan entrada, de forma activa y creativa, al mundo de la cultura, al que la sociedad contemporánea margina en beneficio de los espectáculos de masas pasivos.

  Como dice Zeus, el profesor Antonio Sinués: “Es sensacional compartir y vivenciar esos momentos en los que, con el lenguaje del teatro, todos con todos aportamos  creatividad, alegría, sentido de la responsabilidad y sentido del humor. En esos momentos lo que nos une es la aportación personal para que la obra salga lo mejor que se pueda y consigamos que la risa y el aplauso aparezcan de manera natural en el espectador”. La diosa Hera, Ana Aguar, alumna de 4º de ESO también comparte opinión: “Tuve el placer de interpretar a la diosa Hera en las instalaciones del teatro romano, para unos compañeros suecos. Fue una bonita experiencia ya que era completamente nuevo para mí. Y no por el hecho de que fuera nueva en esto del teatro, sino porque ayer tuvimos que aprender a desenvolvernos mejor, a interactuar con el público más directamente, a hacer un teatro de calle, en resumidas palabras, a improvisar. Al principio, me sentía muy tranquila, cosa que me sorprendió a mí misma, pero cuando vi el momento de decir mis poquitas palabras, empecé a ponerme un poco nerviosa, cosa que se pasó en cuanto vi que no era tan difícil”. Juan Puente y Álvaro Arribas, también alumnos de 4º de ESO, que representaron a Aquiles y Patroclo nos lo cuentan con unas breves pinceladas: “Fue una actividad a la que no estábamos acostumbrados ya que era teatro de calle y, aunque teníamos un guión, había que hacer que el público participase. Por eso tuvimos que improvisar un poco nuestras frases, para que comprendieran bien el mito de ‘La Manzana de la discordia’. “Para mí, aunque mi papel no fuera muy extenso, la experiencia fue muy buena e interesante porque tuvimos que actuar muy cerca de los estudiantes suecos. Me lo pase genial con mis compañeros representando este fragmento de la Ilíada, que es la próxima obra que estamos preparando en Clásicos Luna”.

  Por eso ‘La manzana de la discordia’ de Clásicos Luna es un espectáculo teatral y musical que da mucha importancia a la interacción con el público, al humor, y a que el tema de la representaciones sean mitos clásicos cercanos al mundo de los espectadores por sus lecturas o por las imágenes cinematográficas. Por eso busca la frescura y simpatía que hacen que los jóvenes asistentes a las representaciones sientan y vivan el museo del teatro Romano de Zaragoza como un espacio familiar, cercano, que permanezca en su memoria y en su corazón. Así nos lo cuenta la diosa Eris, Iguazel Aparici alumna de 2 de bachillerato: “Hemos participado en una representación muy especial, una visita animada a nuestro queridísimo museo del teatro Romano para unos alumnos de intercambio de Suecia. Hemos ido muchas veces a este gran museo pero esta vez nosotros éramos los encargados de mostrar cada mágico rincón (…) yo actúe como Eris la diosa de la discordia, que es uno de mis personajes favoritos, y también para mi uno de los más complicados por su fuerza y su carácter, pero aun así fue un gran reto, un reto conseguido gracias a todos, gracias al esfuerzo y dedicación de todos mis compañeros”.

  Y desde esa perspectiva Zeus, seguro de sí mismo, y acogedor, recibió a los visitantes. Eris, la diosa de la discordia, sembró el temor, dejando una manzana de oro amenazante “para la más bella”; Aquiles y Patroclo, como héroes valientes, tranquilizaron a los espectadores con su protección, incorporando a los jóvenes suecos como nuevos actores que dieron vida a Helena, a Paris y Héctor. Las diosas Hera, Atenea y Afrodita riñeron como mandan los cánones clásicos, involucrando a los nuevos e improvisados actores, y la fiesta teatral finalizó con un coro jovencísimo que cantó la canción ‘La cólera de Aquiles’ en la que relataron todos los acontecimientos de esta historia de dioses y héroes, manzanas y guerras, de jóvenes valientes griegos y troyanos, sometidos al destino trazado por la dichosa manzana. Los actores recorrieron con los alumnos suecos los espacios, rincones y plantas de este emblemático museo de nuestra ciudad, y con sus personajes les dieron a conocer las características más importantes del teatro grecolatino y las de los teatros romanos en particular.

  Clásicos Luna ha iniciado la aventura teatral del curso 2015-2016 con esta puesta en escena que ha sido posible gracias a la colaboración y el apoyo de la “Unidad didáctica de los museos de Zaragoza” y a las personas que trabajan en el teatro Romano. La aventura continúa, porque su ‘Medea’ su ‘Miles gloriosus’ y su ‘Ilíada’ viajarán también al teatro Romano de Sagunto, al teatre Joventut de Hospitalet de Llobregat, al Auditorio de la universidad de Alicante, al Auditorio del palacio de congresos de Huesca y a los colegios zaragozanos Tenerías y Santo Domingo. En este viaje, en estos viajes, el IES Pedro de Luna y su compañía teatral hacen una apuesta clara por la cultura, la convivencia, y los valores educativos del teatro. Así nos lo cuenta la diosa Atenea, la diosa de la sabiduría: “Soy Belén Hernández de la Torre, alumna de 4º de ESO y estoy en el Instituto Pedro de Luna participando en el proyecto teatral Clásicos Luna. Ayer por la mañana unos compañeros y yo fuimos al teatro Romano para hacerles una representación y animación a los alumnos suecos (…) Para hacerla más entretenido, les hicimos participar vistiendo a algunos chicos y chicas con trajes romanos. Se divirtieron y disfrutaron de la puesta en escena y de la canción de la Ilíada. Todos tuvimos que aprender a improvisar, a mezclarnos con el público, a hacerlos reír, a movernos por el espacio, a controlar los nervios … ¡Una experiencia genial!”.