Espacio en Blanco: “Se busca director de orquesta, razón aquí”

Por Daniel Sevillano

    El Real Madrid busca un director que lleve el juego del equipo blanco a la excelencia. José Mourinho tiene tres candidatos un croata, un alemán y un brasileño. El alemán, Mesut Ozil ha demostrado sobradamente su grandísima calidad. Es un jugador con una finura en su bota izquierda comparable muchos días con el gran Zinedine Zidane.

 

     La temporada pasada la batuta de la orquesta madridista llevaba un nombre inscrito y sin ninguna discusión, Mesut Ozil.

    Este pasado verano en la zona noble del Santiago Bernabeu sólo consideraban la incorporación de un jugador, un croata con una significativa nariz y una bonita melena. Luka Modric tras muchas semanas de negociación fichó por el Madrid por unos 35 millones de euros aproximadamente. En lo que llevamos de temporada parece que Modric está convenciendo más al técnico portugués.

    El tercero en discordia es la eterna resurrección un chico iluminado y guiado por la divinidad de Dios como tantas veces ha manifestado. Ricardo Izecson dos Santos Leite “Kaka”. Tras tres años sin pena ni gloria en el Real Madrid, el que fue Balón de Oro en 2007 ya no contaba para el entrenador y decidieron venderlo. Nadie dio un duro por el y se tuvo que quedar, en principio, a levantarse diez millones de euros por temporada sin hacer nada, sin disputar apenas minutos.

    Pero el día del trofeo Santiago Bernabeu “Mou” le dio minutos, en un partido contra el conjunto colombiano Millonarios, de donde fue fichada “la saeta” el gran Don Alfredo Di Stefano. En ese encuentro Kaka fue nombrado mejor jugador del partido tras meter tres goles. Cuando salió del campo todo el banquillo madridista felicitó al brasileño menos Mourinho que no movió ni un músculo para felicitar a Kaka, quizá porque no veía meritorio hacer lo que hizo en un partido que parecía una pachanga entre solteros y casados.

    Los tres han entrado a subasta y de momento el que mas ha pujado es Luka Modric que ha sentado a Ozil en más de una ocasión esta temporada. El encargo de hacer funcionar la orquesta merengue y hacer bailar al respetable blanco, con la clase del mismísimo Arturo Toscanini, queda reservado para el mejor mago de los tres; para el que consiga convencer al tipo estrambótico de pelo blanco que se sienta todos los domingos en el banquillo del Real Madrid.

Artículos relacionados :