Bigott: “Pavement Tree”

150BigotP
Por Cristina Punter

     Borja Laudo “Bigott” no para de recibir elogios últimamente. Curioso que  los mismos que ahora lo idolatran en diferentes revistas musicales, antes no cesaban de descalificar sus puestas en escena del zaragozano, donde lo calificaba de bufón sobre el escenario  y no tenían nada claro el potencial artístico de Bigott.

   Teniendo en cuenta lo fácil que resulta por parte de los medios la descalificación  por falta de intereses económicos, espero que Bigott digiera  ahora bien tanto halago gratuito, o no tan gratuito al que está siendo sometido.

     El pasado año tuve la ocasión de ver por primera vez uno se sus conciertos. Tuvo lugar  en Valencia y me pareció muy interesante, muy divertida y personal su puesta en escena. Recordando su “cannibal dinner”, tema ya clásico en su discográfia, me llegan recuerdos del concierto, donde indiscutiblemente el éxito de Bigott no radica ni pasa por sus criticas musicales, sino en como comulga con el público, como se comunica de forma personal y trasgresora con este y transmite su trabajo de forma honesta  sobre el escenario, consiguiendo ser uno de los creadores musicales en este momento más interesantes del panorama nacional.

    Bigott nos tiene acostumbrados a no encajar dentro de ninguna etiqueta, (Pop, Indie) conocida. Su último trabajo “Pavement Tree” consigue ser igualmente atractivo e irreverente, al igual que sus anteriores álbumes. No defrauda a sus seguidores, su personalidad musical queda patente en su trabajo tan personal, que en esta ocasión ha sido producido por Jeremy Jay, encargado e implicado en el proceso de grabación, mezcla y pasterización del álbum.

    En este último trabajo no ha contado con sus acompañantes habituales en anteriores álbumes. En esta ocasión se ha dejado seducir por una nueva formación, creada con Clarín al bajo y Pablo Jiménez a la batería, en directo cuenta con la incorporación de Cristian Barros a los teclados y la guitarra. Próximamente podremos disfrutar de sus  directos con nuevos y sobrios sonidos con un bajo afrancesado protagonista adaptado a la modulación de Borja en sus canciones, donde no dejará indiferente a ningún seguidor del artista con sus nuevas canciones y con las puestas en escena sorprendentes a las que Bigott nos tiene acostumbrado.

Artículos relacionados :