Aragón lidera en positivo la lista de dependencia con un incremento del 42% de personas atendidas

Por Jorge Moreno

    El Observatorio Estatal de la Dependencia concluye en su último informe que, de seguir en esta línea, podría acabar en dos años con la lista de espera. No obstante, insta a ejercer una “mayor presión política al Gobierno central para profundizar las reformas que se han iniciado“.

   Más de la mitad de las personas dependientes en Aragón tienen más de 80 años, según datos del Observatorio.Luis Ángel Tejedor

   Los esfuerzos realizados por las Comunidades Autónomas en materia de dependencia han conseguido aumentar en los dos últimos años el número de personas atendidas en más de 160.000 beneficiarios, con un crecimiento neto del 21,8% para el conjunto del sistema. Aragón, según datos oficiales del Observatorio Estatal para la Dependencia, encabeza por primera vez en positivo este ranquin con un incremento del 41,9%, lo que supone que cerca de 7.000 dependientes se han beneficiado en la Comunidad de una ayuda o prestación. 

    “De seguir este ritmo, en poco más de 2 años, Aragón habrá acabado con la lista de espera de dependencia. Veníamos de una situación muy difícil y se ha hecho un esfuerzo evidente por hacer las cosas bien. Ahora hay que mantener esa línea y ejercer más presión hacia el gobierno central para continuar profundizando las reformas que se han iniciado”, subraya Gustavo García, miembro del Observatorio para la Dependencia en Aragón.

    Según el último informe elaborado por este organismo, este saldo positivo de incremento de personas atendidas entre junio de 2015 y junio de 2017 se ha registrado en todos los territorios, si bien con resultados muy desiguales entre las diferentes comunidades autónomas. Así, frente al incremento del 41,9% de personas atendidas registrado en Aragón se sitúa el “exiguo” 6% de Cataluña. 

   “Es evidente que, en el conjunto del país, se trata de un crecimiento insuficiente, a pesar del innegable avance en un sistema que venía del frenazo de los recortes de 2012″, añaden fuentes del Observatorio al indicar que la consecuencia más “cruel” del mantenimiento por tiempo ilimitado de las personas en lista de espera para recibir atenciones es que muchas de ellas fallecen sin haber podido ejercer su derecho reconocido por la Ley de Dependencia.

    Los datos oficiales contenidos en los últimos informes manejados por la Comisión para el análisis de la situación del SAAD, derivada de la Conferencia de Presidentes, reconocían que en 2016 se habían producido más de 40.000 fallecimientos de personas que, siendo dependientes con derecho a atención, no habían llegado a beneficiarse de las prestaciones y servicios oportunos. “Extrapolando la mortalidad de las personas en lista de espera en 2016 a los datos de 2017, es plausible estimar que el número de personas fallecidas pendientes de recibir prestación solo en el primer semestre del año asciende a 18.000 personas con la pésima proyección de convertirse en más de 34.000 al final del presente ejercicio. En España, actualmente, fallecen más de 100 personas dependientes cada día sin recibir la atención, y podemos estimar que en Aragón fallecen en torno a tres cada día”, afirma García.

    A pesar del “innegable” avance que se ha hecho en Aragón, generalizando por ejemplo la tele-asistencia sin coste para los usuarios, y de la reducción que se ha registrado “por primera vez en muchos años” del llamado ‘limbo de la dependencia‘, que ha bajado de 10.000 personas a 9.500, los autores de este informe concluyen que la situación “requiere avanzar mucho más” en una línea que ya se ha iniciado: priorizando las prestaciones de servicio sobre las prestaciones económicas y agilizando los trámites para acceder a estas ayudas. “Aragón ha avanzado, pero creemos que todavía tiene que avanzar más. Hay que aplicar procedimientos ágiles y garantistas, que no sean farragosos para las familias. No se pueden hacer tan complejos para una ayuda de 300 euros mensuales, como si fuera una cuantía de cientos de millones de euros”, critica García, quien insta asimismo a todas las CC. AA. a atender “a las personas más necesitadas y no a las más baratas”.

    Así, según denuncia este último informe publicado a finales del mes de julio, las comunidades autónomas estarían reduciendo su lista de espera atendiendo a los dependientes menos urgentes, cuando “debería hacerse el esfuerzo por atender a los más necesitados, que al mismo tiempo son los que no pueden esperar porque tienen peores condiciones físicas y fallecen antes

Artículos relacionados :