Diciembre: Zaragoza buscará un gran pacto para garantizar la acción social

Por Jorge Moreno

El Ayuntamiento de Zaragoza buscará un acuerdo político marco entre todos los grupos municipales para garantizar la financiación para los servicios sociales, además de promover un pacto de ciudad con todos los agentes sociales y desarrollar un proyecto para promover la implicación del tejido empresarial de la ciudad en los proyectos de intervención social.

Estas son algunas de las líneas maestras que esboza el borrador del plan estratégico de servicios sociales que marcará las políticas municipales en este área hasta el año 2020 y que ahora deberá completarse con las aportaciones de los grupos municipales. El documento detalla casi medio centenar de medidas que pasan, sobre todo, por garantizar los servicios sociales a la población más desfavorecida.

Y como la realización de estas actuaciones pasa por la participación del Gobierno de Aragón, que tiene las competencias en esta materia, una de las medidas apuesta por la creación de una comisión de coordinación entre ambas instituciones. Y sienta las bases para priorizar la gestión pública frente al “papel secundario” de la gestión indirecta en la provisión de servicios.

Asimismo, una de las actuaciones que se detallan pasa por priorizar los criterios sociales en las licitaciones de los contratos municipales, así como la revisión y la mejora del papel de las subvenciones.

REDES Como novedad, el consistorio zaragozano abordará un proyecto para crear redes de protección social con un sistema de protección social de emergencia ante las situaciones de urgente necesidad vinculadas con la alimentación. En la línea del anuncio que ya realizó el teniente de alcalde de Acción Social, Roberto Fernández, sobre un proyecto que está siendo ultimado para el reparto de comida, ya elaborada, a las personas con estas necesidades.

El plan también establece el diseño de una nueva estructura de áreas básicas de servicios sociales generales, atendiendo a dos criterios: la distribución de la población de Zaragoza y la homologación con la actual organización territorial de la ciudad. De esta medida, de hecho, podría valorarse la fusión de algunos centros municipales para dar servicio a las zonas de demanda más elevada, una opción que ya se ha planteado en otras ocasiones como consecuencia del incremento desigual de peticiones de citas.

Artículos relacionados :