Junio: “Envejecimiento y discapacidad”

Por Jorge Moreno

   La Unión Europea celebra este 2012 el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de Solidaridad Intergeneracional, con el objetivo de crear una cultura del envejecimiento activo basada en una sociedad para todas las edades, actuando en ámbitos tan distintos como el empleo, la sanidad, los servicios sociales, la formación de adultos, el voluntariado, la vivienda o el transporte.

 

    Además, el envejecimiento es indudablemente un desafío para el conjunto de la sociedad y para todas las generaciones en Europa, y es también una cuestión relacionada con la solidaridad entre las generaciones y con la familia.

   En España las personas mayores representan algo más del 17% de la población, es decir, más de ocho millones de personas, de las que las mujeres suponen el 57,5%.

   Este proceso vital supone una serie de condicionantes para las personas, al envejecer se manifiesta lo que podría denominarse una segunda discapacidad que supone la aparición o agravación de dependencias. Y desde luego el proceso de envejecimiento también dependerá del tipo de discapacidad que tenga la persona.

   Desde el año 2012 la población activa en Europa irá decreciendo mientras que la población de más de 60 años irá aumentando a una media de dos millones de personas al año. EN 2025, más del 2025, más del 20% de los ciudadanos de la EU tendrán 65 años o más, y se producirá un rápido incremento del número de personas mayores de 80 años, lo que obligará a los siste,mas sanitarios a adaptarse para ofrecer la atención adecuada y seguir siendo económicamente sostenibles.

   Ser conscientes de que todos nos hacemos mayores, con el tiempo nuestros problemas aumentarán. No caer en el victimismo y enfrentarnos a ellos, luchar y amoldarnos a nuestra nueva situación.

    Entre las medidas que se pueden llevar a cabo para favorecer un envejecimiento activo de las personas con discapacidad está facilitar el desarrollo de grupos de autoayuda, posibilitar el acceso a la jubilación anticipada de determinadas personas con discapacidad en procesos de envejecimiento que carezcan de ella, crear una renta de garantía mínima que cubra las necesidades básicas de la persona con discapacidad en proceso de envejecimiento, o impulsar entre éstas su implicación en los movimientos asociativos.

    Con la celebración del Año Europeo se busca sensibilizar por tanto a la sociedad en general sobre el valor del envejecimiento activo y apreciar en mayor medida la valiosa contribución que las personas de más edad hacen a la sociedad y a la economía , estimular el debate y el intercambio de información, y desarrollar el aprendizaje mutuo entre los Estados miembros y las partes interesadas a todos los niveles, para promover políticas de envejecimiento activo, identificar y difundir las buenas prácticas y fomentar la cooperación y las sinergías.

   Durante todo este años se celebrarán conferencias, actos e iniciativas, así como campañas de información, promoción y educación, e intercambio de información, experiencia y buenas prácticas.

Artículos relacionados :