Casi 11.000 dependientes aragoneses con derecho a ayuda no la reciben

Por Jorge Moreno

      La Ley de la Dependencia se queda corta. En Aragón de las 32.611 personas con derecho a percibir las ayudas solo las reciben 21.843. Por el camino se han quedado 10.618, que no tiene subsidio alguno. Lo reconoció el consejero de Salud, Ricardo Oliván en las Cortes, donde aseguró que se están estudiando mecanismos que permitan “restablecer el flujo normal al sistema”. No especificó más.

     El departamento que dirige está ahora centrado en la ordenación y homogeneización de los sistemas de admisión, que diferían de unas provincias y otras. Una vez terminado este proceso se pondrá en marcha de nuevo el mecanismo para atender a todos aquellos dependientes, que aun teniendo derecho a ayudas, se quedan fuera.

    El bloqueo no se debe a problemas presupuestarios. El departamento cuenta con una partida de 120 millones de euros para financiar este servicio y además el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha activado los programas individuales de atención, se han establecido unos plazos para la incorporación de nuevos beneficiarios y se van a habilitar 180 plazas para personas mayores dependientes y 80 para discapacitados.

    Oliván admitió fallos. Este es el “momento oportuno para hacer una reflexión” sobre “cuál es la efectividad real” de la Ley de Atención a la Dependencia, dijo el consejero. La aplicación de la norma “no se ha paralizado, se ha paralizado la prestación de determinados recursos económicos”. Lo que en realidad equivale a decir que el funcionamiento del sistema de atención es deficiente porque no presta las ayudas que debería.

    Oliván compareció en el plenario a petición del PSOE. Su portavoz, Javier Sada, fue especialmente crítico con el servicio que se está prestando a los ciudadanos. “Desde que ustedes están en el Gobierno la comunidad ha retrocedido en el ránking de las comunidades que mejor aplican la Ley de la Dependencia. No nos destrocen lo que ya estaba funcionando bien”, dijo. El socialista le recordó a Oliván que gobernar es priorizar y que no pueden faltar fondos para un derecho como el de la asistencia de la dependencia. A lo que el consejero respondió que esté año se cuenta con un presupuesto adecuado para abordar todas las peticiones.

    En el retroceso de la aplicación de la Ley de la Dependencia coincidió también la diputada de IU, Patricia Luquin, quien recordó que hay “muchísimas” personas en situación de “vulnerabilidad absoluta”. La portavoz de CHA , Nieves Ibeas, ha afirmado que la atención a la dependencia es “un derecho inseparable de la dignidad” de la persona. En su opinión, el Gobierno de Aragón ha paralizado la aplicación de la Ley, lo que ha motivado el aumento de las listas de espera.

Artículos relacionados :