Un paseo por Cantabria


Por D. Sánchez

    El pasado mes de Julio, tuve la suerte de ser invitado unos días a visitar Cantabria por mi amigo, colaborador pollero y gran científico especializado en el genoma humano, Jesús Saínz, que actualmente está desempeñando su trabajo en el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de esa Comunidad.

 

   Y fruto de esos excelentes día pasados en su compañía es este reportaje fotográfico que no hace sino ensalzar las bellezas naturales de esa región hermana. Y también, como no, con unos breves apuntes de las localidades visitadas.



   Mogro es una localidad del municipio de Miengo (Cantabria, España). El lugar goza de ser un enclave turístico, por su belleza paisajística y por su ría natural en la que el río Pas va a parar en el Cantábrico. Demográficamente hablando, con 1.317 habitantes (INE 2008), es la localidad más poblada del municipio. Está a una altitud de 45 metros, y a 15 kilómetros de distancia de Santander, lo que ha impulsado la construcción de viviendas dormitorio por su cercanía a la capital de la provincia.



    Destaca la iglesia parroquial de San Martín del siglo XVI y la ermita de la Virgen del Monte, también del siglo XVI, donde se celebran las fiestas más importantes del municipio.



   Pedreña es una localidad española del municipio de Marina de Cudeyo, en Cantabria. En el año 2008, la localidad contaba con 1.454 habitantes (INE). Está situado a 38 metros de altitud, y está a una distancia de 3 kilómetros de la capital municipal, Rubayo.



    Destaca del lugar, su emblemático campo de golf, inaugurado en 1928, su puerto deportivo, con magníficas vistas de la bahía de Santander y su centenario equipo de remo. Cabe destacar igualmente el tesorillo de Ambojo, un conjunto de monedas medievales halladas en las inmediaciones del cementerio, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002.



   La villa de Potes se encuentra situada en el centro de la comarca lebaniega, en una ladera orientada al norte. Dominando la villa, al SO, se encuentra el monte de la Viorna, con una gran cruz de piedra y hormigón presidiendo su cumbre; al norte de la villa, una carretera conduce al barrio de Rases y al sur, un camino nos acerca a la ermita de Valmayor, cuya imagen es muy venerada por los vecinos de Potes.



    Dos fueron los núcleos de población que fueron formando la villa; uno se originó al sur del río Quiviesa, en las cercanías de la actual calle de San Pedro, teniendo al sur el barrio de La Solana, donde la población se concentró alrededor de la iglesia de San Pedro, que aparece documentada desde el siglo X; el otro núcleo se formó en la ribera izquierda del río Quiviesa, de gran interés estratégico para el control de las comunicaciones. Este núcleo de población dio origen al actual barrio de El Sol y, posteriormente, al barrio de La Serna, donde se edificó la antigua iglesia de San Vicente.



    La historia de Potes gira en torno a la Torre del Infantado, lugar de enfrentamientos y de luchas familiares por tener su dominio y el de la población. A mediados del siglo XV aparece consolidado el señorío del Marqués de Santillana. Diego Hurtado de Mendoza será el primer Duque del Infantado, título concedido por los Reyes Católicos en el año 1475.



    De Potes conocemos las más antiguas Ordenanzas que existen en Cantabria, fechadas en los años 1436 y1468, donde el aprovechamiento de montes, la protección de viñedos y cultivos y la regulación de las ferias y los mercados, forman parte de sus interesantes capítulos.



   Situada en la costa occidental de Cantabria San Vicente de la Barquera es un municipio que en sus apenas 41 kilómetros cuadrados aúna todos los valores y atractivos de la España Verde: un destacado patrimonio monumental, gran importancia histórica, un excepcional medio natural, una reconocida gastronomía y una profunda tradición popular que se refleja en sus diversas manifestaciones festivas y artísticas.



    Su puerto pesquero, sobre el que ha girado el desarrollo de esta villa continúa siendo uno de los más importantes de la región. El turismo y los servicios son en la actualidad la principal actividad económica del municipio, conformando una amplia y atractiva oferta para los visitantes.



    San Vicente de la Barquera se encuentra en pleno corazón del Parque Natural de Oyambre, un espacio natural protegido de gran valor ecológico integrado por rías, acantilados, playas, dunas praderías y bosques que albergan una fauna y flora de gran importancia.

    Estos valores naturales han permanecido prácticamente invariables a lo largo de la historia en la que San Vicente de la Barquera ha sido protagonista ya desde la época romana. Sin embargo la villa vivió su mayor esplendor durante la edad media, tras la concesión del fuero por Alfonso VIII, época en la que sus hombres protagonizaron importantes gestas marineras en la reconquista de ciudades andaluzas o en las expediciones a Terranova.

    San Vicente de la Barquera fue un importante paso del Camino de Santiago en la ruta costera. Fruto de ese pasado la villa y sus pueblos cuentan con un destacado patrimonio monumental declarado como Conjunto Histórico Artístico.



     El pueblo de Barcena Mayor se encuentra en el municipio de los Tojos, y es el único núcleo de población que se encuentra dentro de la reserva del Saja. Este pueblo es un magnifico ejemplo de la Cantabria rural, de los pueblos rurales interiores. Se dice que es el pueblo más antiguo de Cantabria y posiblemente de España. Fue declarado conjunto histórico-artístico en el 79 debido a su asombroso estado de conservación



   Soto de la Marina es una localidad del municipio de Santa Cruz de Bezana, Cantabria (España). Se encuentra en la parte septentrional del municipio, distando 4 kilómetros de la capital municipal. Tiene una altitud de 27 msnm. Su población en el año 2008 era de 3.118 habitantes. Aquí nacieron José de Escandón y Helguera, colonizador fallecido en 1770 y Manuel Samaniego del Castillo, militar fallecido en 1822. Celebra la festividad de San Juan y tiene playa.

    Esta localidad tiene varias playas magníficas, entre las que se encuentra la preciosa playa de San Juan de la Canal, poseedora de la bandera azul de la CE; tiene aproximadamente 200 m de longitud y dispone de aseos, socorristas y acceso para discapacitados. Otra es la playa de Covachos, una pequeña pero hermosa playa, caracterizada por la presencia de un bonito islote. Próxima al Parque Natural de las Dunas de Liencres. Dentro de la playa existe un islote denominado El Castro de Covachos que, en bajamar, se une a la tierra. Es una playa aislada y nudista, donde se respira una gran tranquilidad y donde se pueden disfrutar de unas magníficas vistas.

    Santa Cruz de Bezana es un municipio, y una localidad de dicho municipio, de la comunidad autónoma de Cantabria (España). Limita al norte con el mar Cantábrico, al oeste con Piélagos, al sur con Camargo y al este con Santander. Está situado en la zona de influencia de la capital cántabra, por ello se encuadra a este municipio en la comarca de Santander. Cuenta con una población total de 11.607 habitantes según datos del INE para 2010.



     Fontibre es un pequeño pueblo de Cantabria perteneciente al municipio Hermandad de Campoo de Suso cerca de Reinosa (3 kilómetros) y de la estación invernal de Alto Campoo (o de Braña Vieja, por el nombre del lugar en que se encuentra) que toma el nombre del nacimiento del Ebro (Fontes Iberis). El río Ebro da nombre, a su vez, a la península ibérica.

    El nacimiento del Ebro no es más que una surgencia del río Hijar, que es uno de los ríos que nacen en el Pico Tres Mares, una de las cumbres más importantes de la Cordillera Cantábrica, que se llama así por ser el lugar de nacimiento de sendos ríos que desembocan el Nansa en el Mar Cantábrico, el río Camesa, afluente del Pisuerga, que a su vez es afluente del Duero, en el Océano Atlántico y el Ebro en el Mar Mediterráneo, Tortosa, después de un largo recorrido de 910 Kms.

    Fontibre es un lugar notable citado ya por Plinio como lugar cercano a Julióbriga. Un monumento en el lugar, obra de Jesús Otero, destaca su importancia y la del río Ebro con palabras de Menéndez Pelayo: “la áspera sierra que guarda en sus humildes peñascales la cuna del histórico río que a toda la península da nombre y que después de saludar los férreos lindes de la Vasconia y besar el muro tiunfal y sagrado de Zaragoza viene a rendir tributo a vuestro mar en la ribera tortosina, simbolizando en su majestuoso curso la unidad suprema y la diversidad fecunda de la historia patria”

    Otro monumento en el mismo lugar de la surgencia representa a la virgen del Pilar de Zaragoza sobre una columna que tiene labrados los escudos de las provincias que atraviesa el río.

   El Ebro nace en medio de un bosque de 7 hectáreas incluido por ICONA en el “Inventario Abierto de Espacios Naturales de Protección Especial” formado por chopos, robles, hayas y fresnos.


 


  Reinosa es la capital campurriana, situada en la entrada de Cantabria llegando desde Castilla, y se halla a 75 Km. de Santander. Se encuentra perfectamente comunicada, con unas buenas infraestructuras y servicios, y con muchos atractivos, que incitan a muchas personas a visitarlas. En Reinosa y sus alrededores vamos a disfrutar del turismo de interior. Arte, naturaleza, folklore y costumbres, nos deleitarán de una forma diferente.

    Su gastronomía es una mezcla de la castellana y de la cántabra. Podemos disfrutar de platos de corzo, jabalí o venado; de trucha, recién pescada; y por supuesto no dejaremos pasar la ocasión de degustar el cocido montañés, con alubias blancas. Y si aún nos queda sitio, probaremos la pastelería propia (las pantortillas, las rosquillas, el arroz con leche).

   De su patrimonio artístico destaca la iglesia de San Sebastián del siglo XVI. Situada en el centro de la ciudad, es un modelo de arquitectura barroca donde resalta su retablo mayor.

   En la plaza del Ayuntamiento podremos distinguir las edificaciones más antiguas de la ciudad. Sus casas nobles del siglo XVI, torreones y soportales nos harán regresar a otra época.

   Apuntar también el convento de San Francisco, que es el edificio más antiguo de Reinosa, comenzado en 1518 y reformado a finales del siglo XVI. Es un modelo de arquitectura clasicista.

   Además podemos acercarnos a visitar Argueso, donde se ubica uno de los pocos castillos existentes en Cantabria.

    La villa de Comillas es una de las localidades más emblemáticas de Cantabria y una de las más interesantes desde el punto de vista arquitectónico.

    Cuenta con algunos de los edificios más importantes del modernismo en Cantabria, como el Palacio de Sobrellano y su Capilla Panteón, la Universidad Pontificia y por supuesto, El Capricho del genial arquitecto catalán Gaudí.

    Destaca su hermosa playa, que todos los veranos atrae a miles de turistas o lugares tan representativos como la Plaza del Corro junto a la iglesia.

 

Artículos relacionados :