Madrid no se apaga, o si / Nicholas Batller

Por Nicholas Batller

   No seré yo quien defienda, o si, las medidas de ahorro, eficiencia energética y reducción de dependencia propuestas…

…por el Gobierno de España, mediante su Decreto ley 14/2022, de uno de agosto, curiosamente “dado” en Palma el 1 de agosto de 2022.

 

   Algunos de los reparos más evidentes ya se han manifestado a través de los medios de comunicación:

  • No se pueden regular los límites de calefacción y refrigeración con los mismos parámetros para Aguilar de Campoo (Griegos- Teruel- diría yo) que en Córdoba o en Las Palmas de Gran Canaria.
  • No puede haber los mismos límites de temperatura en un Tanatorio que en una cocina “pública”, que en un restaurante o que en un pabellón polideportivo.

   De otros reparos no he oído hablar. Por ejemplo, del apagado de escaparates a las 22:00. Y al respecto recordar que mientras que el sol, en estas fechas, se pone en Palma (de Mallorca, claro) a las 20:57, en A Coruña (La Coruña) se pone a las 21:52, una hora más tarde. Quizá el presidente del gobierno de España lo hubiera tenido más complicado de serlo en aquel Imperio, del siglo XVI, en el que nunca se ponía el Sol.

   Pero frente a las banalidades, en esta materia, debe ponerse de especial relieve la desvergüenza de la siempre desafiante presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid (incluso ante su propio presidente Popular, ejerza quien ejerza): Madrid no se apaga! ha proclamado, gracieta que habrán jaleado sus incondicionales, me temo que poco, y mal, informados.

   Isabel Diaz Ayuso quizá no sepa (la verdad es que creo que no quiere saber nada de nada) que la Comunidad Autónoma de Madrid consume anualmente 27.413 GWh (Giga Watios hora), menos sabrá todavía que en el territorio en el que ejerce sus competencias se generan cada año tan solo 1.334 GWh. Dicho en otros términos, la Comunidad de Madrid genera el 5%, escaso, de la energía que consume ¿de donde viene el 95% restante, los otros 26.079 GWh cada año?. Pues de la explotación territorial que se hace, en beneficio sobre todo de Madrid, respecto de comunidades como Extremadura, Aragón, Castilla La Mancha o Castilla y León.

   Según datos publicados por Red Eléctrica en su informe anual referido a 2021, Extremadura genera anualmente 24.677 GWh y solo consume 5.060 GWh; Aragón genera 19.218 GWh y consume 10.471 GWh; Castilla y León genera 27.016 GWh y consume 13.670 GWh; Castilla La Mancha genera 23.129 GWh y consume 12.004 GWh. Solo esas cuatro comunidades generan un excedente de más de 43.000 GWh, a costa de poner sus respectivos territorios al servicio común de procurar energía, para que el producto interior, la economía, el empleo y la población se concentren en territorios como la Comunidad de Madrid (que necesita un aporte exterior de 26.079 GWh), para que “NO SE APAGUE”. Cuatro comunidades (las dos Castillas, Extremadura y Aragón), solidarias con el resto de España, con Madrid muy en particular, y reivindicativas respecto de la necesidad de garantizar medidas de financiación que contemplen y compensen precisamente esto: la despoblación de unos territorios en favor del enriquecimiento de otros.

    Si Madrid no se apaga no será porque el Gobierno de Pedro Sánchez lo impida, menos todavía por la macarra actitud de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso. Si Madrid no se apaga será porque comunidades como Extremadura, Aragón, Castilla y León o Castilla La Mancha siguen creyendo en la viabilidad de esta piel de toro y en la solidaridad inter-territorial. Si Madrid no se apaga no será por las bravuconadas de su Presidenta autonómica, sino porque otras comunidades, incluidas Galicia, Navarra, Asturias y La Rioja (también excedentarias en lo que nos ocupa), siguen suministrando energía, entre otros, a Madrid, a costa de la sobre explotación de sus territorios y, en casi todos los casos, de su despoblación, expulsada de sus orígenes para buscar mejor vida allí donde enviamos nuestros Giga watios.

Artículos relacionados :