Il pirata enamorato no cobra dietas, cobra “pluses revolucionarios”


Por Joe Di Maggio

La hipocresía de la izquierda ilustrada zaragozana no tiene límites. Recientemente hubo un rifirrafe en el ayuntamiento de Zarabola entre el pit bull oficial de PP, Georgio Azconetti , (afamado por la displicencia con que trata a sus fans y su escaso interés por conectar con los medios no oficialistas), y el “Pirata Enamorato”, el ínclito y marrullero Joe Alonsetti, a propósito de las dietas que los concejales cobran por asistir a los diferentes consejos de administración de las empresas municipales donde, de una tacada, se pueden llevar una buena pasta por unas horitas matinales de asistencia a ellas.

 

 

Alonsetti se puso como una fiera argumentando que él no se lleva nada que, naturalmente, “todo lo dona al partido”. Azconetti, asistente con el rojete a algunas de esas reuniones nutricias, le desmontaba el argumento citando la cifra de la vaselina y el revolucionario se ponía la mano en la sobaquera mientras se le encendía la sangre: “¡Ese dinero no es para mí, es para el pueblo!”

-Kamarraden, ¿cuánto se lleva Su Esencia Obrera en dietas?

-¡Nada! Todo es mentira. Yo gano mil euros al mes y el resto, como todos los dirigentes de nuestro partido, lo donamos al pueblo. Los dirigentes de IU creemos que con mil euros al mes basta y sobra para vivir. El resto, se mete en una caja común, bueno, en un container gigante y blindado que tenemos en la sede, y desde allí se reparte para todos aquellos ciudadanos que, previa presentación de la hoz y el martillo, nos muestran alguna necesidad urgente y revolucionaria….

-Según comenta miembros del Socorro Rojo es completamente sonrojante y antirrevolucionario cobrar los extraordinarios sueldos que Su Esencia Obrera se lleva de las arcas municipales…

-Mire usted, camarada, Tras la caída del “ateísmo soviético”, el liberalismo económico imperante propone el llamado pensamiento único actualmente en trance de conformación, que expresa los intereses de la globalización económica, política y militar. La ciencia, en vez de hacer caso omiso a su llamada, y proseguir con su inmaculado viaje, ha preferido mirar de reojo al sistema burgués que la subvenciona. Y es ahí donde nosotros estamos: mirando y llevándonoslas . Somos científicos de la pasta, del euro en concreto. Y queremos llevárnoslo crudo y si es posible haciéndonos funcionarios, que así se dura “pa cutio” ¿Compre pa, camarada?…

-¡Por favor, naturalmente!…Por cierto, don Joe, ¿cree usted que el marxismo esta caduco en Aragol tras 150 años de vigencia en el mundo?

-¡Que va, camarada! Hoy por hoy, los marxistas-leninistas, podemos presumir con la cabeza muy en alto de ser los únicos que hemos puesto cerco a la explotación capitalista. Nuestra indomable vitalidad, como nuestra probada templanza ante las contrariedades y el continuar en pie, después de los fracasos y frustraciones que provocó el derrumbe de los países de la Europa del Este, se deben exclusivamente a la fortaleza de ánimo que la inspira, a las dietas que nos proveemos del sistema capitalista, y al poder de convicción que posee la doctrina marxista, que ha hecho del devenir de la dieta y el negrata su verdad absoluta, en la que se estrellan las fantásticas elucubraciones del idealismo y contra la que rebotan las reaccionarias apuestas de las opciones renovadoras, tal cual son los nacionalismos emergentes….

-¿Podría Su Esencia Obrera explicarme el término “ Shuck wages” por el que algunos de ustedes son conocidos!

-¡Jajajaja, qué gracia, camarada! Ese es un término acuñado por el fascio del PP y que en castellano corriente y moliente podríamos traducir por “chupa jornales”

-¿Así pues no se siente Su Esencia representante de este singular movimiento de izquierdas?

-¡No, no, por favor! El “chupajornalismo” es más propio del Pesoe, de la Cha, de los partidos burgueses. Los partidos obreros no podemos entrar en eso: nuestras miras son muy elevadas. Ya sabe usted que la inevitabilidad de la existencia Izquierda Unida como un Partido marxista-leninista se expresa de modo acuciante. El mundo, y por tanto Aragol, necesita un partido que aglutine todas estas energías desperdigadas que corren el riesgo de desintegrarse, si no se les convence de que la cultura que predican y protagonizan no corresponden a esta sociedad. Si no persuadimos a los zarabolianos (y aragoleses) de la necesidad de luchar organizadamente contra el sistema que imposibilita la satisfacción de sus ilusiones y que emplea los avances científicos en beneficios de unos cuantos aunque, ello presuponga la degradación ambiental, el hambre para millones de niños, mujeres y hombres y la destrucción de vidas humanas a través de guerras de exterminios y también, ¡cómo no! la llegada de nuestras dietas.

-Bueno, don “Chupajornales”, ¿quiere usted decir algo antes de dar por finalizada esta entrevista?

-Pues si…Quiero terminar recordando a todos los lectores del Pollo Urbano al milenario Aristóteles que planteaba la esclavitud como un bien de la naturaleza: Unos hombres nacen para ordenar y otros nacen para obedecer, y ambos son felices si cumplen con su misión. ¡Vivan las dietas! ¡Vivan los pluses revolucionarios!…Y si quieres seguir caminando por la Calle Mayor, ¡olvidate del término “chupajornales” o te mataremos….

-¡Huy, que miedo!….

Artículos relacionados :