Laura Freixas ¿Porque eres tan feminista mujer? O como poner en valor el trabajo de las mujeres en la cultura.

165laura-freixasp
Por Cristina Beltrán

   La propuesta para este octubre es Laura Freixas. Hasta hoy, ha creado muchos ríos de tinta en forma de relatos, cuentos, ensayos, novelas;  no cesa de trabajar y aportar su opinión a través de distintos medios.

    En su facebook  dice de ella: fui al Liceo Francés (que me marcó), hice Derecho (por error), estudié en París, fui lectora de español en Inglaterra, vivo en Madrid desde 1991. He publicado cuentos, novelas (la última, “Los otros son más felices”, 2011), ensayo (“Literatura y mujeres”, 2000), autobiografía (“Adolescencia en Barcelona hacia 1970”, 2007), y ahora, “Una vida subterránea. Diario 1991-1994” (2013). Presido la asociación Clásicas y Modernas por la igualdad de género en la cultura, fundada en 2009.

   Esta información no deja entrever todas sus intervenciones en forma de entrevistas y artículos de opinión, y otros libros que ha escrito, o sea que no es un curriculumvitae, esta un poco desfasada porque desde 2011 ha cundido mucho su producción.

   No es mi amiga, ni siquiera somos conocidas que habitan la misma ciudad o semejantes círculos, simplemente me apetece escribir sobre ella y es un desafío, lo que he leído de esta mujer me hace pensar en ciencias exactas, por su forma rotunda de utilizar argumentos contundentes que no son rebatibles, o si lo son da lugar a una apasionada conversación, debate y cambio de impresiones acerca del tema, con lo cual nos enriquecemos por doble partida . Lo que nos da a conocer son hechos reales, en los que la gente no suele reparar, aunque si pueden intuirse.

   Su apellido me recordaba a las láminas con las que aprendí a realizar mis primeros dibujos “Freixas”, tal vez esto me  acercó con más curiosidad de la habitual a una de sus conferencias en la Casa de la Mujer, a leer algunos de sus libros, y a participar en uno de sus talleres.

   No estaba de acuerdo en algunos de sus términos cuando hablaba de alta cultura, pero es indudable, engancha cuando expone el torrente de palabras y conceptos que tiene por decir.

  Sus ojos miran a un punto indeterminado, concentrados en poner orden al pensamiento para hilar bien la conferencia, discurso, entrevista, conversación o cualquier opinión que transmite, a través de una retahíla de palabras en frases bien construidas de cualquier idioma que ella utiliza, podemos estar seguras de que nada será indiferente.

   Laura Freixas “se moja” opinando, se ratifica así misma, detallando el porqué de su opinión, algunos buscan la manera de desenfocar la atención hacia ella, fastidia que hablen abiertamente sobre feminismo y la realidad tan pesada de las mujeres en todos y cada uno de los ámbitos de la “Alta Cultura” lo cual pone de manifiesto lo que queda por hacer, y da en el morro, a los que generalizan diciendo que la igualdad es efectiva y real.

   Yo, como muchas, necesitamos leer y releer a mujeres para saber sobre mujeres que han hecho historia. Porque no hay muchos referentes, ni son fáciles de encontrar. Es curioso, la mayor parte de lo escrito sobre mujeres lo han escrito mujeres. Freixas es una de ellas. Una importante, y lo que le queda por hacer!

   Vamos ganando un terreno que nos corresponde, es indudable pero ella hace cálculos y habla de la realidad de 2002 en la que en la distribución de escritores, tan solo un 15% de los ensayos fueron femeninos, un 20% en poesía y aproximadamente un 25% en narrativa. Aunque por entonces la afición a  la lectura era de un 38% de varones y el 43% de mujeres.

   Por ejemplo “El silencio de las madres Y otras reflexiones sobre las mujeres en la cultura” es una recopilación de algunos artículos y críticas que vale la pena leer, lo citado en el párrafo anterior son datos que ella aporta en un artículo recopilado del año 2002 que se titula ¿Y CUANTAS MUJERES? En la página 43. Es un libro que no tiene desperdicio. Y en el cual yo misma me veo muy reflejada sobre todo cuando habla de La marginación femenina en la cultura (2008), La mujer artista, personaje literario (2010), Mujeres artistas: los dados trucados 82010) y la Maternidad y cultura: una reflexión en primera persona (2012) o El silencio de las madres (2014), como madre soltera, artista, funcionaria  y activista he echado en falta tanto en mi trabajo remunerado como en el otro visualizaciones de este tipo, cuesta mucho, como decía encontrar buenos referentes, las mujeres  trabajamos para ser consideradas, porque la vida lo exige, por supuesto para seguir adelante, pero no por pasatiempos ni por “esas cosas de mujeres” sino porque hay una necesidad muy latente, urgente! de poner en valor también lo próximo, lo íntimo para entender cómo somos capaces de llegar a hacer las cosas que hacemos, tanto hombres como mujeres.

   Laura Freixas merece mucho espacio, hay muchas mujeres que merecen más espacio, solamente hay que romper ese “techo de cristal” que nos imponen o nos imponemos a cambio de saborear los detalles importantísimos de cada día y que nos retrasan las expectativas sociales, es difícil conciliar los tiempos, no voy a extenderme más, podéis consultar sus obras y actuaciones en la web, libros… o a través de distintos medios.

   Laura, mujer, sigue siendo “así de feminista” y continúa tu trabajo, que nos gusta mucho!

Artículos relacionados :