Cumbre del clima Madrid COP 25


Por Klaus Dillemberger

      Estamos con la cumbre del clima en Madrid y siento decirlo, no se esperen gran cosa en lo que puedan ser los  resultados. Cuando  se celebró la primera cumbre, allá en el siglo pasado, en el año 92 en Rio de Janeiro,….

   

Klaus Dillemberger
Corresponsal del Pollo Urbano en Chile

…..las emisiones causantes del calentamiento global, rondaban los 22 mil millones de toneladas de CO2. A día de hoy, cumbre n° 25 en Madrid, las emisiones anuales están por 45 mil millones de toneladas.  O sea, lo que es avanzar en solucionar el problema, hemos avanzado más bien poco, para decirlo de alguna manera.

  Pero la cumbre en Madrid ya ha dado un fruto positivo:  El Alcalde de Madrid, Martinez-Almeida anda por ahí alardeando de los buenos resultados que da Madrid Central, como si se lo hubiese inventado el. En su campaña electoral más bien lo condenaba como obra diabólica que liquidará el día que llegue al poder. Algo es algo. Ya se verá lo que hará ahora, cuando cierra el evento.

     Merece alabar la capacidad resolutiva de España: en menos de cuatro semanas han sido capaces de montar un evento de calibre mayúscul, que nos caía de rebote y que copa dos tercios del espacio disponible en  Ifema.

    El día de la inauguración estaba todo listo y funcionaba sin problemas. Enhorabuena. Buen trabajo y sin quitarle protagonismo a Chile. Caroline Schmidt, la Ministra de Medio Ambiente de Chile ejerce de presidenta de la conferencia, las salas de reuniones se llaman Atacama, Chiloe, Torres del Paine, Valdivia, lo que den de si los parajes chilenos. Y España, todo caballero, se mantiene en un segundo plano.

     Los pabellones 4 y 6, la verdad que se podrían confundir con la FITUR.  En ellos, todos los países que quieren , se presentan con un stand propio donde no promueven viajes o destinos turísticos si no sus avances en el camino hacía una civilización descarbonizada. Hasta Arabia Saudí se presenta más verde que el parque de Ordesa. Bueno, puede que sea verdad. En Riad, en lo que son espacios públicos, lo ponen todo de césped artificial directamente. Me lo ha contado un amigo jardinero, que ha trabajado unos años ahí. Pues verde sí que se ve.

     Da gusto ver el stand de EE.UU, no, el de la “US climate alliance”, una asociación de muchos estados y muchas ciudades de EE.UU. que plantan cara al imbécil de Trump con el eslogan ” We are still in”- “seguimos estando” en referencia al acuerdo de la COP en Paris. El martes estaba presente en el stand  Harrison Ford, Indiana Jones y presidente de EE.UU. en la película “Air Force One”, en compañía de Michael Bloomberg, ex-alcalde de Nueva York y candidato a presidencia de los demócratas. “Estoy aquí porque Trump no ha venido ” declaraba Bloomberg. En los pabellones, un sin fin de presentaciones y charlas, te acabas mareando de tantos buenos propósitos e intenciones. Tampoco falta un espacio para una sesión de Yoga. Co-creative Reflection Space se llama el sitio en lenguaje moderno.

   En los pabellones 8 y 10, salas de reuniones y conferencias, la sala de prensa con mil enchufes para tablets y ordenadores. No hay glamour  ni champán en el evento, como suele pensar la gente, hay ambiente de trabajo, negociaciones, reuniones, ruedas de prensa:  “Hay avances con el artículo 6 del tratado de Paris?” pregunta un periodista de China. “Estamos intentando encontrar un consenso” contesta la presidenta Schmidt.   

   Los participantes van a paso ligero de evento en evento, tablet o portatil en mano.  En los grupos de trabajo están intentando de poner de acuerdo los intereses de 195 países, que no es tarea fácil.

    Una paradita y a reponer fuerzas con un perrito caliente, vegano, por supuesto. Reconozco que estaba bien bueno.  !Halas! Ahora a recorrer la zona verde. Así se llama el pabellón  de las ONG, de la sociedad civil y de muchas actividades necesarias, positivas, creativas, bonitas y emocionantes. Productos fabricados con plástico reciclado, moda indígena, esculturas hechos de cachos de neumáticos, de todo hay. Una especie de feria alternativa y reivindicativa. Lo que pintan en medio de ese espectáculo  dos stands estrambóticos de Endesa e Iberdrola, no lo he entendido muy bien, será que me voy haciendo mayor. Si en los últimos 15 años ellos han sido los principales retractores del avance de la energía solar en España y han conseguido la quiebra de todo un sector industrial con mucho futuro. Pues ahora van de progres. El zorro se hace guardián del gallinero.

    Quedan 4 días de cumbre. Al final habrá un acuerdo de consensos mínimos, como es habitual. Pero algo se está moviendo. A las centrales térmicas de carbón en España les queda poca vida ya, con el impuesto a las emisiones de CO2 ya no son rentables. Impensable hace dos lustros.

Artículos relacionados :