Save the Children y la ley de protección integral de la infancia frente a la violencia (Verano 2020)

Por Jorge Moreno

Se aprobó en el Consejo de Ministros el anteproyecto de la Ley de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia que venimos pidiendo desde 2015.

    Es un momento muy importante para las víctimas de violencia. La dura realidad es que son más de las que nos pensamos…

   De todos los tipos de violencias que pueden sufrir los niños y las niñas, el abuso sexual es una de las más invisibles. También es una de las que deja más secuelas psicológicas y emocionales a las víctimas.

   Entre un 10 y un 20% de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia y esta cifra solo es la punta del iceberg: porque se estima que solo el 15% de los casos de abusos son denunciados.

  En un vídeo que grabó James Rhodes, víctima de graves abusos sexuales en la infancia, comentando este nuevo paso hacia adelante decía algo devastador pero esperanzador:

He buscado algún tipo de significado en mis traumas pasados, algo que me ayudara a entender por qué ocurrieron y hoy por primera vez siento que si he jugado algún pequeño papel en esto pues finalmente he encontrado ese significado“.

    James Rhodes lleva dos años pidiendo junto a Save the Children la creación urgente de una ley que proteja a los niños y niñas de todas las formas de violencia. Esta ley es para todos los niños y niñas que están siendo víctimas de cualquier tipo de violencia pero también para los que mantuvieron su silencio y sufrimiento durante años, para los que es demasiado tarde porque el delito ha prescrito.

   Solo con la aprobación urgente de esta ley; a través de la prevención y la sensibilización; y poniendo a disposición de todos los profesionales que tienen contacto con menores mecanismos de denuncia y de respuesta para detectar rápidamente estos casos lograremos actuar antes de que sea demasiado tarde.

   La condena más larga la viven las víctimas, no sus abusadores. Porque ellos y ellas tienen que vivir con las atrocidades que les han pasado toda la vida. Y esto no es normal.

¿EN QUÉ CONSISTE NUESTRO PROGRAMA DE VIOLENCIA?

– En asegurarnos de que se está aplicando un protocolo unificado para detectar y dar una adecuada respuesta al detectar las situaciones de violencia que viven los niños y niñas víctimas de violencia de nuestros programas lo antes posible.

– En la creación y el uso de una base única de registro de casos a nivel nacional para su adecuado registro y seguimiento.

– Trabajamos con las familias de nuestros programas en la mejora de sus habilidades de crianza, de afectividad y de educación emocional, con el fin de generar espacios libres de violencia en todos los hogares.

Y por supuesto, seguiremos luchando junto a vosotros para que esta ley se apruebe lo antes posible.

Porque cada día de retraso es un día más que les estamos fallando a las víctimas, a los niños y las niñas que más nos necesitan y que están solas y no pueden esperar más.

Artículos relacionados :