Aristoteladas  (I) / Andrés Sierra

Por Andrés Sierra

1- Queridos Reyes Magos para este año pediría muchos besos y un reactivo químico que diluya mis ansias de conseguir lo imposible.

  Por ejemplo hacer un maratón o subir al Mont Blanc o comprenderlo todo.                          

2- Llamada de teléfono:

-¿dónde estás?

-Estoy aquí.

   El “aquí” puede ser estar en un bar, en el parque u oyendo misa…

   Es gracias a las nuevas tecnologías para la comunicación, en este caso el móvil, cuestión que a mí voy, a decir, me hace gracia por no decir cabreo.

Las calamidades cotidianas que se ponen de moda: ¿Todo bien?, “Todo bien”. Falta el verbo. Si alguna vez he saludado así, siempre digo “Todo va bien”.

3- Sensaciones curiosas, extrañas, raras… Cuestión que me sorprende enormemente, máxime teniendo en cuenta que me encuentro muy bien.

    Cierto que cuenta la edad, la vida urbanita, las cervezas, el vino… pero aún así me siento perfectamente, claro me pude dar un infarto, un ictus cerebral o simplemente –el azar de la vida- caerme en la cabeza una teja.

4- Mi compañera y yo nos fuimos Fuentespalda. Hay una Tirolina de dos kilómetros de distancia (anuncian la más larga de Europa) y un desnivel de doscientos metros.

   Han construido dos sirgas paralelas. Antes del “salto” nos ponen el arnés  y nos pesan.

    Tras este trámite nos llevan al punto de salida en una furgoneta. Una vez allí, puestos en la sirga, en la carrucha –dependiendo del peso- ponen lastres.

    Sé que el máximo de peso es de cien kilos, del mínimo tal vez sea cuarenta.

   El recorrido dura un minuto y medio, todo es rápido. Cada uno en su sirga salimos a la vez mi compañera y yo, a los cinco segundos mi compañera me adelanta, me quedo extrañado; me tendrían que haber puesto lastres de más peso… Hablando de peso que lo que quería decir, yo peso 48 kilos, mi compañera 52.

   Personalmente prefiero pesar 48 y no 84. Eso si lo prefiero egoístamente, pero también por los demás. En caso dado, alguien medianamente fuerte, a mí me coge y al hombre me lleva perfectamente; con 84 kilos ya se necesitan al menos dos personas.

Artículos relacionados :