Iñigo Crespo nuevo directo del Hospital San Jorge de Huesca


    El doctor Iñigo Royo Crespo, cirujano torácico, fue nombrado el pasado día 16 de Marzo, director del Hospital General San Jorge del Sector Sanitario de Huesca, según ha publicado  el Boletín Oficial de Aragón, en sustitución de la subdirectora del centro, Alicia González, que había asumido la responsabilidad transitoriamente tras la jubilación de Alfredo Bondía.
Oscense de nacimiento, vuelve a su tierra a desempeñar una ardua tarea profesional y como buen amigo  ha tenido la deferencia de concedernos esta entrevista 

    Con la llegada del Dr. Iñigo Royo a Huesca estamos seguros de que los oscenses han fichado a un brillantísimo profesional aunque, por otra parte, el Servicio   de Cirugía Torácica del Miguel Servet y del Clínico hayan perdido a un “cortapulmones”  de  una categorías excepcional. Así, sin duda,  es la vida de los artistas. Comenzamos….

    A su llegada, Dr. Royo ¿ha encontrado el Hospital San Jorge de Huesca con suficientes medios como para afrontar una crisis como la del coronavirus?

-Lo que me he encontrado es un equipo de profesionales en todos los estamentos excepcionales, con una capacidad de trabajo y una adaptación a la circunstancia tan atípica que vivimos fuera de lugar. Estamos planificando la situación, con los medios existentes, con el suficiente tiempo gracias a un modelo de predicción realizado por un amigo y su socio que nos está permitiendo realizar cambios estructurales en el Hospital y de adaptación de plantillas para esta lucha.

     Lo que espero, y deseo, es que la pandemia no supere la capacidad de acción del Hospital como está sucediendo en otros sitios del país.

    ¡Vaya momento para su estreno como director! Usted es cirujano torácico y, por tanto, conoce bien el órgano al que más afecta el contagio con el COVID-19, ¿cómo cree que va a ser la evolución de la pandemia en las próximas semanas y las consecuencias de los contagios?

 -Todo el mundo me dice que adonde voy ahora con la que está cayendo. Es un reto profesional y personal muy importante. No me he puesto nunca de lado cuando han venido mal dadas y ahora no voy hacer una excepción. Tengo el apoyo de la familia, amigos y de los profesionales con los que trabajo así que…adelante.

     Como te decía el modelo predictivo que manejamos nos dice que estamos todavía en un ascenso de contagios, de pacientes ingresados y pacientes que van a necesitar una UCI. El mayor de los problemas, en estos momentos, se plantea en las camas de UCI porque es un virus que ataca a los pulmones, de modo que provoca una alteración que obliga en muchos casos a la utilización de un respirador para mantener al paciente con vida, y desgraciadamente los respiradores son finitos.

     Por eso, es tan importante atacar la tasa de contagios con medidas de aislamiento y aquellas encaminadas a que no nos lo pasemos unos a otros y, sobre todo, a la población más vulnerable como son nuestros mayores.

      La mayor parte de los casos positivos registrados en la provincia son de personas mayores y, en concreto, de ancianos ingresados en residencias. ¿Cree que se han aplicado a tiempo las medidas preventivas en este tipo de centros?

 -En Huesca, en Yéqueda más en concreto, hace días que se puso en marcha la habilitación de una residencia para pacientes ancianos positivos para el virus y que no necesitan ninguna medida más que la de sus tratamientos habituales, que ya de por sí es un trabajo muy importante porque son pacientes con muchas patologías.

    He de decirte que la labor que están haciendo los Médicos de Atención Primara no tiene precio porque se están dejando la piel para que los pacientes puedan estar en sus domicilios y en sus residencias con sus tratamientos e incluso con el tratamiento de soporte para el virus, en caso de estar afectados. Eso nos permite en el Hospital tener menos presión por este motivo.

   Es indudable que el  momento sanitario que estamos viviendo lo copa todo, pero ¿mantienen el calendario y la planificación para la mejora del servicio de Urgencias del hospital?

-En estos momentos, los proyectos que se estaban poniendo en marcha se han dejado en pausa. Primero, por la situación y segundo, porque el estado de confinamiento no permite hacer otras actuaciones más que las esenciales.

   Por supuesto, que una vez que todo esto se normalice volveremos a retomar con todas las fuerzas ese proyecto y los que hemos tenido que pausar.

 

   Hagamos un inciso para respirar y cuéntame tu relación personal con Su relación  con Huesca…

 _Nací en Huesca hace 42 años. Me considero un “fato” de pro, bautizado en la Basílica de San Lorenzo. Conservo a todos mis amigos del pueblo donde mantenemos la casa de la familia que construyeron mis padres empezando desde un erial y en el que pasé mi infancia, adolescencia y que aún hoy visito con mucha asiduidad. Sigo siendo fiel a las fiestas de San Lorenzo y acudo todos los años para disfrutarlas con los amigos y con la familia.

    Pregunta con banderilla: ¿Desde cuándo y cómo siendo cirujano comenzó a interesarse por la gestión hospitalaria?

-Tuve la suerte de contar con un maestro no solo en la cirugía torácica sino también en lo que a la gestión clínica se refiere, que es el Dr. Juan José Rivas de Andrés, que fue Jefe de Servicio y al que me une una relación de amistad forjada a lo largo de los años de trabajo que hemos compartido. Él siempre me dijo que un cirujano a parte de dar puntos, que eso ya se nos presupone, tiene que estar implicado en la gestión de todos los recursos que tenemos porque es una responsabilidad absoluta la que debemos tener con nuestro Sistema Nacional de Salud público, universal y gratuito.

     Es por esto por lo que poco a poco me fue interesando y me metí de lleno con la realización de dos Másteres, uno de Dirección Médica y Gestión Sanitaria en la Escuela Nacional de Sanidad-ISCIII-UNED y otro Gestión y Planificación Sanitaria de la Sociedad Española de Directivos de la Salud, de la que soy miembro.

    Y  ahora una de capote: ¿Cuál sería tu mayor satisfacción profesional al terminar tu primer año como director del hospital.

-En estos momentos lo que me planteo es que esta situación nos pase la menor factura posible, sobre todo, a los pacientes y a los profesionales sanitarios que están en la trinchera.

     Veo lejos ahora mi satisfacción dentro de un año…ahora me gustaría que, dentro de un mes, esta situación se haya calmado con el menor daño posible.  Para eso estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos desde los puestos directivos con los medios de que disponemos.

    ¿Cuáles son los mejores recuerdos de tu anterior etapa como cirujano. 

-Sobre todo, el ayudar a los pacientes. La cirugía en general predispone a una situación de estrés no solo en el campo quirúrgico sino durante el seguimiento de la evolución a corto y largo plazo de los pacientes. Desgraciadamente, te llevas muchos disgustos y es lo que se te clava a fuego y de lo que tienes que aprender. Pero el ver que los pacientes se curan es lo más gratificante.

    Por supuesto, también el haberme puesto en el camino con gente excepcional que me han ayudado sobremanera como mi buen amigo Raúl Embún, excepcional cirujano y auténtico promotor del avance de la cirugía torácica en España. Los que fueron “mis residentes pequeños”: Elena, Jorge, Patricia, José Luis…Y por supuesto, Juanjo Rivas al que le debo el ser como soy desde el punto de vista profesional.

   Una de banderilla negra: ¿Qué opinas sobre la “profesionalización” de los puestos directivos hospitalarios. 

-Creo que es una necesidad imperiosa. Son unos puestos de una responsabilidad importantísima y tienen que estar profesionalizados sí o sí y ser asépticos a las influencias externas.

 

     En el gimnasio Island Fitness Center de Zaragoza, la primera Jornada a Pleno Pulmón, jornada docente-deportiva organizada por profesionales sanitarios del SALUD en colaboración con asociaciones de pacientes como la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP). Además, dicha jornada contó con el aval de la Servicio Aragonés de Salud, Sociedad Española de Cirugía Torácica (SECT) y Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).https://www.elpollourbano.es/sociedad/2020/02/91000/

    ¿Qué es lo que más echarás de menos de su anterior etapa profesional como cirujano.

-A todos y cada uno de los compañeros y compañeras, que me han hecho la vida más fácil en el Hospital. Aunque, sobre todo, el trato directo con los pacientes y las familias…y como no…la lucha en el quirófano.

    Vamos ahora a mirar de soslayo al futuro: ¿Qué acciones le gustaría llevar a cabo para mejorar la satisfacción de los usuarios del hospital de Huesca? 

-Cuando presenté el proyecto de gestión para optar a la plaza, planteé dos objetivos focalizados en los pacientes, fundamentalmente:

      Uno integrar la asistencia de los pacientes para evitar traslados innecesarios, reducir las listas de espera y que haya una comunicación fluida entre profesionales de Atención Especializada y Atención Especializada con Primaria.

    El segundo, plantar un compromiso social con nuestro entorno con protocolos de humanización en la atención de los pacientes y la creación de un calendario social con el fin de actuar conjuntamente con el resto de agentes sociales como pueda ser el Ayuntamiento, la DPH, asociaciones de pacientes, sindicatos, etc.

      Insisto en la negra por ai no quedó claro: ¿Por qué tuviste la inquietud de completar su formación profesional como cirujano torácico, con la gestión clínica y hospitalaria?

-Por lo que he comentado anteriormente. Tenemos una gran responsabilidad en el uso de los recursos de nuestro Sistema Nacional de Salud que nos obliga a un uso sostenible del mismo, desde el punto de vista ya no solo económico sino medioambiental y social. Lo que viene siendo la Responsabilidad Social Corporativa y que en estos momentos tiene poco predicamento en nuestro Sistema.

     Ahora una para halagar el ego: Tú eres  el primer Director de Hospital de Aragón nombrado tras concurso convocado en el BOA. ¿Cree que habría que continuar esa línea de profesionalizar las Direcciones Hospitalarias?

-He de puntualizar una cosa a este respecto. Soy el primer Director del Hospital San Jorge que obtiene la plaza tras un concurso público, dado que en 2017 ya hubo una convocatoria pública para ocupar puestos directivos.

     Estoy convencido que esta es la línea…que se dé la oportunidad de presentarse a la plaza a aquellos que estén preparados para optar a la misma y que puedan demostrar su capacidad.

    Y, por otro lado, se nos tiene que evaluar. El puesto es de libre designación y si no doy la talla o mis resultados no son óptimos que el puesto esté a disposición de otra persona que pueda ser más válida. No creo que tengan que estar al albur de cambios políticos ni que tengas que perpetuarte en el puesto, sino que se evalúen y midan los resultados de lo que se hace.

    Valiente respuesta, Dr. Royo. Vayamos insistiendo por esa vereda: ¿La gestión es algo reservado para los gestores y la atención sanitaria para los profesionales de la salud? ¿Son compartimentos estancos?

-No, de hecho, hay economistas que se encargan de estos puestos y que son magníficos gestores. Se me viene a la cabeza el ejemplo de Pepe Soto, nacido en Tudela y que estudió en Zaragoza, que es Gerente del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid y que lleva muchos años de Gerente con un nivel excepcional.

    Lo que está claro es que un economista o un abogado no se puede dedicar a la atención sanitaria, pero desde luego con formación y profesionalización, sí a la gestión. El venir del mundo asistencial te da la visión del que está en el hospital y en el trabajo del día a día, pero no creo que tenga que ser una condición sine quanon.

     ¿Esta nueva etapa que ahora comienza la considera un paréntesis en su trayectoria de cirujano?

-Nunca se sabe. De momento, ahora me voy a dedicar de lleno a esta nueva faceta para poder dar la mejor asistencia y atención a los pacientes de Huesca. Mi plaza de cirujano torácico está ahí, pero, en estos momentos, mis cinco sentidos están en la Dirección de cuatro centros (Hospital San Jorge, Hospital de Jaca, Hospital Sagrado Corazón de Jesús y CRP Santo Cristo de los Milagros)

    Al hilo de la actualidad me gustaría saber si tus  tus veinte años de ejercicio profesional como cirujano, ¿te van a servir de algo para acometer esta situación de “guerra” en la que nos encontramos?

-La verdad es que el trabajo de cirujano torácico te tiene que hacer mantener la cabeza fría y buscar alternativas a los problemas que se te pueden plantear, y rápido. Creo que las enseñanzas prácticas que he adquirido durante este tiempo me pueden ayudar, y mucho, pero también la formación adquirida a lo largo de estos años. Eso no quita para que tenga que estar en continua formación, como se hace desde el punto de vista de la clínica asistencial.

    Ahora dime,¿cuáles son sus metas a alcanzar dentro del mundo de la gestión sanitaria?

-La primera integrar la asistencia de los pacientes. Creo que es necesario que al paciente se le vea como un todo y no como partes, que es lo que sucede al ir por especialidades. Por otro lado, intentar mantener al paciente en su entorno y desplazarlo lo mínimo indispensable.

    En segundo lugar, mejorar la responsabilidad social corporativa en sus tres vertientes: medioambiental, social y económica.

   Y, por último, y no menos importante, hacer una apuesta importantísima por recuperar la humanización de la actuación médica. Parece una perogrullada pero estamos viviendo una continua deshumanización en parte por el advenimiento de la tecnología (la cual nos ayuda mucho) pero que deja de lado el aspecto más humano de esta profesión, y por eso hay que recuperar su esencia.

     Metidos en harina, crees que no solo la formación sino también la experiencia en la gestión sanitaria y dirección hospitalaria podrían ayudarte  en una futura dirección asistencial dentro de tu campo de la cirugía torácica, o no tienen nada que ver?

-Está claro que sí. La gestión de recursos humanos, recursos económicos y el planteamiento estratégico siempre tienen utilidad en cualquier campo de la Medicina y no sólo en la Medicina, si no en cualquier faceta de nuestra vida para organizar, conseguir resultados, medirlos y mejorar nuestros planteamientos y objetivos.

    Dime, por favor, para ir terminando, ¿cuáles han sido las tres primeras medidas que ha adoptado como Director del Hospital San Jorge de Huesca, el Hospital Sagrado Corazón de Jesús, el CRP Santo Cristo de los Milagros de Huesca y el Hospital de Jaca?

-En estos momentos, hablar con todos y cada uno de los Jefes de Servicio, coordinadores e interlocutores para tomar decisiones en relación con la pandemia del coronavirus. Organizar con todos ellos las mejores estrategias para afrontarlo y darles las gracias por su esfuerzo porque son la pieza clave, junto con todos los profesionales con los que trabajan, para que este problema tenga una buena resolución. 

    Finalmente, Iñigo ¿cómo vas a conciliar su vida familiar?

-De momento, estoy a caballo entre Huesca y Zaragoza.

     El tener una casa cerca de Huesca me permite estar más próximo a los Hospitales, sobre todo, ahora que es más necesario.

     La familia la tengo en Zaragoza mi padre, mis hermanos, mi esposa, mi hija…Mi esposa es Médico de Atención Primaria y en estos momentos está en la primera línea de batalla con lo cual está tan ocupada o más que yo. Así que poca conciliación de la vida familiar tenemos en estos momentos, pero la situación requiere sacrificios que hay que asumir.

     Gracias, amigo, mucha suerte en el desempeño de tu enorme tarea y que los éxitos coronen tu segurísimo esfuerzo

Inigo Royo Crespo

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón editaba el pasado 16 de marzo  la orden del nombramiento del joven doctor de 42 años de edad, que nació en Huesca, ciudad en la que residió hasta los diez años aunque mantiene con su familia una vivienda en una localidad próxima a la capital altoaragonesa.

Íñigo Royo se licenció en Medicina por la Universidad de Zaragoza y se especializó en Cirugía Torácica, disciplina en la que es un reputado profesional. El doctor oscense tiene una larga trayectoria formativa y de reconocimientos.

Obtuvo el doctorado cum laude por la crisis “Evaluación económica de la lobectomía pulmonar por cirugía videotoracoscópica en Aragón”.

Consiguió el Máster en Gestión y Planificación Sanitaria de la Sociedad Española de Directivos de la Salud en la Universidad Europea, después de que también lograra un posgrado por la Escuela para la Salud de la Uned de Dirección Médica y Gestión Clínica.

Su trayectoria está jalonada por su condición de Investigador Colaborador del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, de docente colaborador del Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón, de director y docente del Programa Focuss del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, y coordinador del Área de Cirugía Torácica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Desde enero del pasado año, también es miembro internacional del Consejo Europeo de Cirugía Torácica, dentro de la Unión Europea de Especialistas Médicos.

Íñigo Royo Crespo asume la dirección de un centro como el Hospital General San Jorge que no sólo está en vanguardia en su desempeño y muchas de sus especialidades, sino que está en permanente renovación y actualmente se encuentra en obras en distintas dependencias con el objetivo de ofrecer el mejor equipamiento y los mejores recursos al Sector Sanitario de Huesca.

Precisamente, bajo sus primeros auspicios se estrenarán importantes dotaciones que permitirán avanzar en la asistencia sanitaria.