Preparando plantero de bellotas en alveolo


Por Lolita Piedrahita

     Este ha sido, indudablemente, un mal año para las bellotas de carrasca y roble. Por tanto, en el ISSIPU, se tuvo que optar  por trasplantar las que reservábamos en alveolo de roble del año pasado  para esta circunstancia y preparar nuevos alveolos con una aportación que generosamente nos hizo nuestro amigo Jesús Sainz enviándonos desde Málaga, dos centenares…

…de bellotas dulces de carrasca.

     Y también, como ya os hemos informado en el número pasado del P.U. , utilizando la técnica de replantar hijuelos (https://www.elpollourbano.es/silvicultura/2021/02/plantacion-de-carrascas-a-traves-de-hijuelos/)

    El proceso es laborioso pero no presenta dificultad alguna.

    En primer lugar se separan las bellotas que a simple vista se ven perforadas con un agujero, que  es por donde saldrá el gusano luego de comerse el albumen de los cotiledones, dejándolas hueras para germinar.

   Otro paso a seguir es introducirlas en un recipiente con agua. Aquellas que están comidas por el gusano o simplemente secas, flotarán mientras que las que estén en condiciones, se hundirán. Aunque no es un método científico, esta comprobación nos facilitará la selección.

    Una vez realizada, llenaremos los alveolos con tierra de sustrato o mantillo y procederemos a insertar la bellota hasta la mitad del alveolo. Taparemos el agujero  y ya podemos pasar la caja de alveolos a la zona que dispongamos, al aire libre, para su germinación. Es muy importante que las bellotas estén al aire libre pues ese será su hábitat natural. Ese es uno de los problemas que nos encontramos cuando plantamos de invernadero: han sido regadas en exceso y con temperaturas más altas con lo que cuando se plantan en su lugar sin apenas riego y con las temperaturas de la zona, las marras son espectaculares. Es por eso que ese sistema se desechó desde un principio.

   Es muy importante hacer riegos someros al principio y, sobre todo, proteger con una malla la parte superior de la caja de alveolos para, de este modo, evitar que los ratones acaben con nuestra plantación. En todo caso, esta primavera y, sobre todo, al año que viene veremos el resultado de esta plantaciones de emergencia que tienen como finalidad evitar que las bellotas sean pasto de los voraces ratones y topillos. Suerte a los sufridos técnicos del Instituto Superior de Silvicultura del Pollo Urbano (ISSIPU).

     He aquí un pequeño vídeo de todo el proceso:

Artículos relacionados :