México: Museo Suomaya de la ciudad de México

163SoumayaP
Por Emilio Mendoza de Gyves

    Queridos amigos, quiero comentarles en esta ocasión algo sobre un museo de arte que coloca a México a la vanguardia. Se trata del Museo Soumaya, el cual alberga una vasta colección de obras de arte mexicano y europeo y que se ha convertido en uno de los museos de arte más importantes del mundo.

   Después de haber realizado una visita guiada, recorriendo las salas de este maravilloso recinto cultural, siento la necesidad de contarles mi experiencia para poder compartir con ustedes las emociones y conocimientos que me ha otorgado. En este artículo, deseo comentar a ustedes algunos aspectos muy interesantes de esta institución cultural fundada en 2011 por el magnate mexicano Carlos Slim.

Fundación Carlos Slim A.C.

   La fundación Carlos Slim, de la cual el museo Soumaya es parte integrante, participa en diferentes proyectos para servir a la sociedad mexicana. Una de las divisiones del organismo está dedicada a la cultura, cuya iniciativa es la de coleccionar, investigar, conservar, difundir y exponer testimonios artísticos no solo de México, sino también de Europa y de otras partes del mundo. Gracias al museo Soumaya se pueden admirar más de 6000 piezas de arte, las cuales forman parte de las 66,000 obras pertenecientes a las 16 colecciones de la Fundación. El museo tiene dos sedes, una en plaza Loreto y la otra en plaza Carso. Esta última, la cual tuve oportunidad de visitar, fue inaugurada el 29 de marzo de 2011 por el entonces presidente Felipe Calderón, con la asistencia del escritor colombiano Gabriel García Márquez y de muchos otros personajes. Cabe recordar que el museo ofrece el acceso a sus colecciones de manera gratuita a todos los visitantes.

¿Por qué el nombre de Soumaya al Museo?

El nombre del museo honra la memoria de la Señora Soumaya Domit, esposa del fundador del museo, Carlos Slim, fallecida en 1999. El enorme amor que ella cultivaba por el arte universal contribuyó a la inspiración de su marido en el deseo de coleccionar obras de arte y presentarlas a los mexicanos, quienes no siempre podemos viajar y visitar museos en el extranjero.

Obras de mayor relevancia

Todas las piezas tienen un valor inestimable, sería imposible dar más valía a una que a otra. Sin embargo, les puedo asegurar es que las colecciones más representativas del museo son la del artista impresionista francés Auguste Rodin y de las esculturas de los clásicos relojes derretidos del surrealista español Salvador Dalí. Pero no podemos olvidar las obras de autores de la talla de Diego Rivera, Rufino Tamayo, Pablo Picasso, Joan Miró, entre otros.

Organización de las colecciones en las salas de exhibición del museo

A mí me pareció que la organización de las colecciones es muy buena. El museo está dividido en 6 plantas conectadas entre sí mediante ascensores y una rampa en espiral. Los guías sugieren a los visitantes subir hasta la quinta planta por el ascensor, subir por la rampa al sexto piso y descender cómodamente, ya que el museo no tienen un discurso cronológico, sino más bien temático. Cada planta del museo es una sala de exhibición y en estos momentos se encuentra organizada de la siguiente manera:

  • La primera planta exhibe piezas de oro y plata; una colección muy amplia de monedas, tanto del México virreinal como independiente. Se encuentran también artes aplicadas, madera, metal y telas entre otros.
  • La segunda planta se titula Asia en marfil, una selección de obras en este material que permite conocer la riqueza cultural de Asia y los intercambios culturales entre Oriente y Occidente.
  • La tercera planta está dedicada a los antiguos maestros europeos y maestros novohispanos: Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera, El Greco, Artemisia Gentileschi, son solo algunos de los autores que se pueden admirar aquí.
  • La cuarta planta encontramos artistas Impresionistas, paisaje y vanguardias. Aquí se pueden apreciar obras de Renoir, Monet, Degas, quienes comparten la sala con artistas mexicanos como Dr. Atl y Siqueiros.
  • En la quinta planta se encuentra una exposición dedicada a Venecia, esta hermosa ciudad que ha sido inspiración para los artistas en diferentes artes, pintura, literatura y cine. Esta sala nos invita a viajar por aquellos canales que han sido testigos de innumerables sucesos.
  • La sexta y última planta alberga “La era de Rodin”. Se trata de una exhibición de esculturas del artista impresionista francés Auguste Rodin entre las que se distinguen “El Pensador” y “El Beso” o “La Eterna Primavera” y “Eva” en mármol. En esta planta se pueden también admirar esculturas de los clásicos relojes derretidos del surrealista español Salvador Dalí entre otras piezas.

Visitas dramatizadas

    Esta idea me agradó muchísimo. Para que los visitantes tengan más opciones para conocer el museo, los organizadores los invitan a participar en la actividad que ellos han nombrado “Confidencias de Arte”, en donde un actor personifica a algún artista de la colección o un personaje de la historia. El guía-actor teatraliza el recorrido explicando algunas de las piezas o narrando algo de la historia y la vida de los artistas. Estas visitas son muy dinámicas y entretenidas para el público, pues los visitantes escuchan fascinantes anécdotas y descubren la vida de algunos de los artistas de la colección adentrándose en el arte desde otra perspectiva.

   Cada determinado tiempo cambian los personajes de esas visitas, por ejemplo, en enero-febrero tuvieron a Casanova que llevó a los visitantes a recorrer la colección de Venecia; durante abril y hasta la segunda semana de mayo estuvo Giorgio Vasari, considerado como el primer historiador del arte, ya que él escribió un libro con las biografías de los artistas de su época, el cual incluía a Miguel Ángel. En estos días, el turno es de El Greco.

Visitas mediadas

    El museo trata que el público tenga un acercamiento al arte desde diferentes experiencias, una de ellas es a través de las visitas mediadas. El objetivo es abrir un diálogo como experiencia estética compartida, en el que cada persona aporta sus vivencias, conocimientos y percepciones sobre las obras. Los guías tratan que la misma gente se cuestione, opine y participe activamente en la visita. Es por eso que se llaman “mediadores” porque su objetivo es el que ellos sean un camino para llegar a la obra.

Visitas para todo público

    Las visitas guiadas van desde grupos escolares, familiares, hasta público en general. El museo nació con la idea de ser un espacio incluyente y abierto para todos los visitantes. Es por eso que la organización ofrece una atención especial a los visitantes con características especiales, ya sean personas con y sin discapacidad aparente y de la tercera edad, entre otros. Ofrece también una atención especializada a personas con debilidad visual o que carecen completamente del sentido de la vista. Esto último me pareció muy interesante: el museo ofrece recorridos táctiles y audio-guías para invidentes, a quienes se les permite la posibilidad de tocar algunas de las esculturas y que mediante el contacto físico, ellos puedan apreciar la forma, el tamaño, la rugosidad, etc. de las piezas.

Plaza Loreto, primera sede del museo Soumaya.

   El museo abrió sus puertas por primera vez en la sede de plaza Loreto, al sur de la ciudad, hace ya poco más de veinte años. En ese espacio se exhibieron por primera vez las piezas de esta colección, la cual fue creciendo y dando paso al proyecto de lo que ahora es el Museo Soumaya plaza Carso. Ambos museos permanecen abiertos dando la posibilidad de que más gente pueda conocer las obras de arte de la Fundación.

Sede Plaza Carso, edifico vanguardista

   Para terminar, me gustaría comentarles algo sobre el fastuoso edificio donde tiene sede el museo en Plaza Carso. Esta enorme construcción redibuja el nuevo skyline de la ciudad de México. Tiene un diseño vanguardista, muy original. Se trata de un impresionante edificio de 47 metros de altura, el cual trata de asemejarse a una gran ola que se eleva, ondulante, hacia el cielo. La estructura arquitectónica está cubierta por 16,000 espejos hexagonales de metal de distintos tamaños. Se dice que tiene un diseño vanguardista debido a su estructura asimétrica plateada brillante de formas suaves, con reminiscencias a la obra escultórica de Rodin. El inmueble está ubicado en el establecimiento comercial plaza Carso, el cual abarca una extensión de 13,900 metros cuadrados y que incluye zonas verdes, un teatro, una biblioteca, tiendas y oficinas. El domo del edificio permite la entrada de la luz natural, reduciendo así el gasto energético.

   Bueno queridos amigos, yo me despido de ustedes enviando un saludo muy afectuoso a todos los amantes del arte y los espero el próximo mes con otro aspecto interesante de nuestro México.

Artículos relacionados :