Francisco Ferrer Lerín presentó su libro “Familias como la mía”

Por Luisa Lane

   Francisco Ferrer Lerín presento su libro “Familias como la mía” el pasado miércoles 9 de febrero, a las 8 de la tarde, en Fnac Plaza España.

    El autor estuvo acompañado por Túa Blesa, Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Zaragoza, y Antón Castro, escritor y periodista.



    Ferrer Lerín (Barcelona, 1942) es uno de los poetas más originales de la segunda mitad del siglo XX. Su dilatado silencio a partir de 1971 –sólo roto en 1987 por la publicación de su tercer y último libro de poemas y en 2005 por la aparición de su novela Níquel– y su temprano apartamiento del mundo literario para dedicarse a una de sus principales obsesiones, la ornitología, y en particular la defensa de las grandes especies necrófagas peninsulares, acabaron por convertirlo en una rareza y en una leyenda. Su persona ha aparecido en la obra de Enrique Vila-Matas (Bartleby y compañía) y en la de Félix de Azúa (Diario de un hombre humillado).



   Es autor de los libros de poesía De las condiciones humanas (1964), La hora oval (1971) y Cónsul (1987), que agrupó en el volumen Ciudad propia (2006). Entre sus obras en prosa, destacan la novela Níquel (2005), el Bestiario (2007) y las bibliofilias y facsímiles que componen Papur (2008).



SINOPSIS

   Hijo de una importante familia burguesa en la Barcelona del tardofranquismo, Pablo Amatller abandona sus estudios de medicina el día que su padre deja el hogar, e intenta ganarse la vida con el dinero fácil de las timbas de póquer. En el servicio militar conoce a tipos decisivos: unos le iniciarán en la ornitología, otros acabarán captándolo para los servicios secretos, en un momento, las postrimerías del franquismo, en que se avecinan cambios profundos. A partir de entonces la vida de Pablo Amatller será todo menos aburrida. Tendrá que defender a sus compañeros naturalistas, empeñados en preservar las aves necrófagas, y a la vez colaborará con el ejército, o vivirá de cerca el atentado de Carrero Blanco. A través de sus diarios, donde además de sus peripecias, sabemos de sus lecturas o su escarceos sexuales, el Pablo Amatller jugador, agente secreto y defensor de las rapaces se revela también como un obsesionado por la literatura y las mujeres, un singular hombre de acción, más superviviente que heroico, y un cronista involuntario de las maniobras secretas y la miseria moral de esos años.

Artículos relacionados :