A partir del 1 de noviembre cambiará la moneda en Aragol


Por Roberto Martín Miravegas

 En el nº 30 del Pollo Urbano correspondiente al 7 de octubre del  año 2.001 Al Caponi desveló la intención del gobierno de Aragol de emitir moneda propia…

…con los nombres de Eurico y Centaurico.

   Y la genial cabecera de ese número fue realizada por el mismísimo José Manuel Broto

A partir del 1 de noviembre cabiará la moneda en Aragol
Desde el día 1-N cualquier transanción en la Comunidad debera respetar la normativa Uropea. 

Zarabola. Al Caponni.- El Fontanero Mayor del Gobierno de Aragol Kike Guillenni presentó en la tarde de ayer a los medios de comunicación social, industrial, empresarial, viajeros y de la ecología y el desarrollo, en la Sala de Prensa Mundial del Pignateyi las nuevas monedas con las que nuestra comunidad se apresta a recibir la llegada del Euro. Según sus palabras,“…en Aragol no podemos consentir que la moneda uropea repliegue a la nada nuestras señas de identidad, máxime en unos momentos de tanta intensidad nacionalista. Es por ello que los periodistas que ocupamos tareas de gobierno, hemos decidido -eso si, con la anuencia de nuestros superiores-, lanzar al mercado interno dos nuevas monedas uropeas: el urico y el centaurico que equivaldrán respectivamente a 1 uro y a 100 uros”.   

     Las monedas, que están realizada por la  FMTT (Fabrica de la Moneda y Timbre de Teruel, cerca de Dinópolis), están realizadas en mineral de hierro colado y teñido de cobre y con peso de 100 gramos, la de valor de 1 uro, y en mineral de hierro colado pintadas con purpurina las de 100 uros y con un peso de medio kilogramo cada una. Al respecto del peso de las monedas, el genio de la estrategia política del PAR afirmó:“…Está claro que 100 uros, es decir, un centauro, tiene que pesar más que un uro”. Preguntado acerca de las efigies que figuran en los anversos de ambas monedas, el preclaro aspirante a estadista del nacionalismo regionalista fue contundente:“¡Hombre, está claro! Si un centauro son 100 uros, ¿quien tiene que estar representado? Pues evidentemente, mi jefe, el teorico Vicepresidente, Sr. Bibielli. Estarán ustedes todos conmigo de acuerdo en que Bibielli vale más de cien Marcellinos, y máxime en las actuales circunstancias políticas, jajajaja”.   

     Poco después de la presentación, se sirvió un vino de honor encargado a una de las múltiples empresas que se las llevan crudas en este tipo de eventos y que nos regalaron a todos los asistentes una agenda electrónica “Walqua” de plástico, dos botellas de vino de Borja y una colección de dinosaurios de plata, gentileza de la firma “Dinópolis”. 

-Mr. Guillenni, ¿cómo ve el escenario autonómico a raíz de los próximos pactos con el PP?  

– ¡Hombre, Caponni, no soy yo quien te debería contestar a este asunto! Pero en fin……creo que es un escenario “impresionante”, así, con comillas. No las dejes de poner, ¿vale, chatico?, que tejuegas el puesto de trabajo en tu empresa….  

– Lo que usted diga, Principe de los Ingenios….Impresionante, por qué, Majestad?  

– Pues elemental. Porque después de 30 años en el machito -y pienso, sinceramente, que superaremos al General Franco  que creo recordar que estuvo 40-,  no podemos dejar Aragol a merced de una coalición radical…. El aragolés medio lo que quiere es estabilidad. Y un gobierno donde esté el PAR, es un gobierno que dá estabilidad….  
 
– ¿Lo dice usted por el ladrillo, Eminencia, o por los cimientos?  

– ¡Jajajajaja, que gracioso, Caponni? No harás carrera en tu oficio….Para ser un buen periodista hay que tener visión política…y, sobre todo, amigos que te saquel de la plumilla y el tintero, ¿lo has cogido, jajajajaja?  

– ¡Joé, Majestad, es usted un genio.¿Nunca ha pensado su Eminencia en escribir un libro?
  

– Pues si, Caponni, para que te voy a mentir…..Igual hago dos, porque ya sabes que a veces, todo no cabe en un tomo y es preferible hacerlo en dos. En uno pondré mis impresiones y en el otro las notas bibliográficas, jajajaja! ¿Que te parece, Caponni?  

– ¡Que es Su Majestad una Eminencia! ¡Que suerte tienen sus jefes con usted, Gran Maestro! ¿No le importa firmarme un autógrafo?  

– ¡Por supuesto que no, Caponni! Mira te doy un autógrafo y mil dólares….  

– ¡Gracias, Monseñor! ¡Creía que me iba a regalar 20 kilos de centauros!….Es que, no me he traido el motocarro, sabe usted….