Barrenovich expulsará a los troskistas de IU Aragol por hacer fotocopias sin permiso


Por Roberto Martín Miravegas

  En el nº 69 del Pollo Urbano, correspondiente a febrero de 2006 y con una inteligente cabecera de Ana Esteban y David Pérez, el gran periodista Bardolfo Barrenotti, entrevistaba  al gran timonel de la Izq¡uierda aragolesa  Adolf Barrenotti acerca de un asunto ladrillero que estaba comenzando a oler oler.

    En este número 69,  Ana Esteban y David  Pérez, nos realizaron esta inteligente cabecera:

Barrenovich expulsará a los troskistas de IU Aragol por hacer fotocopias sin permiso 

Por Bardolfo Barrenotti (*)

   La redacción de El Pollo Urbano ha tenido conocimiento de que el coordinador general de Izquierda Hundida hacia Dios y por Aragol (IHU-A), Adolf Barrenovich, quiere expulsar a la morralla trotskista que infecta su organización y que está a punto de hacerse con el control de la misma. Espoleados por este gran bombazo informativo, solicitamos una entrevista al Gran Timonel de la izquierda d’Aragol

A “muete” con los trotskistas y Fosforo Ferrero para el lider comunista                                     

Señor Barrenovich, ¿es cierto que va a expulsar usted a los trotskistas de IHU-A?

Adolf Barrenovich.- No me llames “señor”, coño, llámame “camarada”, que yo soy tan del pueblo llano como el camarada Evo Morales, vamos, que de hecho soy indígena de los monegros ¿no ves mi tez morena y mi chompa monegrina? “Camarada Barrenovich”, ¿a que suena bien? Por cierto, Bardolfo, ¿te has dado cuenta de que nos llamamos casi igual?, ¿qué coincidencia, no?

– Sí,… sí,… qué coincidencia,… pero ¿podría contestarme a la pregunta, por favor?

– Pues verás,… desde hace años llevamos soportando las impertinencias de los trotskistas en IHU-A, y ya hemos decidido que eso se ha acabado, que no podemos seguir así

– ¿Y cuál ha sido la gota que ha colmado el vaso, camarada?

– Eso es lo peor de todo. Esos perros trotskistas, agentes infiltrados del capitalismo sin duda, utilizaron hace un mes la fotocopiadora de la sede de IHU-A para reproducir sin permiso varias copias de un panfleto izquierdista y contrarrevolucionario que editan

– ¿Está usted diciéndome que va a expulsar a unos militantes de su organización por hacer fotocopias en la sede?

– ¡¡¡Te parece poco!!!, esa fotocopiadora es del pueblo, y está al servicio del pueblo, no de estos agentes fascistas encubiertos

– Y si expulsa a éstos por hacer fotocopias, ¿qué le va a hacer usted al camarada Ollokiki que sigue siendo militante y representante institucional de IHU-A mientras está imputado por un delito en el Juzgado nº 3 de Zarabola?

– El caso del camarada Ollokiki es distinto ¡La historia le juzgará y demostrará su inocencia! ¡¡¡Además, Ollokiki es de los míos, coño, que ya me estoy cansando de esta entrevista tan insolente!!! ¡¡¡A ver si voy a llamar a Lorientoff para que te dé dos hostias, hombre!!!

– Tran… tranquilo, ca… camarada, que las preguntas me las han preparado en El Pollo para ponerle a usted en un brete. Ya sabe que la redacción es un nido de fascistas…

– Tienes razón, Bardolfo,… a ver si volvemos a poner en marcha el “Voces de la Izquierda” y te contratamos, que tú no mereces estar entre tan mala gente…

– Gracias, camarada, y volviendo al tema de los trotskistas ¿dice que son muy peligrosos para la organización?

– ¡Mucho! Trabajan en silencio y ya están a punto de hacerse con el control de IHU-A

– ¿Pero cuántos son?

– En este momento, cinco

– Me voy a ahorrar la rima,… pero… sólo cinco no parece que supongan un gran peligro para IHU-A

– Es que nosotros somos seis: Alonsetti, Ballesttini, Ollokiki, la administrativa, el asistente y yo

– Bueno, bueno,… pues ánimo y mucha suerte para el futuro

– Gracias, ¿quieres un saco de condecoraciones revolucionarias para que las repartas entre tus compañeros de la redacción?

– No gracias, camarada Barrenovich, que eso está mal visto en El Pollo…

(*) Bardolfo Barrenotti, azote de la derecha conservadora y Premio Pulixer por su trabajo “Como se conquista el ladrillo desde la izquierda Revolucionaria