Sánchez entrevistó a Javier Lamban en marzo del 2000 


Por Roberto Martín Miravegas

    En el nº 13 del Pollo Urbano, aparecido el 16 de marzo del 2000 con una extraordinaria cabecera de Sergio Abraín, el director del Pollo, Sánchez,  entrevistó a Javier Lambán, entonces presidente de la DPZ.

La extraordinaria portada de Sergio Abraín

Sánchez entrevistó a Javier Lamban en marzo del 2000 

Por Javier Lambán,   
Presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza.  
  
D. Javier Lamban es el Presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza.

 Estos días nos hemos despertado viendo que podría ser posible una moción de censura en el Ayto. de Zaragoza fruto de un pacto de la oposición, que es la misma oposición que aquí en la D.P.Z. sin embargo constituye pacto electoral ¿Qué opinión le merece esta situación?

 -Lo que puedo decir es que ahora, al menos el PSOE, en sus órganos de decisión no ha analizado la situación ni ha tomado ninguna decisión al respecto. Lo que parece evidente es que en el Ayto. de Zaragoza hay en este momento una situación de crisis que requiere una solución por el bien de los zaragozanos, por el bien de Aragón, porque Zaragoza y el buen funcionamiento de la ciudad son fundamentales para Aragón y estoy seguro de que cuando los ánimos se calmen tras las elecciones, una u otra fórmula de gobierno se llevará en el Ayto.

¿Sería paradójico, no? Que perdiera el PP todas las instituciones…

 -Bueno no… Creo que en este momento es bastante aventurado y bastante precipitado pensar que la única solución al Ayto. de Zaragoza para ser gobernable sea una moción de censura, imagino que puede haber otras fórmulas pero en este momento ninguna fuerza política, o al menos la nuestra no lo ha hecho, ha valorado una posibilidad de esa índole.

 Vamos a las cosas de su casa que bastante tarea tiene usted ¿Cómo se gobierna con los demás…

 -Imagino que se refiere a cómo se gobierna en un tripartito compartiendo los procesos de toma de decisiones con otras fuerzas políticas. Pues evidentemente hablando mucho e invirtiendo mucho del tiempo de la gestión en dialogar y en buscar acuerdos y la verdad es que hasta ahora, frente a las dificultades que algunos le diagnosticaban a este tripartito que hemos hecho en esta casa, el resultado es bastante satisfactorio porque con bastante facilidad nos ponemos de acuerdo las tres fuerzas políticas que formamos el Gobierno y en muchas ocasiones incluso con el PP que aquí está en la oposición.

 Es diferente trabajar para los pueblos, ¿no?

 Claro… Es distinto… Porque en realidad nosotros no… Gestionamos o no actuamos de manera inmediata para los ciudadanos. Nosotros les ayudamos a los ayuntamientos, ayudamos a sus alcaldes a sacar adelante sus programas electorales. Ya he dicho alguna vez que el programa de la D.P.Z. es la suma de los programas de los ayuntamientos de la provincia y eso yo creo que es más fácil desde el punto de vista de gestión que la gestión directa que es la que tienen que hacer los alcaldes desde sus municipios que la que hacemos nosotros aquí, que consiste al fin y al cabo en ayudarles a ellos a que hagan las cosas bien. 

 Si yo no recuerdo mal, cuando empezó la Autonomía en el programa socialista se decía que una Autonomía tenía que tener unas instituciones, que por ejemplo las Diputaciones había que eliminarlas para que el peso efectivo estuviera en manos de la D.G.A. Ahora que es usted Presidente de una Diputación. ¿Esas tesis siguen siendo válidas?

 -Nosotros pensamos que las diputaciones son unas instituciones o unos instrumentos de actuación absolutamente imprescindible, lo que sí tenemos claro también es que es preciso modernizarlas radicalmente, adaptarlas a los nuevos tiempos, hacerlas convivir con una institución nueva como es la Comunidad Autónoma y hacerlas sobretodo ser útiles de cara a los ciudadanos de la provincia, hacerlas ser instituciones ecológicas y si se me permite la expresión, en cuanto garantes de que en el medio rural siga habiendo vida, siga habiendo gentes jóvenes, siga habiendo ilusión por vivir. Esa es nuestra función, que repito, tenemos que compartir con un escenario administrativo nuevo propiciado sobretodo por las Comunidades Autónomas, y a partir de este año mismo y en los próximos años habrá que contar mucho con la comarca con la que también tenemos que convivir.

 O sea, el plan de comarcalización va a ir para adelante.

 -Sin ninguna duda, estamos trabajando con el Gobierno de Aragón en este proyecto… Desde muchos puntos de vista se ha pensado siempre que las comarcas eran incompatibles con las provincias, que las futuras entidades comarcales serán incompatibles con las Diputaciones Provinciales, pero nosotros pensamos que no sólo son incompatibles sino que además son complementarios. Unas y otras bien definidos sus respectivos papeles, lo que pueden hacer es reforzar y optimizar sus respectivos recursos públicos que se ponen a disposición del medio rural para ese fin, ya lo decía hace un momento, para tratar de que los pueblos no desaparezcan, para tratar de que este territorio sea un territorio, como siempre hemos aspirado todos, equilibrado, ordenado y vivo.

Javier, no es el caso de su pueblo porque es un pueblo que está muy vivo, que es Ejea de los Caballeros, pero usted será sensible a que nos estamos quedando cuatro, que aquí no hay manera ¿Desde la Diputación se va a hacer algo en materia de sexo para animar a la gente… O en fin, qué hacemos?

 -Hemos leído en la prensa las propuestas que empiezan a lanzar o que… Empieza a adelantar el Gobierno de Aragón en materia de empezar a entender que aquí el fenómeno de la inmigración, no sólo no hay que verlo con restricciones o con temores sino que hay que verlo como una posibilidad real de que en nuestros territorios y nuestros pueblos siga habiendo gente. Nosotros no tenemos que esforzarnos mucho para justificar nuestra implicación en ese proceso de regeneración del territorio, porque en definitiva si alguna razón de ser tiene la Diputación Provincial es precisamente esa, intentar que la vida no desaparezca de los pueblos, tratar de que los pueblos están vivos, y para eso se actúa desde esta casa. Ese es el objetivo primordial de nuestra existencia.

 ¿Van a llevar chicas y chicos por pueblos o algo…?

– Bueno, eso hasta ahora no nos lo hemos planteado pero todo podría ser…

Era una broma. Díganos en que está ahora su cabeza al 100%, un proyecto que tenga repercusión para nuestros pueblos de Zaragoza.

 .Fundamentalmente en tratar de prestarles a los municipios más y mejores servicios de los que actualmente les prestamos; Mejorar el servicio de recaudación que para casi todos los pueblos de la provincia se hace desde la D.P.Z., mejorar el servicio de asesoramiento jurídico, técnico, administrativo utilizando las nuevas posibilidades que conceden las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. En eso, fundamentalmente en eso estamos trabajando, en convertir a esta institución en una institución que no sólo ayude a los ayuntamientos a llevar a cabo sus inversiones, sus dotaciones en infraestructuras y equipamientos sino que sea fundamentalmente una institución que preste servicios, cada vez más y de calidad. En eso estamos trabajando y en eso particularmente estoy trabajando yo.

 Una quiniela para las próximas elecciones.

 -Ganará el PSOE y será Presidente del Gobierno español, a partir del día 13 de marzo, Joaquín Almunia.

 Y en Aragón… ¿Siete diputados el PSOE?

– Me parece un pronóstico razonable. 
  
Y el candidato que tenemos por Zaragoza ¿Cómo lo ve usted?

– Creo que es desde el punto de vista de formación política, de formación intelectual, desde el punto de vista de capacidad parlamentaria es el mejor de los candidatos que concursan a estas elecciones y no lo digo por entusiasmo partidario sino porque a Alfredo Arola lo conozco desde hace muchos años, me precio de tener una buena relación de amistad con él, y sé que cuando empiece la campaña y se pongan de manifiesto las habilidades y capacidades de cada cual, Alfredo va a destacar en ese debate que sin lugar a dudas se tendrá que producir, ese debate político que al fin y al cabo es una campaña electoral.

Javier ¿Le gustan las jotas?

– Bueno, sí que me gustan las jotas. Como se podrá apreciar no tengo voz precisamente para demasiadas aventuras en ese terreno, pero sí que me gustan las jotas, como no.

 Pues nos vamos a despedir con una jota, y gracias por haber estado con nosotros. 

Y como nosotros somos así, para para todos los lectores polleros  les  ofrecemos una hermosísima jota guarra: “A las dos de la mañana”. ¡Que las disfruten!

Artículos relacionados :