Abortada la operación “Trufo Chinorris”


Por Roberto Martín Miravegas

    En el nº 113 del Pollo Urbano, correspondiente a Diciembre del 2010, el gran redactor Al Caponi, adivinó la operación que entre Joe Mur y Michael Ferreretti pretendían hacerle al entonces todopoderoso  Joe Ángelo Bielli, jefe del Partido Aragonés

    Este artículo apareció en el número 113 / Extra Navidad y Año Nuevo (Diciembre 2010 / Enero 2011)
en la sección de Noticias. La cabecera de ese Pollo fue relizada por la artista Serafina Balasch

 Abortada la operación “Trufo Chinorris”

Por Al Caponi

Teruel.- El jefe del Par, Joe Angello Bielli, ha sacado a pasear su mano izquierda abortando sin titubear y sin alharacas la operación “Trufo Chinorris” que supuestamente encabezaba el díscolo Michael Ferreretti desde la alcaldía de Teruel. Corriendo tiempos de elaborar listas y siendo voluntad de los actuales dirigentes del partido descabalgar a todos aquellos que no aporten “chicha” al partido, Ferreretti se vió entre la espada de no repetir y la pared de su manager, el todavía senador Muretti. 

-Majestad….¿cómo le ha podido pasar este amotinamiento casero a un profesional de su talla?

-Me ha pasado por tonto, Caponni, simplemente por eso…Sabes que uno de los principios elementales en política es no dejar zombis en el camino…Y yo tenía que haber cortado hace tiempo (y tuve acasiones preciosas y amparadas en prensa nacional) un par de cabezas y nada de esto hubiera ocurrido….De todas formas, creo que lo he resuelto bastante bien, ¿no te parece?

-Magistral, Eminencia…Una cosa no quita la otra…¿Me puedo tomar un güisquicito?…Parece que hace frío….

-¡Naturalmente, Caponni! Hablando de frío, los que lo lo van a tener ¡y a modo! son los de la banda del moco de Ferreretti….

-Tal vez se pongan de electricistas para cambiar las bombillas de la Plaza del Torico (parece que ahí hay mucho tajo) o tal vez los coloque Muretti Chinorris….

-¡Jajajaja! Si, es bastante probable….De todas formas, Caponni, espero -tras las elecciones próximas- poner en marcha un severísimo plan para reestructurar el partido y acometer el futuro sin sobresaltos de esta índole….

-Puede Su Eminencia adelantarme algo….

-¡Naturalmente, Caponni!….pero -como siempre- off the record…..

-¡Por supuesto, majestad! ¡Soy una tumba!….

-Estoy pensando seriamente en profesionalizar el partido hasta límites insospechados. Creo que podíamos crear un sistema único de funcionamiento que sería novedoso y ciertamente eficaz, propio del siglo XXI….Se trataría de preparar cuadros……

-¿Lo cualo, Eminencia?

-Sí, sí, cuadros, que respondieran al partido tal que si fueran “comerciales” en lugar de una “empresa” equis, de nuestro partido, de nuestra ideología, de nuestra manera de ver y estar en Aragol….

-Eso, Majestad, sería una bomba….Deduzco, por tanto, que los cargos se elegirían en función de la capacidad captadora de votos de los “cuadros”….

-¡Además! Es decir, no solo por su valía profesional para desempeñar el cargo sino que el fortalecimiento del partido con sus “aportaciones de militancia” sería un plus decisivo ¿Para que queremos un partido de listos aferrados a sillas y sillones? ¿Por qué tenemos que estar en el filo de la navaja cada vez que hay una convocatoria electoral si el PAR va a estar siempre en el Gobierno? Nuestro objetivo de paz y tranquilidad sería, por ejemplo, aspirar a cuatro concejales en el Atyuntamiento de Zarabola ¿Me comprendes, Caponni?

-Ya lo creo, Majestad, de sobras….¿Y se va a atrever Su Eminencia a dar el paso?

-¡Hombreeeeee, ya lo creo! A mi no me vuelven a hacer una melonada como la del chinorri Ferreretti ¡Faltaría más!

-¡Ahí tus huevos, campeón! ¡Chaval, dame la botella que la llevo a casa pa escribir a gusto!

-¿No quieres llevarte unas trufas, Caponni? ¿Son de Sarrión?

-Hombre, Majestad, a mi la trufa raspada sobre unos huevos fritos escalfados en el acaite de unas gambas al ajillo, me vuelven loco….

-Toma, cógete 80 o 90 kilos….

-¿No será mucho, Eminencia?

-¡Bah! No te preocupes, se las he quitado al chinorri Ferreretti…

-Hombre siendo así, me las llevo. ¡Gracias Majestad! ¡Joer, 90 kilos de trufa, quió! ¡Soy rico! ¡Soy rico!