Catalatti “Il ignorantti” quiere extrangular los bolsillos de los zarabolianos


Por Roberto Martín Miravegas

    En la sección de Noticias del Pollo Urbano nº 66 Extra del Pilar del año 2005, Al Caponi realizó una entrevista a Pako Catalatti, a la sazón teniente de alcalde de Economía del Ayto. de Zaragoza y que casi  llegó a colapsar las arcas municipales.
    La portada de este número estuvo realizada por el amigo y arquitecto Fernando Bayo:

Catalatti “Il ignorantti” quiere extrangular los bolsillos de los zarabolianos

Por Al Caponni

Zarabola.- Después de su llegada a dedo al Consistorio zaraboliano, los ciudadanos ya han podido descubrir cuál era su misión: ser el tapado de Gimenotti en la operación AIC (Asfixia Impositiva al Ciudadano). Catalatti, conocido popularmente como “il ignorantti” por sus nulos conocimientos en materia económica, acepto el encargo de su jefe de filas pensando que se le llamaba para proyectarlo como número dos de Beloki y no para ser la “cajica de las hostias” del Ayuntamiento

-¿Es verdad que usted vino al Ayuntamiento engañado?
– Efectivamente, señor Caponni. A mi se me dijo que la concejala titular no sabía de números, que Beloki necesitaba un número dos y que habían pensado en mi por mi gran trayectoria política en las Cortes de Aragol….
-Pero en las Cortes a usted y a otros se les conocia como el “Club de los muditos”…
-Bueno, eso era pura apariencia…Es cierto que yo no salía a la tribuna pero estaba dedicado a la fontanería de precisión….
-¿Puede decirme, Catalatti, alguna misión en la que usted haya participado?…
-Las misiones, como usted bien sabe, señor Caponni, son secretas….Tenemos un código ético muy estricto….
-¿Tanto como que no le impida pasarse a las filas de Carlo di Pereira?
-¡Bueno!…Esto…¡Ejem!… Pues miré usted, Caponni, me lo estoy pensando porque Gimenotti me ha traicionado…¡Me ha puesto a los pies de los caballos! ¡Me está enfrentando a todos los zarabolianos haciéndome subir y subir los impuestos mientras él, que es el verdadero diseñador del plan, se queda en la sombra con su cara sonriente….! ¡Me cagüen la puta, estoy harto!
-Estas desorbitantes subidas de impuestos, ¿son pues idea de Gimenotti?
-¡Pues claro, coño! ¡Necesitan dinero para la Expo y yo tengo que extrangular los bolsillos de los ciudadanos! ¡Que dé la cara él, redios!
-¿Quienes necesitan dinero, señor Catalatti?
– ¡Beloki y el Mosca Muerta! ¡Cagüen la leche! ¡Soy más tonto que las piedras!
– ¿Dice Su Excelencia “el Mosca Muerta”?
– ¡Si, joder, el Gasparinni de los güevos! ¡Otro que tal! ¡Ahí se queda en la sombra, mucho nacionalismo y mucha poyada pero a por la pasta! ¡Y yo a poner la jeta! ¡Estoy harto!
-¿Es verdad que se meten en el consistorio menús de a 70 euros?
-¡Jajajajaja! ¡No me hagas reir Caponni! ¡Esos son los de los bedeles! ¡Se meten menús de a 140 euros y se quedan tan anchos! ¡Y luego yo a poner el agua de los obreros a precios de cubata! ¡Cagüen mi vida! ¡Que vergüenza!
-¿Y por qué no se va, señor Catalatti?
-¡Antes muerta que sencilla! ¡Primero los he de joder vivos, copón!
-¿Y cómo Excelencia?
-¡Mecagüen Bablo Iglesias! ¡Pasándome al carlismo! ¡Se van a enterar estos amateres!
-¡Jodo petaca!
-¡Lo que oyes Caponni! ¡Ese Gimenotti de los güevos se va a enterar quien es Pakitto Catalatti! 
-¿Y nos bajará el agua a los obreros?
– Bueno, esto…¡ejem!…La redistribución de la riqueza no es mi película. Mi película es mi futuro político….¿No se si me comprende señor Caponni?
-¡Hombreeeee, clarooooo! Por cierto, mister, no tendrá algunos vales de esos de menús de a 140 euros….
-Pues mira, precisamente por aquí llevo veinte o treinta…¡Tómalos! ¡Ah! ¡Y no digas quien te los ha dado!
-¡Soy una tumba, maestro!