The Wall Street Journal y los catalanes

141omnibusWALLP
Por Conchita Perpetua

    Acabo de recibir el siguiente escrito de un buen amigo, y que creo, manifiesta el sentir de la mayoría de los españoles.

    Aunque el tema catalán ya aburre a las ovejas. En Estados Unidos, recientemente, se ha escrito sobre nosotros (Los españoles).

    El artículo del “The Wall Street Journal”. Efectivamente es positivo que en tan prestigioso medio, se vean las cosas con un poco de imparcialidad y de realidad (quizás se caigan del guindo en la comunidad internacional), aunque sea de la mano de un articulista de nombre español, al que no tengo el gusto de conocer, pero que deja claras varias cuestiones palmarias como la utilización de la TV3, oficial del gobierno regional, la utilización de niños para hacer propaganda independentista, las mentiras sobre la lengua catalana, el mal uso o despilfarro del dinero para fines espurios, etc.

    Sin embargo, lo que realmente me preocupa a mí y creo debería preocupar a los españoles de bien es que se den cuenta en España, especialmente sus Gobernantes, de que no se puede ocultar la verdad ni dar la espalda a un problema tremendo y gravísimo al que los indignos gobiernos que nos hemos disfrutado en nuestra Patria, sea del signo que sean, no han respondido con la diligencia, seriedad y eficacia exigible a estos felones que nos gobiernan y, entre otras acciones internas urgentes, actúen con premura y con todos los medios a su alcance para parar la traidora actuación de los separatistas en el exterior.

   Los sucesivos gobiernos españoles de la democracia, son los culpables MAXIMOS, de que el nacionalismo separatista haya llegado a su actual osadía de desafío, ya que con totales faltas de patriotismo y visión de futuro, fortalecieron durante décadas a los nacionalistas, con cesiones de competencias de vital importancia para la cohesión del Estado. A cambio de apoyos puntuales de estos nacionalistas, para obtener mayorías de gobierno y alcanzar el poder a costa de lo que sea, para luego, como bien se ha visto, usar ese poder para beneficiar a sus amigos y afines en la toma de mas poder, de todo el poder, económico, judicial, civil… para enriquecerse obscenamente e impunemente, arruinando a España y a los españoles, lo cual les importa un comino. Esto es más que evidente.

    En la actual situación, el Gobierno y su partido, el PP, están actuando con un exceso de prudencia, que se podría decir pusilánime. Están como desconcertados, pasmados, sorprendidos … por los pasos que el nacionalismo separatista va dando.

    En ningún momento, el gobierno, ha tomado la iniciativa, marchando siempre varios pasos detrás, de la que sí han tomado los nacionalistas. Las declaraciones de algunos ministros y altos cargos del PP son patéticas. “si Cataluña se independiza, quedara fuera del euro” dando por hecho la posibilidad de que esa independencia sea probable y sin otro argumento mas firme que el posible daño económico. ¡Menuda tropa de patriotas y estrategas de papel cartón!

    Todo esto acarreará gravísimas consecuencias, ya que aunque los nacionalistas, secesionistas, golpistas, no consigan por el momento sus objetivos máximos, probablemente obtengan nuevas e importantes concesiones que exhibir como trofeos de batalla y, lo que es peor, habrán creado una fractura social en Cataluña, como nunca antes había existido.

    Dos comunidades: Independentistas y Españolistas, enfrentadas ya irremediablemente para siempre. Sintiéndose más fuertes y próximos a la victoria completa, los grupos más radicales independentistas, evolucionaran muy probablemente hacia acciones de violencia sobre los españolistas (estilo vasco), y cualquier día en cualquier ocasión, saltará la chispa del primer atentado con derramamiento de sangre y muerte, estableciéndose un escenario de acción- reacción de estilo serbio-bosnio yugoeslavo  ¿exagero? no lo creo, pero eso es lo que diría cualquier imbecil políticamente correcto, cobarde y desconocedor de la evolución que todo esto ha tenido y de la situación a la que hemos llegado.

    En una Democracia, aparente y virtual, como la que vivimos en España, en la que no hay separación de poderes, la cupulocracia de los partidos, decide quiénes serán los representantes en Cortes, Justicia, Gobierno y organizaciones civiles de todo clase, como Colegios Profesionales, etc. Una democracia en la que sus clases dirigentes, políticos, sindicatos … han participado por activa y por pasiva en los mayores escándalos de saqueo, corrupción y desmantelamiento económico político, social y territorial nacional, de la historia de España. ¿Quién puede poner fin a esta situación? ¿Los que la han creado y se benefician de ella? ¿La corona también desacreditada por comportamientos poco ejemplares? ¿Unas fuerzas armadas, conscientes de que su posible sacrificio se volvería contra ellas y sería inútil?

    España navega sin remedio a la deriva, ha olvidado su pasado, no quiere ni ver ni entender su presente y no piensa en su futuro ¿hay solución? Yo creo que por el momento no, luego si.

    Las cosas se han de poner mucho peor, pero muchísimo peor más, para que pueda surgir un movimiento patriota de base popular, fuerte y decidido que imponga la regeneración  por los medios que sean precisos, incluso la violencia y si no lo logra ¡Adios España!

Artículos relacionados :